Lazarillo de Tormes: resumen breve, análisis y personajes


Adriana Morales
Revisión técnica por Adriana Morales • Licenciada en Letras

La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades, también conocida como Lazarillo de Tormes, es una obra de autoría anónima escrita en el año 1554. Asimismo, se trata de la primera manifestación de la novela picaresca.

Con un estilo epistolar, de manera autobiográfica y en primera persona, esta obra describe la mísera vida de un joven llamado Lázaro, el cual pasa por diferentes dificultades desde que es niño hasta llegar a su edad adulta. Al mismo tiempo el libro es un retrato y una crítica de la sociedad española del siglo XVI.

Cinco siglos después de su publicación, la novela sigue rodeada de enigmas. ¿Qué es el Lazarillo de Tormes? ¿Quién es el autor? ¿Cuáles son sus características? ¿Cuáles son los temas que trata?

Argumento de Lazarillo de Tormes

La novela Lazarillo de Tormes gira entorno a Lázaro, un niño ingenuo que, debido a las adversidades y complejidades que atraviesa, se convierte en un joven pícaro que lucha por sobrevivir.

Es un relato en primera persona en el que Lázaro cuenta la historia de su vida desde su infancia. Cuando su padre fallece, su madre lo pone al servicio de un amo ciego.

Después, Lázaro pasa por un total de nueve amos, entre ellos: un escudero, un fraile y un clérigo. Cada uno representa una crítica hacia la sociedad y, especialmente, hacia el clero.

El libro Lazarillo de Tormes retrata la evolución de su protagonista, desde que es un joven ignorante hasta que se convierte en un pícaro astuto que engaña a sus dueños para poder comer y beber.

Resumen de Lazarillo de Tormes por tratados

Prólogo

El prólogo rebela que el Lazarillo de Tormes es una extensa epístola que el protagonista envía a un destinatario anónimo al que Lázaro se refiere como Vuestra Merced.

Tratado 1: el ciego

En el primer tratado narra sus orígenes y cómo empieza sus labores de sirviente. Lázaro nace en el seno de una familia muy pobre y cerca del rio Tormes, de ahí surge su apellido. Su padre es acusado de ladrón y más tarde muere. Después su madre, viuda, se casa con un hombre de raza negra con el que tiene un hijo.

Debido a la situación de pobreza de su familia, su madre lo puso al servicio de un ciego. Este hombre es cruel con Lázaro y apenas le ofrece alimento. Por ello, Lázaro aprende a ser astuto, tramposo y las palabras necesarias para engañar a las personas por beneficio propio.

Finalmente, el joven termina abandonando a su amo ciego debido a su avaricia y por los malos tratos que recibe.

Tratado 2: el clérigo

En este tratado el protagonista narra sus peripecias con su segundo amo, un clérigo.

Después de su experiencia con el ciego, Lázaro queda un tiempo sin amo y se convierte en mendigo. Sin embargo, pronto empieza a trabajar para un clérigo y se convierten en monaguillo durante las misas.

Lázaro piensa que va a mejorar su situación pues, al tratarse ascender de escala social, cree que no pasará penurias. Pero, la realidad es que pasa más hambre que con su antiguo amo.

Con el segundo amo, Lázaro aprende sobre la hipocresía y corrupción del clero. Pues, mientras el clérigo predica bondad y austeridad en las misas, trata mal a Lázaro. Finalmente, el protagonista encuentra una manera de dejarlo y dirigirse a Toledo.

Tratado 3: el escudero

En el tercer tratado Lázaro da a conocer la aventura con su tercer amo, un escudero.

Cuando llega a Toledo, Lázaro está malherido debido a los golpes de su anterior amo. Allí trata de sobrevivir gracias a las limosnas que consigue.

Entonces conoce a un escudero que le ofrece trabajo. Lázaro cree este mejorará su calidad de vida debido a su posición social. Sin embargo, su miseria continúa y de él solo aprende que las apariencias engañan pues, el escudero se viste de forma opulenta y no tiene ni para comer.

Al final, Lázaro huye de la casa del escudero cuando este intenta escapar de los cobradores que vienen a por el dinero del alquiler.

