David Alfaro Siqueiros


Andrea Imaginario
Andrea Imaginario
Especialista en Artes, Literatura Comparada e Historia

El pintor David Alfaro Siqueiros fue uno de los máximos representantes del muralismo mexicano junto a José Clemente Orozco y Diego Rivera. Hizo gala de un temperamento aguerrido, siempre convencido de la importancia del arte como vehículo para la formación de la conciencia popular por medio de una nutrida obra teórica.

Al mismo tiempo, destacó por el ser más arriesgado de los muralistas al nivel estético y técnico, ya que no se limitó al fresco. Por el contrario, investigó el uso de nuevos materiales como la fibra de vidrio y técnicas como los escultomurales.

¿Cómo se integraron el hombre, la pintura y la política en Siqueiros? Una revisión de su vida, obra, estilo, técnicas y textos teóricos nos permitirá comprender mejor a este insigne representante del muralismo.

Biografía de David Alfaro Siqueiros

siqueiros
David Alfaro Siqueiros retratado por Leo Matiz, c. 1950, fotografía al gelatino-bromuro de plata.

José de Jesús Alfaro Siqueiros, mejor conocido como David Alfaro Siqueiros, nació el 29 de diciembre de 1896. No existe claridad del lugar de nacimiento. Algunas fuentes señalan que nació en Chihuahua y otras en Ciudad de México. Sus padres fueron el abogado Cipriano Palomino Alfaro y Teresa Siqueiros Feldman, ama de casa, practicantes de un profundo catolicismo.

Cuando apenas era un niño, demostró su interés y talento para la pintura, al pintar en 1907 una réplica de la Virgen de la Silla de Rafael. Cuatro años más tarde, en 1911, inició estudios de arquitectura en la Escuela Nacional Preparatoria, mientras tomaba clases nocturnas en la Academia San Carlos (Escuela Nacional de Bellas Artes).

siqueiros
Izquierda: Alfaro Siqueiros: Copia de la Virgen de la Silla, 1907, óleo sobre tela, Museo Nacional de Arte, México.
Derecha: Rafael Sanzio: Virgen de la Silla, 1514, óleo sobre tela, Palacio Pitti, Italia.

El espíritu activista de Siqueiros hizo su primera aparición cuando participó por primera vez en una huelga en contra de los métodos de enseñanza de la academia. Tras apedrear al director, Rivas Mercado, Alfaro Siqueiros fue detenido. Más tarde, en 1913, se matriculó en la Escuela al Aire Libre en Santa Anita.

Cumplidos los 18 años, Siqueiros se enlista en el Ejército Constitucionalista de Venustiano Carranza, y escribe para el órgano divulgativo La Vanguardia. En mismo año, 1914, contrae matrimonio con Graciela Amador, apodada Gachita. Hay quien diga que Gachita le sugiere adoptar el nombre de David en referencia a la escultura de Miguel Ángel, pero esta hipótesis no ha sido confirmada.

Nace un ideario artístico-político

En aquellos años, el gobierno de Álvaro Obregón estimulaba y favorecía la idea de un arte público y propagandístico al servicio de la nación. Este ideario era compartido por maestros como el Dr. Atl y, por esa vía, fue infundido a la siguiente generación, en la que se encontraba Siqueiros.

En 1919, el joven pintor viaja a Europa. Primero se dirige a París, donde conoce a Diego Rivera. Luego, se dirige Italia, donde estudia a los grandes maestros del Renacimiento y el barroco. Recibe también una beca para estudiar en España. En 1921, publica el texto titulado “Tres llamados a los artistas plásticos de América” para la revista Vida americana. Será este el primero de una serie de textos teóricos, ideológicos y estéticos que marcarán su quehacer artístico y político.

Siqueiros y el muralismo mexicano

siqueiros
Encabezado del semanario El machete.

En 1922, David Alfaro Siqueiros regresa a México. Bajo el gobierno de Álvaro Obregón y la protección de José Vasconcelos, secretario de educación, comienza su obra como muralista junto a Diego Rivera, José Clemente Orozco y otros artistas reconocidos. En 1923 fundó el Sindicato de obreros, técnicos, pintores y escultores (SOTPE). Sobre este sindicato, la investigadora Alicia Azuela de la Cueva sostiene que:

Sus afiliados estaban en pro de una forma de arte público, didáctico y propagandístico al servicio de las mayorías, comprometido con los problemas sociales y políticos del momento. Siqueiros desempeñó un importante papel en este proceso que tuvo que ver con la definición de los principios artísticos de los agremiados, sus funciones sociales y con la redefinición de las relaciones con los grupos de poder.

