El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde


Andrea Imaginario
Revisión técnica por Andrea Imaginario
Especialista en Artes, Literatura Comparada e Historia

El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde (título original en inglés: The Picture of Dorian Gray) fue publicada en 1890 y es la única novela escrita por el autor.

Es una novela filosófica que retrata la obsesión sobre el poder de la juventud y la belleza, y la idea de que estas nos eximen de las responsabilidades que tenemos sobre nuestros actos, lo cual lleva al protagonista, Dorian Gray, a perder paulatinamente la conciencia crítica de sus actos y decisiones. Es, al mismo tiempo, una reflexión sobre la naturaleza del arte y la belleza.

En El retrato de Dorian Gray, su autor, Oscar Wilde (1854-1900), dramaturgo, poeta, ensayista y novelista irlandés, también aprovecha de criticar la superficialidad y el modo de vida de la época victoriana.

Resumen y análisis de El retrato de Dorian Gray

Oscar Wilde
Izquierda: Primera edición de El retrato de Dorian Gray en inglés. Derecha: Oscar Wilde.

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, cuenta la historia de personajes de la alta sociedad pertenecientes a la época victoriana en Londres, Inglaterra. En este contexto, el protagonista, Dorian Gray, pierde su ingenuidad y gana conciencia sobre su belleza ligada a la juventud, debido a los otros dos personajes principales: Lord Henry Wotton, que induce a Dorian a través de sus conversaciones filosóficas sobre el hedonismo y la brevedad de la juventud, y Basil Hallway, pintor que retrata a Dorian Gray e imprime en este su obsesión y adoración por la belleza del joven.

Dorian Gray se queda pensando en las alabanzas de lord Henry hacia la juventud mientras el pintor Basil Hallway le muestra su retrato terminado y perfecto. Dorian Gray, furioso porque el cuadro se burlaría algún día de su juventud, manifiesta, sin advertir las consecuencias, la sentencia que haría que el retrato capturase su alma para que él se quedase con la eterna juventud y belleza.

¡Qué triste resulta! ―murmuró Dorian Gray, los ojos todavía fijos en el retrato―. Me haré viejo, horrible, espantoso. Pero este cuadro siempre será joven. Nunca dejará atrás este día de junio… ¡Si fuese al revés! ¡Si yo me conservase siempre joven y el retrato envejeciera! Daría…, ¡daría cualquier cosa por eso! ¡Daría el alma!

Pasarán algunos años antes de que Dorian Gray entre a un teatro de segunda categoría y se enamore de la joven y bella actriz llamada Sibyl Vane. Desde que Dorian Gray la conoce, asiste todas las noches al teatro para verla actuar en diferentes obras, todas ellas de Shakespeare. Pasados unos días, Dorian decide invitar a sus amigos, el pintor Basil Hallway y a lord Henry al teatro para que conozcan a la chica que le había robado el corazón.

La noche en que Dorian, acompañado por el pintor Basil y lord Henry, asisten al teatro, Sibyl actúa pésimamente, como una Julieta principiante, haciendo que la mitad del público, incluyendo a los invitados de Dorian, se retiren antes de terminar la obra.

Dorian Gray visita a Sibyl Vane entre bastidores al terminar la obra, y argumenta que no debería haber actuado si se encontraba enferma. Sibyl, por el contrario, responde que ahora que conoce el verdadero amor del príncipe azul, como llamaba a Dorian, no conseguía representar más el amor mediante personajes falsos que además eran personificados por malos actores.

Dorian, furioso, le dice que con esa mala actuación había matado su amor e inspiración por ella, termina la relación abruptamente y deja a Sibyl llorando en el suelo.

Ya en su casa, Dorian se detiene a observar con atención el retrato que su amigo y pintor Basil Hallway había hecho de él. Basil Hallway se lo había mandado ya que no era capaz de exponerlo al haber vertido demasiado de su alma en el cuadro y, por lo tanto, decidió que sería desde entonces propiedad del modelo, Dorian.

Al observar el lienzo, Dorian nota un pequeño cambio casi imperceptible en el canto de la boca: parecían las marcas de una sonrisa cruel. Es la primera vez que sospecha que el hechizo que había lanzado hace unos años atrás al cuadro podría haberse convertido en realidad. Con miedo de las consecuencias, Dorian esconde el cuadro detrás de un biombo.

Al despertar al día siguiente, Dorian recuerda lo sucedido con Sibyl y lo lamenta. Decide ir a hablar con ella nuevamente, disculparse y cumplir su promesa de casamiento. Luego de unas horas, lord Henry viene a visitarlo y le comenta que Sibyl ha muerto. Al parecer, Sibyl había salido del teatro con su madre cuando, a medio camino, le dijo que había olvidado algo en el teatro y, al entrar, no volvió a salir. Había bebido un vaso con materiales tóxicos y muerto envenenada.

Para consolar a Dorian sobre la muerte de Sibyl, lord Henry le presta un libro sobre los pecados del mundo en diferentes épocas de la humanidad. El protagonista era un “parisino con temperamento romántico y científico extrañamente combinados”, y “contenía la historia de su vida, escrita antes de que él la hubiera vivido.”

Hasta los 38 años, Dorian había logrado mantener su inmaculada belleza y juventud con la cual provocaba a los otros a disfrutar del placer sin consecuencias, arrastrando a cada uno de ellos hacia su ruina final.