Tratado 4: el Fraile de la Merced

En el cuarto tratado Lázaro cuenta su experiencia con el Fraile de la Merced, su cuarto amo.

Este hombre es muy religioso y su mayor afición es caminar continuamente y dar largos paseos. Con él Lázaro aprende sobre la promiscuidad. No empatiza con su actitud frente a las mujeres y frente al clero. Sin embargo, el fraile regala a Lázaro su primer par de zapatos. Un día Lázaro, cansado de caminar, termina abandonando al Fraile.

Tratado 5: el buldero

Este tratado gira entorno a las vivencias del protagonista con su quinto amo, un buldero. Un cargo de la iglesia católica en la Edad Media que se encargaba de entregar bulas a cambio del dinero de los creyentes.

Con esta experiencia Lázaro se encuentra nuevamente con la corrupción del clero, que engaña a las personas con su falsa fe. Con ello, el protagonista aprende sobre la codicia.

Después de cuatro meses con este amo, Lázaro decide abandonarlo y seguir su camino en busca de un señor más honesto.

Tratado 6: el pintor y el capellán

En este tratado Lázaro habla de quienes fueron su sexto y séptimo amo.

Primero, el protagonista se encuentra con un pintor al que sirve durante poco tiempo. La falta de ligación entre dos mundos opuestos hace que Lázaro lo deje.

Luego, Lázaro conoce a su séptimo amo, un capellán explotador y oportunista. Con él, el joven aprende a trabajar y ganar su propio dinero. Lázaro trabaja durante cuatro años en condiciones miserables, pero consigue comprarse su propia ropa y cambiar de apariencia. Cuando logra ahorrar lo suficiente, deja al capellán y escapa de ese lugar.

Tratado 7: el alguacil y el arcipreste de San Salvador

En el séptimo tratado, el último del libro, Lázaro narra sus hazañas con su octavo y noveno amo.

Después de su larga estancia con el capellán, Lázaro encuentra a un alguacil que se convierte en su octavo amo. Con él dura poco tiempo, ya que considera que el trabajo y los pensamientos del alguacil son demasiados peligrosos y cercanos a la muerte.

Finalmente, el noveno y último amo de Lázaro es el arcipreste de San Salvador, quien le presenta a una de sus criadas para que sea su mujer. Lázaro se casa con ella y logra encontrar la felicidad y estabilidad que nunca antes había tenido.

Análisis del Lazarillo de Tormes

Contexto social y época

Lazarillo de Tormes se publicó a mediados del siglo XVI, durante el reinado de Carlos I de España y V de Alemania. En un contexto político en el que el imperio español equiparaba una buena parte de Europa y también algunas tierras de América.

Mientras Carlos I se esforzaba en acaparar más territorios y aunarlos bajo su dominio, la sociedad a la que gobernaba estaba cada vez más empobrecida y luchaba contra el hambre y la miseria. Asimismo la mendicidad y la delincuencia sobresalían en un momento en que el honor se valoraba por el dinero o las apariencias.

Con estos acontecimientos como telón de fondo el Lazarillo de Tormes, así como otras novelas del género de la picaresca, pretende mostrar la verdadera cara de la sociedad del momento.

Características de la obra: Lazarillo y la picaresca

El Lazarillo de Tormes es una novela picaresca, un subgénero literario que surge en España durante la segunda mitad del siglo XVI y que se extiende hasta el siglo XVII. El nacimiento de este nuevo fenómeno literario surge por un lado, por la decadencia económica que asolaba el país que lleva al crecimiento de la miseria y un malestar general de la sociedad.

Por otro lado, aparece como respuesta a la tradición literaria de la época y como alternativa a las novelas de caballerías, sentimentales y pastoriles.

  • Lazarillo de Tormes es una novela del género picaresco, por lo tanto, comporta las siguientes características:
  • La obra está en primera persona.
  • El protagonista y el narrador son la misma persona.
  • El protagonista y las situaciones son de tonos pícaros y burlescos contra la sociedad.
  • No existe un héroe, solo el pícaro que se asemeja a un antihéroe. El pícaro es la persona traviesa e ignorante de los valores.
  • Los relatos cortos solo tienen en común la presencia del protagonista.
  • El amor no es el tema principal.
  • El estilo es popular, por lo tanto, tiene un lenguaje sencillo y conciso inclinado al humor. En Lazarillo de Tormes, la presencia de refranes y dichos populares es significativa.