Insatisfecho con las primeras manifestaciones del muralismo, Siqueiros reflexiona y radicaliza su posición respecto al sentido y propósito del arte público. Crea así el Sindicado de Pintores, Escultores y Grabadores Mexicanos Revolucionarios, y dirige el órgano divulgativo El Machete, con el tiempo se convierte en un medio del Partido Comunista Mexicano. En este, publica el “Manifiesto por un arte colectivo” de 1923.

La política en la vida de Siqueiros

La militancia de los muralistas en el Partido Comunista de México (PCM), los hace cada vez más críticos con el gobierno. En consecuencia, el gobierno detiene el financiamiento de los proyectos murales, lo que en algunos casos expone a los artistas a la precariedad. Tras este giro de los acontecimientos, Siqueiros se compromete de forma asidua con la actividad política del PCM y participa en diferentes actividades de agitación.

siqueiros
Esposas de David Alfaro Siqueiros. 1) Retrato de Gachita Amador, el abuelo de Siqueiros y el pintor. 2) Blanca Luz Brum. 3) Siqueiros y Angélica Arenal.

En 1929, el artista fue enviado como representante del PCM al Congreso Sindical Latinoamericanista en Montevideo. Allí conoció a la escritora uruguaya Blanca Luz Brum e inició una relación que duraría seis años. Esto significó el fin de su matrimonio con Gachita en 1929 y, más tarde, su expulsión del partido. La causa hay que buscarla en el contexto de México al regreso de Siqueiros.

Hacia 1930, la revolución cristera y el asesinato de Obregón habían estimulado la persecución política y la ilegalización del PCM. El partido veía en todos una amenaza de espionaje. La nueva compañera de Siqueiros, Brum, fue blanco de tales sospechas. Negado a romper su relación con la escritora, el PCM decidió expulsar a Siqueiros. La medida fue justificada como una forma de proteger al artista de la persecución política que se cernía sobre el PCM.

De la prisión a Taxco, un paso para la renovación artística

Hacia 1930 Siqueiros participó en el desfile del primero de mayo, que acabó en enfrentamiento con las autoridades. El artista fue detenido y acusado de instigación a la rebelión. Tras unos meses en prisión en Ciudad de México, fue enviado a la ciudad de Taxco bajo régimen de libertad condicional.

Su permanencia en Taxco le permitió conocer a figuras internacionales de la cultura, como el arquitecto norteamericano William Spratling y el cinesasta Sergei Eisenstein, máximo exponente del formalismo ruso. El cineasta fomentó en el pintor la idea del arte subversivo al servicio del proletariado, así como el carácter experimental y científico revolucionario.

Primer exilio de Siqueiros

En Taxco, el artista comenzó a elaborar algunas pinturas de caballete, a pesar de que políticamente adversaba el medio por considerarlo privado y burgués. Siqueiros encontró excusa para obtener permisos de visita a Ciudad de México, a cuenta de alguna exposición.

Con el tiempo, Siqueiros logró el exilio. Su primera parada fue Los Ángeles en 1932, donde se mantuvo activo como prestigioso muralista, gracias a la labor diplomática de Dwight Morrow, embajador de EE.UU. en México. Sin embargo, la beligerancia política del artista le costó la expulsión del país del norte, lo que lo llevó a Montevideo y a Buenos Aires.

La lucha antifacista y la Guerra Civil española

siqueiros
Izquierda: El coronelazo, 1945, piroxilina sobre celotex, 91.5 x 121.6 cm, Colección del Museo Nacional de Arte, México.
Derecha: fotografías para estudio de perspectiva en El coronelazo.

Siqueiros regresa a México en 1934 y forma parte de la Liga Nacional contra el Fascismo y la Guerra. En 1935, se divorcia de la escritora Blanca Luz Brum. En 1936, se enlista como voluntario de la Guerra Civil española, al servicio de la Segunda República. Obtiene el grado de teniente coronel, por lo que recibe el alias “El Coronelazo”, nombre de su autorretrato más conocido.

Regresa a Estados Unidos al terminar la guerra. Allí funda la Escuela Experimental Siqueiros en Nueva York. Desarrolla diversas exposiciones, conferencias y talleres, y cuenta con colaboradores de la talla de Jackson Pollock y Oscar Quiñones.

