El respeto al derecho ajeno es la paz


Adriana Morales
Revisión técnica por Adriana Morales
Licenciada en Letras

Qué es El respeto al derecho ajeno es la paz:

“El respeto al derecho ajeno es la paz” es un apotegma o enseñanza en una sentencia breve del político liberal Benito Juárez (1806-1872), expresado en su manifiesto a la nación mexicana el 15 de julio de 1867, con la cual selló el triunfo definitivo de la República.

La frase completa que el presidente de los Estados Unidos Mexicanos Benito Juárez dijo cuando se restauró la República en México en el año 1867 dice: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.”

“El respeto al derecho ajeno es la paz” expresa la conciencia universal de que todos, tanto individuos o naciones, son libres y soberanos con el derecho de autogobernarse y autodeterminarse. Señala el respeto en lo singular y en lo colectivo como base de la dignidad humana.

El apotegma fue expresado en el contexto de la recuperación de la Independencia de México por la segunda vez después de cuatro años de luchas, donde Benito Juárez expresa la obligación de todas las naciones (en especial las invasoras) de respetar el derecho ajeno (en este caso, el derecho de México), pues es el único camino para una convivencia pacífica.

El mensaje “el respeto al derecho ajeno es la paz” es un tema actual y una fórmula universal de la convivencia humana. En política, esta frase llama a luchar por la paz para que se puedan mejorar las políticas e instituciones en paz y soberanía, para que el pueblo pueda satisfacer las carencias usurpadas por la falta de ella.

“El respeto al derecho ajeno es la paz” está actualmente inscrita en letras de oro en el salón de sesiones de la Cámara de Senadores de los Estados Unidos Mexicanos.

Autor original de “El respeto al derecho ajeno es la paz”

El apotegma “el respeto al derecho ajeno es la paz” de Benito Juárez es un pensamiento vanguardista universal inspirado por el filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1808) en su ensayo La paz perpetua o Zum ewigen frieden:

“El gobernante y el pueblo o un pueblo y otro, no son injustos entre sí si se hostilizan por violencia o por astucia; la injusticia cometida se ejerce únicamente en el sentido de que no respeta el concepto del derecho, único principio posible de la paz perpetua”.

Immanuel Kant, a su vez, fue inspirado por el filósofo suizo-francés Benjamin Constant (1767-1830) quien en su obra La libertad de los antiguos comparada con la de los modernos, menciona el derecho a la libertad de una nación:

“La libertad no es otra cosa que aquello que la sociedad tiene el derecho de hacer y el Estado no tiene el derecho de impedir.”

Adriana Morales
Revisión técnica por Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).