El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde


Andrea Imaginario
Revisado por Andrea Imaginario • Especialista en Artes, Literatura Comparada e Historia

La novela El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde (The Picture of Dorian Gray) fue publicada por primera vez en 1890. Se trata de la única novela escrita por el autor irlandés, quien tuvo una prolífica obra como dramaturgo y cuentista.

El retrato de Dorian Gray es una novela filosófica que representa la obsesión sobre el poder de la juventud y la belleza. Es, al mismo tiempo, una reflexión sobre la naturaleza del arte y la estética.

Resumen

wilde
Basil Hallway y lord Henry Wotton contemplando el retrato de Dorian Gray.

Mientras el pintor Basil Hallway retrata a Dorian Gray, la conversación de lord Henry Wotton induce al joven al hedonismo y le abre los ojos ante la brevedad de la juventud. Basil imprime en el lienzo su obsesión y adoración por la belleza de Dorian y lo baña en halagos. Inquieto por aquellas ideas, Dorian Gray se entristece al ver el retrato terminado:

¡Qué triste resulta! ―murmuró Dorian Gray, los ojos todavía fijos en el retrato―. Me haré viejo, horrible, espantoso. Pero este cuadro siempre será joven. Nunca dejará atrás este día de junio… ¡Si fuese al revés! ¡Si yo me conservase siempre joven y el retrato envejeciera! Daría…, ¡daría cualquier cosa por eso! ¡Daría el alma!

Poco después, el pintor Basil Hallway envía el retrato a casa de Dorian, al sentir que había puesto demasiado de su alma en él, y que, por lo tanto, era incapaz de destinarlo a una exposición.

Dorian Gray se enamora de la joven y bella actriz Sibyl Vane. Desde que la conoce, asiste todas las noches al teatro para verla actuar en diferentes obras, todas ellas de Shakespeare. El joven decide invitar a sus amigos, Basil y lord Henry, al teatro para que la conozcan. Pero aquella noche, Sibyl actúa pésimamente en el rol de Julieta, haciendo que la mitad del público, incluyendo a los invitados de Dorian, se retirasen antes de terminar.

Dorian visita a Sibyl tras bastidores después de la función y le reclama. Sibyl, le explica que al haber conocido el verdadero amor, no lograba representarlo mediante personajes falsos, menos personificados por malos actores. El joven, furioso, le dice que con esa mala actuación había matado su amor, y termina la relación abruptamente.

Ya en su casa, Dorian se detiene a observar con atención su retrato. Al fijar la mirada, nota un cambio casi imperceptible en el canto de la boca: parecían las marcas de una sonrisa cruel. Es la primera vez que sospecha que su deseo podría haberse convertido en realidad. Con miedo de las consecuencias, esconde el cuadro.

Al día siguiente, Dorian lamenta lo sucedido, y decide disculparse con Sibyl y cumplir su promesa de casamiento. Pero, en una visita, lord Henry le comenta que Sibyl ha muerto. En efecto, la joven se suicida al beber un vaso con materiales tóxicos, lo que despierta la sed de venganza de su hermano, James Vane.

Para consolar a Dorian, lord Henry le presta un libro sobre los pecados del mundo en diferentes épocas. El protagonista era un “parisino con temperamento romántico y científico extrañamente combinados”, y “contenía la historia de su vida, escrita antes de que él la hubiera vivido.”

Dorian tomó el libro como un manual. Entre tanto, los estragos físicos de su estilo de vida y sus acciones, cada vez más viles, eran absorbidos por su retrato, guardado a llave en el sótano. Hasta los 38 años, Dorian había logrado mantener su inmaculada belleza y juventud, con la cual provocaba a los otros a disfrutar del placer sin consecuencias, arrastrándolos hacia su ruina final.

Con el tiempo, Dorian gana una terrible reputación. Tras años sin verlo, el pintor Basil Hallway recrimina a Dorian ante los comentarios de la gente. Dorian le dice que es su culpa y lo lleva a ver el cuadro. Basil se horroriza ante la terrible imagen y arrastra a Dorian al escritorio para rezar por su absolución. Pero Dorian, tras un impulso irresistible, apuñala a Basil a traición.