Siqueiros se casa con Angélica Arenal en España en el año 1938, quien permaneció a su lado hasta su muerte. De ese matrimonio nació una hija única, llamada Adriana Alfaro Arenal.

De nuevo en el exilio

siqueiros
David Alfado Siqueiros: Muerte al invasor (detalle del muro sur), 1941‑1942, piroxilina sobre masonite y celotex en bastidores metálicos semielípticos, muros de 8 x 5 mts, techo de 160 m², Colegio México, Ciudad de Chillán, Chile.

Cuando regresa a México, Siqueiros organiza en 1941 un atentado contra Trotsky, líder ruso enemigo de Stalin, y refugiado en México bajo la protección de los Rivera-Kahlo.

El atentado contra Trotsky le cuesta a Siqueiros un nuevo exilio. Halla refugio en la ciudad de Chillán, en Chile, entre 1941 y 1943. Durante esta etapa, elabora diferentes obras para los gobiernos chileno y cubano. Alicia Azuela de la Cueva sostiene que la experiencia del exilio:

… no sólo selló de manera permanente la relación entre su carrera artística y su actividad política sino que les dio, en sus contenidos e impacto, un amplio carácter internacional y transcultural.

siqueiros
Siqueiros en Cuba. 1) Alegoría de la igualdad y confraternidad de las razas blanca y negra en Cuba. 2) Dos cumbres de América: Lincoln y Martí.

Lejos de lo que se podría pensar, el exilio fue una política más que conveniente para el gobierno mexicano. Azuela agrega:

…la valía de su labor artística le permitió recibir un trato especial por parte del gobierno mexicano, que en vez de encarcelarlo lo exilió. De esta manera se benefició con la ausencia del pintor, quien le otorgaba prestigio a la nación con su quehacer artístico, pero al estar ausente no subvertía el orden establecido.

Así las cosas, su activismo político y su destacada labor artística confabularon favorablemente en el proceso de consagración internacional del muralista.

De vuelta a México

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: La marcha de la humanidad, tablero Paz, cultura y armonía (interior del Polyforum Siqueiros), 1965-1971.

De regreso a México en 1944, Siqueiros continúa su carrera de muralista y su labor de teórico e ideólogo del arte, lo que se reafirma con la publicación del libro No hay más ruta que la nuestra.

Mientras ocupaba el cargo de presidente del Comité de Presos Políticos y la Defensa de Libertades Democráticas, Siqueiros es acusado de disolución social y es condenado a prisión en Lecumberri de 1959 a 1964. Aunque sus proyectos murales en curso quedan inconclusos, este largo período en prisión le permite explorar nuevamente la pintura de caballete.

Sin embargo, su momento de mayor gloria artística lo espera al salir de prisión: el proyecto de pintura mural para el Polyforum de Ciudad de México. En este proyecto, producido en su etapa de mayor madurez, el artista consolida su consagración como representante de la cultura mexicana.

David Alfaro Siqueiros muere el 06 de enero de 1974, afectado por la enfermedad del cáncer.

Te puede interesar:

Principales obras de David Alfaro Siqueiros

A continuación, conozcamos algunas de las obras murales más importantes de David Alfaro Siqueiros, organizadas cronológicamente.

Los elementos (1922)

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Los elementos, 1923, encáustica y fresco, Escuela Nacional Preparatoria, Ciudad de México.

Los elementos fue el primer mural de David Alfaro Siqueiros. Se trató de un encargo del gobierno, que había convocado a varios artistas para que decoraran la Escuela Nacional Preparatoria, antiguo convento de San Ildefonso. La superficie elegida por Siqueiros es la bóveda de la escalera del Colegio Chico de la ENP, lo que representa una elección bastante singular. De acuerdo a la investigadora Guillermina Guadarrama Peña, el mural delata la influencia del arte bizantino-renacentista.

Retrato de la burguesía (1939)

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Retrato de la burguesía, 1939, Sindicato Mexicano de Electricistas, de la Ciudad de México, Foto Archivo Carlos Renau.

Retrato de la Burguería fue elaborado para decorar el Sindicato Mexicano de Electricistas, durante una etapa que coincide con su activismo antifascista. Es esta intención o denuncia al orden fascista y capitalista lo que se recoge en el mural.

Tríptico La nueva democracia (1945)

siqueiros
Tríptico: La nueva democracia, 1944-1945, Piroxilina sobre celotex. Izquierda: Víctimas de la guerra, 368,5 x 246 cm. Centro: La nueva democracia, 1198 x 550 cm. Derecha: Víctima del fascismo, 368,5 x 246 cm.

