11 obras de teatro que impactaron al mundo y debes conocer


Catalina Arancibia Durán
Catalina Arancibia Durán
Máster en Literatura Española e Hispanoamericana
Publicado en

El teatro es una de las expresiones artísticas más antiguas de la humanidad. A través de las obras se busca comunicar, educar y entretener.

Sus orígenes se pueden rastrear en Grecia, donde cumplía una función religiosa, pues se interpretaban textos y cantos dedicados a los dioses. Con el tiempo, estas manifestaciones se transformaron hasta llegar a la perfección de la tragedia griega que se convirtió en la base del teatro actual.

Las representaciones teatrales fusionan dos tipos de arte. Por un lado, es muy relevante lo literario, el guion que compone la trama, y por otro, lo escénico, en donde se le da vida al texto. Así, se trata de una narración que sólo cobra sentido al verse sobre las tablas.

En el siguiente listado se pueden encontrar obras que han marcado la historia de la humanidad. Son historias que han calado profundo en el imaginario colectivo y que se mantienen vigentes hasta hoy.

1. Edipo Rey de Sófocles

Esta obra es una de las más famosas de la literatura, pues su historia ha calado profundo en la civilización occidental.

Su autor, Sófocles (496 - 405 a. C.), fue uno de los dramaturgos más importantes de Grecia y creó otras obras icónicas como Antígona y Electra. Sin embargo, es Edipo Rey la que se instala como paradigma dentro de la tragedia griega, debido a su perfección formal y a la intensidad de su mensaje.

La trama se centra en Edipo, el rey de Tebas, quien debe hacer frente a una peste que está destruyendo su ciudad. Por ello, decide consultar con el oráculo. El motivo es que el asesino de Layo, el antiguo rey, sigue sin castigo.

La búsqueda de la verdad lo llevará a descubrir terribles hechos que involucran a su familia. Así, se entera de que es el asesino de su padre y que su esposa es realmente su madre.

Este argumento inspiró a Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, para postular el "Complejo de Edipo", el deseo inconsciente del niño hacia su progenitor.

Descubre todo sobre Edipo Rey de Sófocles: resumen, análisis y personajes de la obra y sobre su autor Sófocles

2. Medea de Eurípides

Dentro de la tragedia griega, Medea destaca por contener un mensaje que sigue vigente hasta hoy. Su protagonista ha sido tildada de bruja, bárbara y loca, pero su historia sirvió para ilustrar la situación precaria en la que se encontraba la mujer.

Por amor a Jasón, Medea realizó todos los sacrificios posibles. Con sus pócimas lo ayudó a derrotar al dragón y conseguir el bellocino de oro. Luego, abandonó su patria y renunció a su familia para poder convertirse en su esposa.

Una vez en Grecia, siguió ayudando a su marido a conseguir todo lo que deseaba, mientras soportaba el desprecio de los demás por ser extranjera. Aun así, no le importaba, le bastaba con tener a Jasón. No obstante, él decidió repudiarla y pedir la mano de la hija de Creonte, rey de Corinto. Allí es cuando se desató su ira y realizó lo impensable: le dio muerte a sus hijos en venganza.

En 431 a.C. Eurípides estrenó su obra y cambió la visión del mito de Medea como una simple asesina. Su protagonista es un personaje complejo, atormentado y que refleja la misoginia del periodo. La joven asusta por la independencia y fuerza que demuestra, así como por su capacidad de enfrentarse a lo establecido.

3. Hamlet de William Shakespeare

William Shakespeare (Inglaterra, 1564 - 1616) es uno de los dramaturgos más famosos en la historia de la literatura y Hamlet es su obra más destacada.

La historia gira en torno a la venganza. Luego de recibir una visita del fantasma de su padre, el príncipe Hamlet debe encargarse de vengar su muerte. Para ello tendrá que enfrentarse a su tío Claudio que lo asesinó para quedarse con el trono de Dinamarca.

Hamlet es un personaje filosófico, que se cuestiona constantemente sus acciones. Su famosa frase "Ser o no ser, esa es la cuestión" ha pasado a formar parte del imaginario colectivo, pues representa de manera perfecta el dilema del ser humano frente a una decisión trascendental.

