Novela Rebelión en la granja de George Orwell


Rebeca Fuks
Rebeca Fuks
Doctora en Estudios Culturales

Rebelión en la granja es una fábula distópica del escritor inglés George Orwell.

Orwell arma una crítica a Stalin a través de la personificación de los animales; por lo tanto es un libro alegórico escrito y publicado durante la Segunda Guerra Mundial con un fuerte carácter cuestionador.

Es considerada una obra maestra del autor y ha sido adaptada al cine dos veces. La revista Time eligió Rebelión en la granja como una de las mejores cien obras publicadas entre 1923 y 2005.

Resumen de Rebelión en la granja

La historia narrada por Orwell ocurre en la Granja Manor, una hacienda en Inglaterra que pertenece al señor Jones. Gallinas, palomas, cerdos, perros, caballos, cabras, burros, ovejas y vacas son los personajes principales de la historia.

En la ficción creada por el escritor inglés, los animales poseen características humanas: hacen densos cuestionamientos sobre política, filosofía e identidad. Se organizan e intentan crear una sociedad utópica luego de hacer duras críticas al hombre, en este caso representado por la figura del señor Jones.

El hombre es el único ser que consume sin producir. No da leche, no pone huevos, es demasiado débil para tirar del arado y su velocidad ni siquiera le permite atrapar conejos. Sin embargo, es dueño y señor de todos los animales. Los hace trabajar, les da el mínimo necesario para mantenerlos y lo demás se lo guarda para él. Nuestro trabajo labora la tierra, nuestro estiércol la abona y, sin embargo, no existe uno de nosotros que posea algo más que su pellejo. Vosotras, vacas, que estáis aquí, ¿cuántos miles de litros de leche habéis dado este último año? ¿Y qué se ha hecho con esa leche que debía servir para criar terneros robustos? Hasta la última gota ha ido a parar al paladar de nuestros enemigos. Y vosotras, gallinas, ¿cuántos huevos habéis puesto este año y cuántos pollitos han salido de esos huevos? Todo lo demás ha ido a parar al mercado para producir dinero para Jones y su gente.

El discurso es de Viejo Major, un cerdo de cierta edad poseedor de un profundo sentido de la justicia. El ideal más importante de la vida de Major era convertir a los animales de la granja en seres ricos y libres. De acuerdo a él, todos los hombres son enemigos y todos los animales son camaradas e iguales.

Major da el primer paso del movimiento en la granja que buscaba unir a los animales e iniciar la rebelión. Sin embargo, murió tres días después del primer paso rumbo a su muy anhelada sociedad igualitaria.

Quien asumió el lugar de mando luego de la muerte de Major fueron los cerdos Bola de Nieve, Squealer y Napoleón. El trío organizó los ideales de Major en un sistema de pensamiento llamado Animalismo.

El Animalismo es una teoría política ficticia que crea el libro de Orwell y se asemeja a lo que en la historia fue el Estalinismo. Major inició una revolución que nunca pudo ver realizada. El principio básico del Animalismo se resume en una única frase:

(...) cuatro piernas, bueno; dos piernas, malo (...)

La bandera de la granja fue sustituida por la del nuevo régimen. La nueva estaba elaborada en paño verde (en referencia al campo) y llevaba dos estampas: un cuerno y un casco (en alusión al mundo animal).

Los animales crearon un himno titulado "Animales de Inglaterra" que subrayaba la esperanza y el deseo de igualdad y libertad para todos.

Instituyeron en la nueva sociedad siete mandamientos que guiarían el Animalismo y la vida en comunidad:

  1. Cualquier cosa que ande en dos piernas es enemiga.
  2. Cualquier cosa que ande en cuatro piernas o tenga alas es amiga.
  3. Ningún animal usará ropa.
  4. Ningún animal dormirá en una cama.
  5. Ningún animal beberá alcohol.
  6. Ningún animal matará a otro animal.
  7. Todos los animales son iguales.

Los animales pasaron a llamarse camaradas entre sí, y todos los asuntos de interés colectivo eran llevados a votación en la asamblea. En una de las primeras reuniones fue discutido, por ejemplo, si las ratas eran o no amigas de los animales. De manera conjunta, también votaron sobre la edad de jubilación para cada clase de animal, y decidieron instituir una clase de alfabetización para todos.