Probablemente, el tríptico La nueva democracia, exhibido en el Palacio de Bellas Artes, sea la obra más conocida del pintor. El panel central es flanqueado a la izquierda por la escena Víctimas de la guerra y, a la derecha, por Víctimas del fascismo. La obra fue ejecutada sobre un muro exento. En ella, Siqueiros usó la poliangularidad para aprovechar los diferentes ángulos de visión dentro del recinto.

Del porfirismo a la revolución (1957-1966)

siqueiros
Del porfirismo a la Revolución (segmento),1957-1966, acrílico sobre tela sobre triplay y bastidores de madera, 419 m², Museo Nacional de Historia, México.

Del porfirismo a la revolución fue un encargo para el Museo Nacional de Historia. Se trata de una obra que ocupa todas las paredes del espacio con diversas escenas del recorrido histórico en cuestión. Predomina, por lo tanto, el carácter narrativo sobre el carácter simbólico.

El pueblo a la Universidad, la Universidad al pueblo (1956)

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: El pueblo a la Universidad, la Universidad al pueblo. Por una cultura nacional neohumanista de profundidad universal, 1952-1956, escultomural, Universidad Autónoma de México.

El nombre completo de este mural es El pueblo a la Universidad, la Universidad al pueblo. Por una cultura nacional neohumanista de profundidad universal. Fue elaborado entre los años 1952 y 1956 para la Universidad Autónoma de México. Esta obra marca un hito importante, debido al magnífico desarrollo de una técnica revolucionaria: el escultomural. La obra es apenas una de las tres fachadas intervenidas por Siqueiros, entre las que se cuentan El derecho a la cultura y Nuevo símbolo universitario.

La marcha de la humanidad (Polyforum Siqueiros, 1965-1971)

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: La marcha de la humanidad, tablero La música (fachada del Poluforum Siqueiros), 1965-1971.

El conjunto mural del Polyforum Siqueiros es la obra cumbre de este muralista mexicano. La suma total de las superficies intervenidas por el pintor, tanto interiores como exteriores, hace de La marcha de la humanidad la obra mural más grande del mundo. En tal sentido, representa un esfuerzo análogo al de la Capilla sixtina de Miguel Ángel. Expresa la convicción política de Siqueiros sobre la marcha de la humanidad hacia la libertad plena.

También te puede interesar: 5 obras fundamentales de Diego Rivera.

Estilo de David Alfaro Siqueiros

siqueiros
Tormento de Cuauhtémoc, 1951, piroxilina sobre celotex, 453 x 814 metros, Palacio de Bellas Artes, México.

Siqueiros se posicionó en contra de corrientes del arte como el pintoresquismo o el primitivismo, pues restringían la valoración universal del arte latinoamericano.

Férreo defensor y promotor de los valores políticos y estéticos del muralismo mexicano, optó por un arte público, verdaderamente democrático. Por eso, en el Manifiesto del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Pintores y Escultores, Siqueiros escribe:

Repudiamos la pintura llamada de caballete y todo el arte de cenáculo ultraintelectual por aristocrático, y exaltamos las manifestaciones de arte monumental por ser de utilidad pública.

El espíritu revolucionario de este muralista trascendió los contenidos y, además de comprometerse con el medio comunicativo (el muro), se ocupó de la importancia de la investigación científica y técnica en el arte. Por ello, Siqueiros fue sumamente innovador desde el punto de vista plástico.

Las características de la obra de David Alfaro Siqueiros pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Preferencia por el mural.
  • Monumentalidad.
  • Ruptura de la geometría estática.
  • Dinamismo y movimiento.
  • Poliangularidad. Conjunción de diversos planos y tamaños en una sola obra para crear mejores vistas según el ángulo visual.
  • Uso de primeros planos.
  • Escorzo como elemento plástico-expresivo.
  • Desarrollo agresivo del volumen y el trazo.
  • Coloración intensa.
  • Tendencia al Horror vacui o superficies recargadas.

Junto a esto, destacan singularmente los siguientes aportes técnicos y plásticos:

  • Exploración de espacios murales no convencionales e irregulares. Por ejemplo, interior de las escaleras, paradas de transporte público, etc.
  • Exploración de nuevas técnicas. Por ejemplo, la pintura escultórica.
  • Exploración de nuevos materiales, tales como mosaicos, tela de vidrio, yute, cemento, acrílico, esmalte, cerámica, pinturas industriales, celotex, conglomerado de madera, etc.
  • Apoyo en la fotografía como recurso de estudio visual.