Otro aspecto interesante es "la obra dentro de la obra". El protagonista decide interpelar a su tío mediante una obra teatral, haciendo un juego de espejos que será vital para la literatura moderna.

Como dato curioso, una de las cintas infantiles más famosas de Disney, El rey León, basa su argumento en esta trama.

Revisa aquí más sobre Hamlet: resumen por actos, personajes y análisis de la obra y sobre Ser o no ser, esa es la cuestión

4. La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca

La vida es sueño (1635) es una de las obras más representativas del Siglo de Oro Español. Su autor, Calderón de la Barca (1600 - 1681) se enfoca en el conflicto entre libertad y predestinación.

Su protagonista, Segismundo, es un príncipe que vive en prisión, luego de que un presagio le asegurara a su padre que lo llevaría a la ruina.

Esta condición lo ha convertido en un sujeto reflexivo que está constantemente cuestionando el sentido de la existencia. Cuando accede brevemente a la libertad por primera vez en su vida, no sabe hacer las cosas bien y vuelve a ser encarcelado.

Es allí donde pronuncia su famoso monólogo que finaliza con estos bellos versos:

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Explora más sobre La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca (resumen y análisis)

5. El médico a palos de Molière

Molière (Francia, 1622 - 1673) es uno de los dramaturgos más famosos de la historia. Se caracterizó por la creación de comedias y farsas, llegando a ser el favorito del rey Luis XIV.

El médico a palos (1666) fue uno de sus grandes éxitos. Es una obra en la que predominan los recursos cómicos, los enredos y la ironía.

Una mujer, cansada de su marido, inventa una historia que lo lleva a hacerse pasar por médico y a intervenir en la relación de una pareja. Bartolo, un simple leñador, debe hacer frente a las circunstancias improbables del destino.

A pesar de que parece ser una historia en la que predomina la diversión, se encuentran presentes temas como la predominancia de las apariencias y la falsedad de la sociedad del periodo.

6. El sí de las niñas de Leandro Fernández de Moratín

Esta comedia española estrenada en 1806 fue escrita por el dramaturgo y poeta Leandro Fernández de Moratín (1760 - 1828) y llegó a ser prohibida por la Inquisición debido a su contenido.

La obra funciona como una dura crítica social, ya que la trama gira en torno a los matrimonios arreglados por conveniencia. Así, la protagonista es doña Francisca, una joven de 16 años que fue prometida por su madre a don Diego, un hombre que cuenta con 59.

Sin embargo, la muchacha está enamorada de don Carlos, sobrino de su novio y hará todo lo posible para poder estar con quien ella realmente desea.

Escrita en verso, la historia tiene un carácter didáctico, pues entrega un mensaje en que se defiende la razón y la libertad de la mujer.

7. Casa de muñecas de Henrik Ibsen

Casa de muñecas (1879) es considerada una de las primeras obras de teatro de carácter feminista, pues tiene una protagonista que es capaz de entender su valor como persona antes que como madre y esposa.

Cuando Henrik Ibsen la estrenó en el Teatro Real de Copenhague en Dinamaraca causó mucha controversia. La historia cuestionaba las dinámicas dentro de un matrimonio, así como el lugar que ocupaba la mujer en la sociedad del periodo.

La trama se centra en Nora, casada hace varios años con Torvaldo con quien tiene tres hijos. Su vida gira en torno a su familia, pero cuando la reputación de su marido se ve amenazada, decide intervenir.

Sin embargo, este hecho sólo hará que descubra las grietas en su relación. Torvaldo sólo es capaz de verla como una muñeca que debe obrar a su antojo. En ese momento, decide que quiere hacer algo de sí misma.

8. La gaviota de Antón Chéjov

Aunque el estreno de La gaviota en 1896 resultó ser un desastre, dos años después fue la obra que inauguró el Teatro de Arte de Moscú con muchísimo éxito. Incluso, los fundadores decidieron adoptar la gaviota como emblema.