Fue durante los encuentros a escondidas que se planeó una gran rebelión. Un día, el señor Jones bebió de más y olvidó dar de comer a los animales. Fue la excusa para el principio de una nueva era. Los animales, ante el hambre y la injusticia, se unieron e hicieron una gran revolución expulsando a los humanos de la hacienda.

Los cambios fueron rápidos y sustanciales: la casa donde el señor Jones y su mujer vivían se convirtió en museo, el nombre de la propiedad cambió de Granja Manor a Granja de Animales.

La vida en la propiedad rural transcurría bien luego de la revolución, pero cabe subrayar que, aunque todos trabajaban, Mollie y el gato evadían sus quehaceres apareciendo tan solo a la hora de las comidas.

Los cerdos tampoco trabajaban adecuadamente, apenas dirigían y supervisaban el trabajo de otros. Afirmaban que, como eran los dueños del conocimiento y precursores de la revolución, era natural que asumieran el liderazgo.

Bola de Nieve, Squealer y Napoleón, gradualmente asumieron privilegios en la comunidad. La leche desaparecía y era encontrada en la comida de los cerdos, las manzanas eran escondidas y llevadas al depósito de las herramientas para ser también consumidas por los cerdos. Pequeños privilegios fueron ganados por quienes eran considerados los trabajadores intelectuales.

Un hermoso día, el señor Jones regresó a retomar la hacienda. Armado y con más de media docena de colegas regresó a la granja con escopeta en mano, pero los animales consiguieron expulsar al antiguo dueño de la propiedad.

Bola de Nieve, tratando de optimizar la producción y el suministro de energía eléctrica en la granja, propuso la construcción de un molino. El proyecto avanzó, pero generó malentendidos en la cúpula del grupo. Finalmente, durante una reunión en el granero, Bola de Nieve fue expulsado por Napoleón.

Los cerdos se mudaron a la casa donde vivía Jones, aunque inicialmente iba a funcionar como museo. Napoleón, ambicioso, decidió hacer negocios con las granjas vecinas, obligando a los animales a aumentar por mucho la producción.

El poder empezó a subírsele a la cabeza, y la situación empeoró considerablemente. Los demás animales tenían cada vez menos comida y más trabajo. El líder llegó a prohibir que los animales cantaran la canción que tanto les gustaba "Animales de Inglaterra" argumentando que esta solo funcionaba en el tiempo de la revolución.

Napoleón declaró que era beneficioso negociar los productos de la granja con los hombres, entre ellos Frederick, quien hizo un "golpe de Granja". El desacuerdo se transformó en un conflicto real en el que se invadió la propiedad y murieron muchos animales en batalla.

Con el tiempo la granja creció, pues los animales tuvieron crías. Transformaron el régimen en una república, y Napoleón, el único candidato al cargo, fue elegido.

Gracias a sus relaciones comerciales con los humanos, estrechó sus lazos con quienes tanto odiaba, y estableció métodos que facilitaban la producción, controló los gastos, la ración y los horarios de trabajo.

El cerdo ganó características humanas, haciéndose tan corrupto como el antiguo propietario de la granja. Al final de la historia se realiza la simbiosis entre el cerdo y el ser a quien antes tanto detestaba: el hombre.

Ahora, no había duda sobre lo que sucedía con la fisionomía de los cerdos: las demás criaturas veían en el cerdo a un hombre, en el hombre a un cerdo y en el cerdo a un hombre de nuevo; pero ahora era imposible distinguir quién era hombre o quién cerdo.

Análisis de Rebelión en la granja

De acuerdo al autor, Rebelión en la granja hace referencia a los hechos sucedidos luego de la Revolución Comunista (1917) y a la era estalinista en la Unión Soviética. A través de los animales, conocemos más sobre la vida en una comunidad igualitaria.

Orwell deseaba denunciar la terrible dictadura instaurada luego de que Stalin sube al poder. En la historia narrada vemos cómo, a través del cerdo Napoleón, el poder se le sube a la cabeza, y un cargo de liderazgo hace que un supuesto representante del pueblo abuse para obtener beneficios personales.

Napoleón se corrompe paulatinamente: el cerdo comienza robando la leche, teniendo un acceso exclusivo a las manzanas, y termina mudándose a la casa de los Jones, la cual debía conservarse como museo según el voto colectivo.