Etapas de David Alfaro Siqueiros

En un texto titulado La ruta de Siqueiros: etapas en su obra mural, la investigadora Guillermina Guadarrama Peña distingue cinco etapas de la obra mural de Siqueiros:

Primera etapa

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Ideales agrarios y laboristas de la Revolución de 1910, 1925-26, Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz, Guadalajara, México.

Abarca sus primeros trabajos muralistas desde 1922 hasta 1931 aproximadamente, que comienzan con la invitación del gobierno. Comienza la época de gran activismo y el despertar de la conciencia social del arte. En los primeros trabajos se deja sentir la influencia de los murales renacentistas que estudió en Italia. Poco a poco, su visión política modifica su actividad artística.

Algunas de las obras importantes de este período son:

  • Los elementos, 1922. Antiguo Colegio Chico de la Escuela Nacional Preparatoria, hoy Colegio San Ildefonso, México.
  • Ideales agrarios y laboristas de la Revolución de 1910, 1925-1926. Biblioteca Iberoamericana, México.

Segunda etapa

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Ejercicio plástico, 1933, Buenos Aires, Argentina.

La segunda etapa abarca desde el año 1931, cuando comienza su primer exilio, hasta el atentado contra Trotsky en 1941. Bajo la influencia de sus nuevas experiencias y el aprendizaje obtenido por el contacto con artistas internacionales, comprende que la visión política debe enlazarse con la innovación técnica.

Entre las obras de Siqueiros correspondientes a la segunda etapa podemos contar:

  • Mitin en la calle o Mitin obrero, 1932. Los Ángeles, EE.UU.
  • América tropical oprimida y destrozada por los imperialismos, 1932. Los Ángeles, EE.UU.
  • Retrato actual de México, 1932. Casa particular. Los Ángeles, EE.UU.
  • Ejercicio plástico, 1933. Museo Casa Rosada de Buenos Aires, Argentina.
  • Retrato de la burguesía, 1939-1940. Escalera de la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas, Ciudad de México.

Tercera etapa

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Monumento al general Ignacio Allende (inconcluso), 1949, San Miguel de Allende,México.

Comienza con su exilio, en 1941, hasta 1951 aproximadamente. Está marcada por su beligerante antifascismo. La lucha entre oprimidos y opresores domina el horizonte temático de Siqueiros.

Algunas de las obras murales de Siqueiros en la tercera etapa son:

  • Muerte al invasor, 1941-1942. Escuela México, Cuidad de Chillán, Chile.
  • Nuevo día de las democracias y Dos montañas de América (Cuba), 1943.
  • Alegoría de la igualdad y confraternidad de las razas blanca y negra (Cuba), 1943. Destruido.
  • Cuauhtémoc contra el mito, 1944. Tecpan, México.
  • Tríptico La nueva democracia, 1945. Palacio de Bellas Artes, México.
  • Patricios y patricidas, 1944-1972. Secretaria de Educación Pública (antigua aduana), Ciudad de México.
  • Monumento al general Ignacio Allende, 1949. San Miguel de Allende, inconcluso.
  • Apoteosis de Cuauhtémoc, 1950-1951. Palacio de Bellas Artes, México.
  • Tormento de Cuauhtémoc, 1951. Palacio de Bellas Artes, México.

Cuarta etapa

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Velocidad, 1953, escultomural, Plaza Juárez, México.

La cuarta etapa abarca aproximadamente desde 1951 hasta comienzos de la década de 1960. Continúa el trabajo de experimentación técnica y desarrolla propuestas verdaderamente innovadoras como los escultomurales. También desarrolla la pintura de caballete durante su reclusión en Lecuberri.

Algunas de las obras importantes de este período son:

  • El hombre amo y no esclavo de la técnica, 1951. Instituto Politécnico Nacional, México.
  • Por una seguridad social completa y para todos los mexicanos, 1951-1954. Hospital de la Raza, México.
  • El pueblo a la Universidad, la Universidad al pueblo. Por una cultura nacional neohumanista de profundidad universal, 1952-1956. Universidad Autónoma de México.
  • El derecho a la cultura (Las fechas de México) y Nuevo símbolo universitario, 1952-1953, Universidad Autónoma de México (inconclusos).
  • Velocidad, 1953. Plaza Juárez, México.
  • Excomunión y fusilamiento de Hidalgo, 1953. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Michoacán, México
  • Apología de la futura victoria de la ciencia médica contra el cáncer. Paralelismo histórico de la revolución científica y la revolución social, 1958. Centro Médico del siglo XXI, Ciudad de México.
  • Del porfirismo a la Revolución, 1958-1966. Sala Siqueiros del Castillo de Chapultepec, México.
  • El arte escénico frente a la vida social en el México de hoy, 1959-196. Vestíbulo de la Asociación Nacional de Actores, Ciudad de México.

