La suerte solo favorece a la mente preparada


Fabián Coelho
Fabián Coelho
Licenciado en Letras

Qué significa La suerte solo favorece a la mente preparada:

“La suerte solo favorece a la mente preparada” es una frase original del científico francés Louis Pasteur, posteriormente citada y popularizada por el escritor estadounidense Isaac Asimov, para significar que solo aquel que procede con método, disciplina y rigor puede aspirar a tener éxito.

Pasteur hizo esta afirmación durante una conferencia con motivo de la inauguración de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Lille, en Francia, de la cual sería su primer decano, el día 7 de diciembre del año 1854.

En dicho discurso, Pasteur explicaba al auditorio el experimento que llevó al físico sueco Hans Christian Ørsted para descubrir el electromagnetismo. Ørsted había colocado, unido de extremo a extremo a cada uno de los polos de una pila de volta, un hilo de cobre. Fue entonces cuando, en la mesa donde llevaba a cabo el experimento, una aguja imantada giró de manera extraña, sin atender al magnetismo terrestre.

Ørsted observó este hecho con atención y atribuyó el fenómeno a la fuerza que ejercía sobre la aguja el campo electromagnético del hilo de cobre. De lo cual Pasteur concluyó: “pensarán que fue por casualidad, pero deben recordar que, en el campo de la observación, la suerte solo favorece a la mente preparada”.

De este modo, podemos interpretar que con ello Pasteur alude no solo a la importancia de la preparación científica y académica, sino a la rigurosa aplicación del método en el ámbito de la observación científica a la hora de realizar un experimento, pues si estamos atentos a todos los aspectos involucrados seremos capaces de saber interpretar un fenómeno en su justa medida para explicarlo.

En este sentido, Pasteur privilegia la preparación objetiva del científico, es decir, el conjunto de técnicas, normas y métodos que deben ser aplicados en la observación, por encima del azar y la fortuna, de los cuales nada puede extraer quien no se encuentra debidamente preparado. La suerte —se infiere— ni siquiera se revelará para aquellos que no tengan la debida disposición para la observación.

Asimismo, esta frase también ha sido usada en el ámbito de la psicología motivacional y el emprendimiento para indicar que los logros no dependen exclusivamente de la suerte o el azar, ni deben ser excusas para el fracaso, sino que debemos prepararnos adecuadamente para lograr nuestros objetivos y hacer que ello dependa principalmente de nosotros, de nuestro esfuerzo.

De ahí que también haga referencia a nuestra capacidad para mentalizarnos en la consecución de nuestros objetivos y para procurarnos las herramientas que necesitamos para ello, pues también es importante desarrollar el olfato para saber los momentos que debemos aprovechar y las oportunidades que no podemos desperdiciar.

Así, por otro lado, también alude a la importancia de tener sentido de la oportunidad para saber detectar un momento propicio para cumplir nuestros propósitos. La frase, pues, nos motiva sobre todo a prepararnos, a adquirir todas las herramientas y capacidades que debemos tener para lograr el éxito, pues la suerte solo favorecerá a quien reúna estas características.

Sobre el autor

Louis Pasteur (1922-1895) fue un científico francés, creador de vacunas y descubridor de la técnica de la pasteurización. Con sus hallazgos revolucionó la forma en que entendemos la medicina. Sus descubrimientos han salvado millones de vidas a lo largo de la historia.

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes. Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.