Dorian se deshace de todas las pruebas que lo incriminan. Meses más tarde, con la conciencia intranquila, decide dar un último paso para su liberación: matar la obra y "todo lo que significaba". Así, toma el puñal con el que había matado a Basil y atraviesa el lienzo. Dorian cae al suelo dando grandes alaridos. Cuando los criados suben a la habitación, el cuerpo de un viejo yace en el suelo con un puñal en el corazón.

Análisis y significado

El retrato de Dorian Gray representa una tensión entre la moral y el hedonismo. Pero esta no es la única cuestión, ni se presenta aisladamente. Las nociones esteticistas de Oscar Wilde son expuestas en la novela y constituyen un pivote en la construcción e interpretación del texto. Esta preocupación por la interferencia del arte y la belleza en la vida son una constante en la obra del autor, lo que no se riñe con una revisión de las contradicciones axiológicas de la élite victoriana.

En un ensayo titulado Trasfondo filosófico e intertextualidad en El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, Diana María Ivizate González sostiene que:

Wilde convierte el retrato de Dorian Gray en un símbolo del arte como espejo de las acciones de los hombres. De manera que el efecto estético: el amor por la belleza física, aparece acompañado de una significación moral, a la cual seguirá la autoconciencia.

¿Qué representa Dorian? Representa el exceso del esteticismo y del hedonismo. ¿Qué lo impulsa? Dice Ivizate González:

A Dorian Gray se le plantea este conflicto existencial desde que tiene conocimiento de la inmanencia de la muerte. Es lord Henry quien despierta en él el horror a la muerte y, más aún, a envejecer...

El proceso al que asistimos con el personaje de Dorian Gray es, ciertamente, un proceso de envilecimiento impulsado por el temor ante la muerte inexorable, pero sobre todo ante la pérdida de la belleza, fuente de su poder e influencia social.

El hechizo que, por alguna razón, Wilde no tiene ningún interés por explicar o justificar, le ofrece al personaje de Dorian un poder: el de actuar como quiera sin que sus acciones se vean reflejadas, pero también el de seducir para doblegar la voluntad de otros a su favor. Con ello, Wilde introduce una cuestión compleja: el poder simbólico que deriva de la relación entre la belleza y la juventud. Hay, por lo tanto, una apuesta muy particular: la centralidad de la reflexión sobre la estética.

Dorian Gray, cuya belleza y juventud despierta la admiración de todos, desdibuja su humanidad sin que nadie pueda percibirlo. Estas cuestiones constituyen una paradoja existencial, principio que despierta, sin duda, la mayor atención de la literatura y el arte románticos y postrománticos.

Es así como todos los elementos que hemos descrito se enhebran para consolidar un tejido sólido. Por medio de la reflexión estética, Oscar Wilde logra interrelacionar la moral, el hedonismo, el poder, la juventud, la belleza y la condición humana y psicológica en una pieza maestra de la literatura occidental.

Personajes de El retrato de Dorian Gray

Los personajes principales de El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde son tres: Dorian Gray, el protagonista del libro y el retratado; Basil Hallward, el pintor del retrato, y lord Henry Wotton, la “mala influencia” de Dorian.

A continuación, una breve descripción de los personajes:

  • Lady Brandon: señora que introduce Basil Hallway y Dorian Gray por primera vez.
  • Basil Hallward: pintor humilde y religioso de la clase media alta de la época victoriana. Amigo de Dorian y autor de su retrato.
  • Lord Henry Wotton: llamado por Dorian "el príncipe de la paradoja". Es un aristócrata y un hedonista por excelencia. Lord Henry es que le presta el libro sobre los pecados del mundo que llevaría a Dorian Gray a repetir los mismos pasos.
  • Dorian Gray: es el nieto del último lord Kelso. Su madre era lady Margaret Devereux, de quién heredó su belleza. El apodo “Príncipe azul”, dado por la actriz y su entonces prometida Sibyl Vane antes de morir, sería el que delataría su identidad y haría que James Vane lo persiguiera en busca de venganza.
  • Sibyl Vane: actriz de 17 años y primera víctima de Dorian.
  • Señora Vane: madre de Sibyl y James Vane.
  • James Vane: marinero, hermano de Sibyl Vane. Muere de un disparo por sir Geoffrey Clouston en un evento de caza al tratar de esconderse entre los arbustos para matar a Dorian y vengar el nombre de su hermana.
  • Víctor: es el mayordomo o ayuda de cámara de Dorian durante los primeros años.
  • Lady Agatha: anfitriona de un encuentro entre lord Henry y Dorian en el capítulo 3.
  • Lord Fermor: tío de lord Henry, llamado George. Le da la información sobre la familia de Dorian.
  • Duquesa Gladys Monmouth: tiene un marido con más edad. Coquetea con Dorian.
  • Victoria Wotton: esposa de lord Henry que, luego de años, se divorcia de él.
  • Francis: es el mayordomo o ayuda de cámara de Dorian que reemplazó a Victor.
  • Hetty Merton: muchacha que Dorian rechaza, no por bondad sino por vanidad: “La hipocresía le había llevado a colocarse la máscara de la bondad. Había ensayado la abnegación por curiosidad.”
  • Alan Campbell: científico y ex-amigo de Dorian. Fue quien ayudó a Dorian a deshacerse del cuerpo de Basil Hallway. Se suicida días después.

Frases de El retrato de Dorian Gray

  • “Revelar el arte y ocultar al artista es la meta del arte”.
  • “Como todas las buenas reputaciones, cada éxito nos trae un enemigo. Para ser popular es preciso ser mediocre”.
  • “―¿Qué eres? ―Definirse es limitarse”.
  • “La única diferencia entre un capricho y una pasión para toda la vida es que el capricho dura un poco más”.
  • “¿Qué era la juventud en el mejor de los casos? Una época de inexperiencia, de inmadurez, un tiempo de estados de ánimo pasajeros y de pensamientos morbosos. ¿Por qué se había empeñado en vestir su uniforme? La juventud lo había echado a perder”.
  • “El lienzo de Basil Hallward contenía el secreto de su vida, narraba su historia. Le había enseñado a amar su propia belleza. ¿Le enseñaría también a aborrecer a su propia alma?”

Biografía de Oscar Wilde

Oscar Wilde
Izquierda: Primera edición de El retrato de Dorian Gray en inglés. Derecha: Oscar Wilde.

Oscar Wilde nació en Dublín, Irlanda, en 1854, y falleció en 1900. Fue un importante escritor, dramaturgo y poeta, máximo representante del esteticismo. Alcanzó el reconocimiento social muy pronto gracias a su ingenio, convirtiéndose en una figura emblemática de la época.

Obtuvo su licenciatura con honores en el Magdalen College de Oxford. Estuvo casado con Constance Lloyd, y sostuvo una relación íntima con el joven Alfred Douglas, la cual fue el principio de su descenso social. En efecto, en la cumbre de su éxito, Wilde fue encarcelado y condenado a trabajos forzosos por dos años a causa de su homosexualidad. Durante la prisión, escribió la célebre y dolorosa carta De profundis, dedicada a su amante.

Al salir de prisión, se fue a París, donde abrazó la fe católica y adoptó el nombre de Sebastián Melmoth. Allí, murió a causa de una meningitis, en el contexto de una dura pobreza.

Entre sus obras más reconocidas están: El retrato de Dorian Gray (novela), La importancia de llamarse Ernesto (teatro), Una mujer sin importancia (teatro), El príncipe feliz (cuento), El fantasma de Cantervile (cuento), La decadencia de la mentira (ensayo), La balada de la cárcel de Reading (poesía) y De profundis (género epistolar).

Andrea Imaginario
Revisado por Andrea Imaginario
Profesora universitaria, cantante, licenciada en Artes (mención Promoción Cultural), con maestría en Literatura Comparada por la Universidad Central de Venezuela, y doctoranda en Historia en la Universidad Autónoma de Lisboa.