Temas contenidos en el Lazarillo de Tormes

A lo largo de la novela se ponen de manifiesto diferentes temas sobre la realidad de la época. A través de los ojos de Lázaro y de su picardía ante la adversidad, el lector puede conocer el lado más cruel de la sociedad. Estos son los asuntos más importantes que se critican en el libro:

  • Honor y la honra: en la época en la que se contextualiza la obra, el honor estaba relacionado con el linaje, es decir, la dignidad y la honradez dependían de la familia a la que pertenecías. Era casi imposible ascender de posición social. También la limpieza de sangre era una de las grandes obsesiones en aquella sociedad española que excluía a los conversos, los sucesores de moros y judíos.
  • La avaricia y la corrupción del clero: Lazarillo de Tormes también enjuicia al clero. El protagonista tiene diferentes experiencias con miembros de la iglesia. Estos personajes, lejos de ser agradecidos y caritativos, son avariciosos, hipócritas, egoístas y corruptos.
  • El hambre y la lucha por la supervivencia: es uno de los problemas más profundos que asola en la sociedad. Este es otro de los temas más importantes contenidos en la novela. El hambre hace que Lázaro pase de ser un niño inocente a un joven pícaro. La lucha por la supervivencia y por conseguir alimentos lo transforman en alguien astuto.
  • Mendicidad: en relación directa con el hambre, el aumento de la mendicidad formaba parte también de la realidad social española de la época. Lázaro en la novela también tiene que ganarse la vida como mendigo cuando sirve al ciego, y en otras ocasiones cuando se queda sin amo.
  • El abandono y la soledad: Lázaro es abandonado entregado como un regalo a un amo. Es un niño que vive permanentemente en un estado de soledad. Aunque a veces esté acompañado por sus diferentes amos, la realidad es que Lázaro es un niño huérfano y solitario que no tiene en quien confiar.
  • Las apariencias engañan: esto se muestra continuamente en Lazarillo de Tormes. El ciego aprovecha su condición para engañar a las personas. El clérigo predica bondad y luego maltrata a Lázaro. El escudero está hundido en la miseria pero finge lo contrario. Todos demuestran que la realidad no es lo que parece.
  • El egoísmo: otro aspecto que queda claro en esta novela es que cada uno piensa por y para sí mismo sin considerar a los demás.

Personajes de Lazarillo de Tormes

Lázaro es la pieza fundamental de la novela, sin embargo, en su camino de aprendizaje el joven se va encontrando con diferentes personajes. Por un lado, cabe destacar, sus padres y su padrastro, por ellos el protagonista está sumido en la deshonra.

Por otro lado están los amos, los cuales condicionan de manera directa su evolución y aprendizaje sobre la vida que tiene Lázaro. Finalmente, su esposa que aporta la estabilidad a su vida.

Así, estos son los personajes principales que aparecen en Lazarillo de Tormes y sus características principales:

Lázaro de Tormes

Es el protagonista de la novela y, a su vez, es el hilo conductor que une las diferentes historias. Nace en el río Tormes en la ciudad de Salamanca en el seno de una familia muy humilde que apenas tiene para comer. Pronto queda huérfano de padre y su madre lo entrega como siervo a un hombre ciego.

El objetivo principal de Lázaro es conseguir estabilidad, sin embargo, las malas experiencias con sus diferentes amos lo devuelven, una y otra vez, a la miseria y las dificultades. Este personaje es un ejemplo de transformación y madurez que alcanza el culmen al final de la obra, cuando es adulto y se casa. Entonces, Lázaro logra tener la estabilidad que tanto había deseado.

Los padres de Lázaro: Tomé Gonzalez, Antona Pérez y Zaide

Tomé Gonzalez es el padre de Lázaro, un molinero de origen pobre. Para conseguir comida se dedica a robar pero es descubierto y desterrado. Finalmente muere en la guerra cuando su hijo es muy pequeño.