A través de su literatura, el escritor inglés critica, por ejemplo, el culto a la personalidad y a la censura. Napoleón, en un momento particular de la historia (cuando nota su influencia sobre la comunidad), prohíbe a los animales la música que los hacía felices. Luego de ser censurados, ni los animales ni el lector conocen cuál es el motivo real para la prohibición.

El libro parece ser un mensaje enérgico en contra del totalitarismo y la opresión. La narración nos recuerda cómo todos podemos ser corrompidos y cómo el autoritarismo perjudica la vida en sociedad.

La manipulación de información y el chantaje, dos de las mayores preocupaciones de Orwell, también aparecen. Con el fin de mantener a los animales unidos en torno a la igualdad, los cerdos le recuerdan en todo momento a sus camaradas la terrible realidad de la granja en la época del señor Jones.

Con un lenguaje fácil y accesible, lleno de humor, el libro procura la atención de todo tipo de lector; fue un éxito de ventas en la época de su publicación y en las ediciones posteriores. Curiosamente, Rebelión en la granja continúa siendo una obra extremadamente vigente dado que trata de cuestiones que no pierden validez, como el juego del poder, la censura y la manipulación de las masas.

Al crear Rebelión en la granja, el escritor inglés mezcla los géneros: por una parte se pueden encontrar rasgos de las fábulas con moraleja, cuyo representante más significativo es Esopo, y por otra, una sátira política.

Personajes

Los animales son los protagonistas de la obra, en particular el cerdo Napoleón, el líder que se asemeja a un dictador en la cumbre del mando de la granja.

El señor Jones

Es el dueño de la granja. Explotaba a los animales para obtener la mayor ganancia posible, y no brindaba buenas condiciones de vida. Algunos dicen que el personaje fue inspirado en Nicolás II, el último emperador ruso, un alcohólico que detestaba al pueblo, al igual que el señor Jones.

Viejo Major

Es un cerdo barbudo, ya de cierta madurez, respetado entre los animales gracias a su experiencia de doce años. Estaba lleno de ideas, y fue el primero que intentó reunir al grupo en una sociedad autónoma e igualitaria. Dice la leyenda que el personaje fue inspirado en Marx, un idealista capaz de movilizar a las masas quien falleció sin ver los frutos de la revolución que trató de instaurar.

Bola de Nieve, Squealer y Napoleón

Son cerdos criados por el señor Jones para la venta. Con la muerte de Major, asumen el liderazgo de la comunidad.

Las peleas retratadas entre Bola de Nieve, quien tiene un perfil expansionista, y Napoleón, quien es claramente un dictador, remiten a las peleas entre Trotsky y Stalin, dos idealistas de izquierda en desacuerdo sobre la manera en que debían implementar el régimen.

El cerdo Napoleón podría representar una serie de dictadores como Stalin (Unión Soviética), Augusto Pinochet (Chile), Mao Tse Tung (China) o Salazar (Portugal). La figura de Napoleón es asociada con mayor frecuencia con Stalin, porque implementó los principios de la revolución y tenía una personalidad violenta.

El cerdo Squealer representa la propaganda del gobierno, dicha siempre con elocuencia para mantener el orden.

Bluebell, Jessie y Pincher

Tres cachorros de la propiedad.

Boxer y Clover

Caballos de tracción. Boxer es un trabajador incansable, ejemplo a ser seguido por los habitantes de la granja. Fiel al mundo del trabajo y al compromiso social, era considerado el trabajador modelo de la hacienda.

Mollie

Una yegua blanca cuyas debilidades eran la vanidad y la gula. A Mollie le gustaba pasear con sus cintas y comer terrones de azúcar. Representa el egoísmo y el individualismo al colocar sus necesidades antes que las de otros animales.

Muriel

Una cabra blanca.

Benjamin

El burro, el animal más viejo de la hacienda y el más moderado.

Moses

Cuervo domesticado y alcahueta que vivía con la familia Jones.

Análisis de las frases principales

Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros.

Es la conclusión del final del libro, y representa el deseo por la comunión y la libertad corrompido por la ambición y por el poder alcanzado por los cerdos.

En el principio las reglas eran claras, por ejemplo, ningún animal dormirá en cama, y terminan transformándose al permitir enmiendas dudosas. La prohibición de dormir en cama cambia con rapidez a "ningún animal dormirá en cama con sábanas". No es por casualidad que los cerdos tomaran provecho de estas enmiendas.