Con este impulso, el escritor Antón Chéjov (Rusia, 1860 - 1904) se convirtió en el gran renovador del teatro moderno, junto a Konstantín Stanislavski, quien con su método redefinió la actuación. La colaboración entre estos dos artistas resultó crucial para la dramaturgia actual.

Antes de Chéjov, las obras solían caer en el melodrama, con personajes heroicos, de gestos exagerados y con diálogos grandilocuentes. El autor deseaba revelar la vida de la gente común y que la representación se enfocara en la interioridad de los personajes más que en la trama.

Gracias a su influencia, se normalizó la idea de retratar la realidad, con silencios y movimientos cotidianos. De hecho, declaró:

En una obra de teatro debe mostrarse a la gente en sus idas y venidas, cenando, hablando de la temperatura o jugando a la baraja, no por un propósito deliberado del autor, sino porque esto es lo que sucede en la vida diaria. La vida debe mostrarse en el escenario como es realmente, y los personajes no deben ser artificiales sino de carne y hueso.

De esta manera, La gaviota es un drama de ritmo pausado en la que predomina el desarrollo de los personajes y la reflexión sobre el arte.

9. Seis personajes en busca de autor de Luigi Pirandello

Estrenada en 1921, Seis personajes en busca de autor rompió las parámetros de lo que se esperaba en el teatro. Esta obra presenta un ensayo teatral en el que irrumpen seis personajes que afirman ser creaciones inacabadas. Por ello, buscan desesperadamente un autor que pueda darles vida.

Así, el Padre, la Madre, el Hijo, el Chico, el Niño y la Hijastra son fruto de un escritor que perdió el interés en ellos. Sin embargo, necesitan poder darle un desenlace a su historia, por lo que le piden realizar una colaboración al director del ensayo que interrumpieron.

De este modo, comienzan a representar su drama y surge una reflexión en torno a la capacidad de los actores de dar vida a sus personajes.

Esta trama permitió que Pirandello (Italia, 1867 - 1936) escenificara sus ideas con respecto al arte como creador de realidad. Aunque muchas veces a los personajes se los considera como marionetas para contar una historia y como propiedad de su creador, aquí recobran su autonomía.

Con esto, el público es capaz de comprender el carácter ficticio de lo que observa y tomar una postura más crítica hacia la representación.

10. La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca

Este drama es uno de los textos más famosos de Federico García Lorca y se ha convertido en un clásico alrededor de todo el mundo. Aunque fue escrita en 1936, no llegó a estrenarse hasta 1945 en Buenos Aires, Argentina.

La obra es un reflejo de la sociedad tradicional española y funciona como una denuncia al rol que ocupa la mujer y al fanatismo religioso.

La historia se centra en Bernarda Alba, la matriarca de su hogar y sus cinco hijas: Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela. A través de estos personajes, Lorca presenta temas como la importancia que tenían las apariencias y el dinero, las dinámicas de poder y la opresión de los más débiles.

Aprende más sobre Federico García Lorca: un breve recorrido por su obra y disfruta los Poemas esenciales de Federico García Lorca

11. Esperando a Godot de Samuel Beckett

Esperando a Godot (1952) es una de las obras más famosas del teatro del absurdo, estilo que prosperó a partir de los años 40 con un fuerte tono existencialista y de crítica social.

La trama se caracteriza por ser repetitiva y está centrada en dos hombres que esperan a un tercero que nunca llega. La interacción entre los personajes carece de sentido, por lo que refleja el tedio y la falta de significado que siente el ser humano. Esto funciona como reflejo de aquellos años en que tras los desastres de las guerras mundiales y diversos otros conflictos, existía un ambiente generalizado de desesperanza.

La sensación que predomina al observar esta obra es la carencia y la desolación. Los espectadores nunca llegan a saber quién es Godot ni por qué lo esperan, demostrando la futilidad de las circunstancias que rodean al individuo moderno.

Ver también:

Catalina Arancibia Durán
Catalina Arancibia Durán
Máster en Literatura Española e Hispanoamericana. Diplomada en Teoría y Crítica de Cine. Profesora de talleres literarios y correctora de estilo.