Quinta etapa

siqueiros
David Alfaro Siqueiros: Fachada del Poluforum Siqueiros, 1965-1971.

Abarca entre 1965 y 1971. Entre otros trabajos, Siqueiros desarrolla la obra que lo consagraría en la historia: el Polyforum de Ciudad de México, que acabará por llevar su nombre. El Polyforum se convierte en una síntesis de toda su visión artística y política. Para Guillermina Guadarrama Peña, es el período de la integración plástica totalizadora.

Algunas de las obras importantes de este período son:

  • La marcha de la humanidad, 1965-1971. Polyforum.
  • El petróleo, la tierra como el agua y la industria nos forja y nos pertenece, 1966. Museo Soumaya, Ciudad de México.
  • Paisaje de Copiapó, 1972. Es­cue­la pri­ma­ria Copiapó, Uni­dad Ha­bi­ta­cio­nal Vi­cen­te Gue­rre­ro, Ciudad de México.

Textos fundamentales de David Alfaro Siqueiros

  • "Tres llamamientos de orientación artística actual a los pintores y escultores de la nueva generación", publicado en la revista Vida americana de Barcelona, 1921.
  • "Manifiesto del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Pintores y Escultores", publicado en el órgano divulgativo El Machete, 1923.
  • "Los vehículos de la pintura dialéctico–subversiva". Conferencia pronunciada el 2 septiembre 1932 en el John Reed Club de Los Ángeles, California, USA.
  • Manifiesto "¡En la guerra, arte de guerra!" Publicado el 18 de enero de 1943 en Santiago de Chile, en los periódicos La Nación, La Hora y El Siglo, y en la revista Forma.
  • Cómo se pinta un mural. México. 1951.
  • No hay ruta como la nuestra. Importancia nacional e internacional de la pintura mexicana moderna. El primer brote de reforma profunda en las artes plásticas del mundo contemporáneo. Compilación. México, 1945.
  • A un joven pintor mexicano, México: Empresas Editoriales, 1967.
  • Me llamaban el coronelazo. Memorias de David Alfaro Siqueiros, México, Grijalbo, 1977.

Premios y reconocimientos

  • 1950: Premio Bienal de Venecia.
  • 1966: Premio Lenin de la paz. El dinero recibido fue donado a Vietnam durante la guerra con EE. UU.
  • 1966: Premio Nacional de Bellas Artes de México.
  • 1971: Como un reconocimiento a su trayectoria y al valor de las obras murales del Polyforum, el gobierno nombra el complejo cultural en su honor como Polyforum Siqueiros.

Referencias

  • Guillermina Guadarrama Peña: La ruta de Siqueiros: etapas en su obra mural, México: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2010.
  • De la Cueva, Alicia Azuela: Militancia política y labor artística de David Alfaro Siqueiros: de Olvera Street a Río de la Plata. Estud. hist. mod. contemp. Mex no.35 México ene./jun. 2008.
  • Ortiz Gaitán, Julieta: David Alfaro Siqueiros. Pintura de caballete de Xavier Moyssén. An. Inst. Investig. Estét vol.23 no.78 México mar./may. 2001
  • Alfaro Siqueiros, David: "Tres llamamientos de orientación artística actual a los pintores y escultores de la nueva generación", publicado en la revista Vida americana de Barcelona, 1921.
  • Alfaro Siqueiros, David: "Manifiesto del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Pintores y Escultores", publicado en el órgano divulgativo El Machete, 1923.
  • Alfaro Siqueiros, David: "Los vehículos de la pintura dialéctico–subversiva". Conferencia pronunciada el 2 septiembre 1932 en el John Reed Club de Los Ángeles, California, USA.
Andrea Imaginario
Andrea Imaginario
Profesora universitaria, cantante, licenciada en Artes (mención Promoción Cultural), con maestría en Literatura Comparada por la Universidad Central de Venezuela, y doctoranda en Historia en la Universidad Autónoma de Lisboa.