“A Dorian Gray lo había envenenado un libro. En determinados momentos veía el mal únicamente como un medio que le permitía poner por obra su concepción de lo bello”.

Dorian, al contrario del protagonista del libro que sería su manual todos esos años, “nunca padeció el terror (...), ocasionado por la repentina desaparición de la belleza”, por lo tanto, nunca sufrió sus consecuencias. Los estragos físicos de su estilo de vida eran absorbidos por su retrato, que había sido guardado en una sala abandonada en el sótano de la que solo él tenía llave. Dorian dejó de observar el cuadro por lo feo que se había puesto con los años.

Con el tiempo, Dorian ganó una terrible reputación. Una noche, el pintor Basil Hallway, luego de varios años sin verlo, recrimina a Dorian sobre lo que la gente decía sobre él. Dorian le dice finalmente que es su culpa y lo lleva a ver el cuadro que había pintado. Basil se horroriza cuando ve el cuadro y arrastra a Dorian hacia un escritorio para que rezase por su absolución. Dorian siente que el cuadro le transmite un impulso irresistible de asesinar al creador del lienzo. Y lo hace apuñalándolo varias veces mientras Basil aún rezaba con la cabeza baja.

Luego de varios meses, Dorian se había desecho de todas las pruebas que lo incriminaban, pero aún así su conciencia no estaba tranquila:

"De la misma manera que había matado al pintor, mataría su obra y todo lo que significaba. Mataría el pasado y, cuando estuviera muerto, él recobraría la libertad. Acabaría con aquella monstruosa vida del alma y, sin sus odiosas advertencias, recobraría la paz. Empuñó el arma y con ella apuñaló el retrato".

Personajes de El retrato de Dorian Gray

Los personajes principales de El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde son tres: Dorian Gray, el protagonista del libro y el retratado; Basil Hallward, el pintor del retrato, y lord Henry Wotton, la “mala influencia” de Dorian.

A continuación, una breve descripción de los personajes:

  • Basil Hallward: pintor humilde y religioso de la clase media alta de la época victoriana. Amigo de Dorian y autor de su retrato.
  • Lord Henry Wotton: llamado por Dorian "el príncipe de la paradoja". Es un aristócrata y un hedonista por excelencia. Lord Henry es que le presta el libro sobre los pecados del mundo que llevaría a Dorian Gray a repetir los mismos pasos.
  • Dorian Gray: es el nieto del último lord Kelso. Su madre era lady Margaret Devereux, de quién heredó su belleza. El apodo “Príncipe azul”, dado por la actriz y su entonces prometida Sibyl Vane antes de morir, sería el que delataría su identidad y haría que James Vane lo persiguiera en busca de venganza.
  • Lady Brandon: señora que introduce Basil Hallway y Dorian Gray por primera vez.
  • Sibyl Vane: actriz de 17 años y primera víctima de Dorian.
  • Señora Vane: madre de Sibyl y James Vane.
  • James Vane: marinero, hermano de Sibyl Vane. Muere de un disparo por sir Geoffrey Clouston en un evento de caza al tratar de esconderse entre los arbustos para matar a Dorian y vengar el nombre de su hermana.
  • Víctor: es el mayordomo o ayuda de cámara de Dorian durante los primeros años.
  • Alan Campbell: científico y ex-amigo de Dorian. Fue quien ayudó a Dorian a deshacerse del cuerpo de Basil Hallway. Se suicida días después.
  • Lady Agatha: anfitriona de un encuentro entre lord Henry y Dorian en el capítulo 3.
  • Lord Fermor: tío de lord Henry, llamado George. Le da la información sobre la familia de Dorian.
  • Duquesa Gladys Monmouth: tiene un marido con más edad. Coquetea con Dorian.
  • Victoria Wotton: esposa de lord Henry que, luego de años, se divorcia de él.
  • Francis: es el mayordomo o ayuda de cámara de Dorian que reemplazó a Victor.
  • Hetty Merton: muchacha que Dorian rechaza, no por bondad sino por vanidad: “La hipocresía le había llevado a colocarse la máscara de la bondad. Había ensayado la abnegación por curiosidad.”

Frases de El retrato de Dorian Gray

  • “Revelar el arte y ocultar al artista es la meta del arte”.
  • “Como todas las buenas reputaciones, cada éxito nos trae un enemigo. Para ser popular es preciso ser mediocre”.
  • “―¿Qué eres? ―Definirse es limitarse”.
  • “La única diferencia entre un capricho y una pasión para toda la vida es que el capricho dura un poco más”.
  • “¿Qué era la juventud en el mejor de los casos? Una época de inexperiencia, de inmadurez, un tiempo de estados de ánimo pasajeros y de pensamientos morbosos. ¿Por qué se había empeñado en vestir su uniforme? La juventud lo había echado a perder”.
  • “El lienzo de Basil Hallward contenía el secreto de su vida, narraba su historia. Le había enseñado a amar su propia belleza. ¿Le enseñaría también a aborrecer a su propia alma?”
Andrea Imaginario
Revisión técnica por Andrea Imaginario
Profesora universitaria, licenciada en Artes, mención Promoción Cultural (2000), con maestría en Literatura Comparada (2005), por la Universidad Central de Venezuela, y doctoranda en Historia en la Universidad Autónoma de Lisboa.