Antona Pérez es la madre de Lázaro. Cuando queda viuda tiene que trabajar duro para poder mantener a su hijo. Después se casa con otro hombre llamado Zaide que se convierte en el padrastro de Lázaro. Pronto Zaide es acusado de robo, detenido y azotado.

Al final, la crítica situación económica de Antona y la dificultad que tiene para mantener a su hijo hace que esta lo entregue a un ciego en calidad de sirviente.

Los amos de Lazarillo de Tormes

Lázaro pasa por un total de nueve amos, cada uno de ellos le aporta una enseñanza nueva:

  1. El ciego: es el primer amo de Lázaro. Es uno de los personajes más influyentes en la personalidad del niño. Se trata de un hombre avaro y egoísta que no deja de maltratar a Lázaro. Tampoco le ofrece alimento, por eso el niño aprende a engañarlo para saciar sus ganas de comer. Finalmente, Lázaro lo termina abandonando.
  2. El clérigo: es el segundo amo de Lázaro. Es un hombre hipócrita y corrupto, a pesar de que le sobra comida no quiere compartirla con el protagonista. Para poder comer, Lázaro decide robarle pan mientras duerme. Finalmente, el clérigo lo descubre y lo echa.
  3. El escudero: es un personaje que vive muy pendiente de las apariencias. Finge poseer riquezas pero la realidad es bien distinta, no tiene ni para comer. Al final, el protagonista descubre la verdad y decide volver a la calle para pedir limosna.
  4. El fraile de la Merced: es el cuarto amo de Lázaro. Le gusta hacer largos recorridos, es un hombre tan religioso como mujeriego y corrupto. Es el primero en regalarle unos zapatos a Lázaro, quien decide abandonarlo cansado de caminar tanto.
  5. El buldero: es el quinto amo de Lázaro. Es un hombre embustero que vive engañando a la gente con el fin de ganar dinero.
  6. El pintor: sexto amo de Lázaro y se dedica a pintar panderos. La estancia del joven con él es muy breve ya que se siente igual que con sus otros amos.
  7. El capellán: séptimo amo de Lázaro y con el que más tiempo pasa. Es el primero en ofrecerle un trabajo y proporcionarle cierta estabilidad.
  8. El alguacil: es el octavo amo de Lázaro. Es un hombre que pertenece a la justicia y por ello el protagonista considera que es peligroso estar siempre con él y lo termina abandonando.
  9. El arcipreste de San Salvador: noveno y último amo del protagonista. Forma parte del clero y es un hombre corrupto. Gracias a él Lázaro conoce a su esposa.

La mujer de Lázaro

Es una de las criadas del arcipreste de San Salvador, mujer con la que Lázaro decide casarse con el fin de conseguir una estabilidad y no volver a pasar hambre.

Autoría del Lazarillo de Tormes

El enigma sobre quién es el autor de Lazarillo de Tormes sigue siendo un misterio sin resolver. Sin embargo, a lo largo de la historia ha persistido la necesidad de poner un nombre detrás de la novela. Así se han generado diferentes teorías durante varios siglos. Estos son los autores a los que se les ha atribuido la obra en algún momento:

  • Fraile jerónimo Juan de Ortega: en el siglo XVII se pensó que el autor del Lazarillo pudo ser él debido a que encontraron un borrador de la obra en su celda.
  • Alfonso de Valdés: a este escritor y humanista también se le asignó la obra durante un tiempo. Esta teoría fue defendida por Joseph V. Ricapito en 1976 y reafirmada por la filóloga y profesora universitaria Rosa Navarro Durán, que le atribuye la obra a este autor en una de sus publicaciones.
  • Diego Hurtado de Mendoza: algunos autores le asignaron el libro del Lazarillo de Tormes a este diplomático. Una teoría que se extendió con mayor fuerza durante el siglo XIX. En 2010 la historiadora española Mercedes Agulló y Cobo publicó una investigación titulada A vueltas con el autor del Lazarillo de Tormes en la que atribuye firmemente la obra a Diego Hurtado de Mendoza, gracias al descubrimiento de unos papeles de este en los que se puede leer la frase “un legajo de correcciones hechas para la impresión de Lazarillo y Propaladia”.
Adriana Morales
Revisión técnica por Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).