Las reglas universales pasaron a ser particularizadas dependiendo de quién se trataba, corrompiendo el sistema que estaba comprometido con la igualdad para todos.

Si se elimina al hombre, la causa principal del hambre y el exceso de trabajo desaparecerán para siempre.

La frase es dicha al comienzo del libro, cuando Major intentaba convencer a los animales sobre la necesidad de liberarse del dominio del señor Jones.

Durante su discurso trata persuadir a sus compañeros explicando cómo son explotados por el señor Jones quien se aprovecha de las circunstancias de los animales. Major identifica al hombre como la causa de todos los males, y busca instaurar una sociedad diferente basada en nuevos valores.

Contexto histórico

Al ser escrito en plena Segunda Guerra Mundial (entre noviembre de 1943 y febrero de 1944) y publicado el 17 de agosto de 1945, en Inglaterra, el libro tiene claras referencias políticas.

A través de las páginas se argumenta una crítica evidente a la dictadura estalinista en una época en que los soviéticos estaban aliados a occidente.

Vale la pena recordar que Stalin era querido por el pueblo y el gobierno británico, cuestión que dejaba al escritor George Orwell profundamente incómodo. No por casualidad el libro fue rechazado por varias editoriales: muchas tomaron represalias contra la publicación.

Dato curioso: Orwell combatió en la Guerra Civil Española y allí conoció de cerca al ejército soviético de Stalin. El autor también trabajo en la BBC hasta que pidió la baja para escribir un libro que denunciara el carácter real del régimen estalinista. La obra es una sátira ácida; se ha interpretado a menudo como una crítica fuerte en contra del comunismo.

Publicación del libro

La obra compuesta por George Orwell fue rechazada por diversas editoriales hasta ser publicada por una pequeña casa editorial en el año 1945.

Primera edición de Rebelión en la granja
Primera edición de Rebelión en la granja

Adaptaciones cinematográficas

Película de 1954

La primera adaptación de una de las obras maestras de George Orwell fue realizada en 1954 en un formato de diseño animado por una coproducción británico-americana. Los directores, pioneros del largometraje, fueron John Halas y Joy Batchelor.

La película fue importante para la historia del cine en Inglaterra. Rebelión en la granja fue la segunda producción animada en largometraje producida en el país. (La primera, Handling Ships, es de 1945). La película fue nominada al Bafta en la categoría de Mejor Animación en 1956.

Vea la película completa:

Película de 1999

La segunda adaptación al cine fue dirigida por John Stephenson y lanzada en octubre de 1999. El segundo montaje fue muy diferente al primero, especialmente porque tenía animales reales en lugar de animados.

También puede verla completa:

Biografía de George Orwell

Eric Arthur Blair, nacido en Montihari (una pequeña ciudad Bengalí) escogió el seudónimo George Orwell para trabajar como periodista, ensayista y novelista.

Nacido el 25 de junio de 1903, Orwell era hijo de un funcionario colonial inglés, agente del Departamento Británico de Opiáceos.

Antes de ser escritor, Orwell trabajó con la Policía Imperial de India. No duró mucho en el cargo porque rápidamente se dio cuenta de que quería dedicarse exclusivamente a la escritura.

En sus años treinta se mudó a la capital de Francia, donde tuvo una vida bohemia y llena de placeres. En 1936 la felicidad de Orwell terminó cuando se embarcó a España a luchar contra el franquismo.

En 1933, Orwell publicó su primer libro, titulado Down and Out in Paris and London. En 1945 publicó la obra que sería una de sus obras maestras, Rebelión en la granja.

GeorgeOrwell
Retrato de George Orwell

En su vida personal el escritor se casó con Eileen, con quien adoptó un niño llamado Richard Horatio Blair. Richard fue su único descendiente.

Orwell enviudo muy joven, apenas a los 41 años. Deprimido por la pérdida se mudó a una casa alejada de la ciudad, situada en la isla escocesa Jura.

Cinco años más tarde, sometido por la tuberculosis, el escritor falleció, dejado como legado la producción de su obra literaria.

(Traducido y adaptado por Claudia Gómez Molina).

Rebeca Fuks
Rebeca Fuks
Graduada en Letras por la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (2010), con maestría en Literatura de la Universidad Federal de Río de Janeiro (2013) y doctorado en Estudios Culturales de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro y la Universidad Católica Portuguesa de Lisboa (2018).