Poema Cultivo una rosa blanca de José Martí


Qué significa el poema Cultivo una rosa blanca de José Martí:

El poema “Cultivo una rosa blanca” es uno de los poemas más célebres del escritor y político cubano José Martí. Es un poema sobre el valor de la amistad y la importancia de cultivar, con los demás, un amor sincero, puro.

El poema aparece en el libro Versos sencillos en el número XXXIX, que el poeta publicara en 1891, mientras vivía en la ciudad de Nueva York.

La obra de Martí es considerada, junto con la de autores como Rubén Darío o Amado Nervo, como parte del modernismo hispanoamericano, que dio una voz propia en el concierto de las letras universales a la expresión literaria de raigambre hispanoamericana.

Poema “Cultivo una rosa blanca”

cultivo una rosa blanca

Análisis del poema

El poema “Cultivo una rosa blanca” se encuentra en el libro Versos sencillos, publicado en 1891. Como tal, es el poema número XXXIX del libro. Tal como el nombre lo indica, este es un poema de versos de gran sencillez que se asoma, sin embargo, a sentimientos complejos.

Es un poema que trata del valor de la amistad. En él, la voz poética, en actitud enunciativa, se refiere a la amistad (motivo lírico) como una rosa blanca (objeto lírico) que cultiva para aquel que es leal, franco y sincero. No obstante, al referirse a aquel que le “arranca el corazón”, es decir, al desleal, al pérfido, afirma que para él también cultiva una rosa blanca.

El poema, en este sentido, también reflexiona sobre la importancia de no guardar o cultivar rencores (cardos y ortigas) para aquellos que nos hacen daño o nos traicionan, para los que piensan distinto o no comulgan con nuestras ideas.

De allí que el poema pueda considerarse una exaltación de la amistad, del sentimiento fraterno que yace en las relaciones basadas en la franqueza y la honestidad, así como también de la importancia de construir con los otros relaciones cimentadas en estos valores. Incluso ante aquellos que nos despierten mayores aprensiones.

Tipo de verso, rima y métrica

Este poema está compuesto por dos estrofas de cuatro versos cada una. Está escrito en redondilla, con versos de arte menor de ocho sílabas cada uno, también conocidos como octosílabos. Su rima es consonante, siendo que riman los versos primero y cuarto de cada estrofa, al igual que los versos segundo y tercero o, lo que es lo mismo, siguiendo el esquema: a, b, b, a; c, d, d, c. Todo esto le confiere gran sonoridad al poema.

A continuación, presentamos un cuadro que muestra la métrica del poema, con su división en sílabas. Las sinalefas, que son la fusión de la vocal final de una palabra con la vocal inicial de la siguiente, están destacadas en negritas.

Versos separados en sílabasNro.
Cul/ti/vo u/na/ ro/sa/ blan/ca
en/ ju/nio/ co/mo en/ e/ne/ro
pa/ra el/ a/mi/go/ sin/ce/ro
que/ me/ da/ su/ ma/no/ fran/ca.
8a
8b
8b
8a
Y/ pa/ra el/ cruel/ que/ me a/rran/ca
el/ co/ra/zón/ con/ que/ vi/vo,
car/do/ ni or/ti/ga/ cul/ti/vo;
cul/ti/vo/ la/ ro/sa/ blan/ca.
8c
8d
8d
8c

Figuras retóricas

Alegoría

El poema es una alegoría de la amistad y del valor de ofrecer afecto al otro, tanto al que nos es simpático como el que no. Se expresa a través de varias metáforas, que establecen relaciones intrínsecas entre ideas o conceptos en el lenguaje literario.

Metáforas

Las metáforas de esta alegoría serían la de la rosa blanca como metáfora de la amistad, del amor y de la franqueza. En ella, el blanco, color de la pureza, se puede interpretar como un símbolo de la bonda y la honestidad, mientras que la rosa, la planta, puede considerarse un símbolo del amor.

A su vez, en esta alegoría está presente la idea del cultivo, que se refiere a aquello que se siembra, se cuida y se obtiene mediante la labor constante. El cultivo de la rosa blanca, pues, se refiere a la idea de la amistad como rosa que es preciso cuidar para que florezca.

Otra metáfora que acompaña esta alegoría es la de los cardos y las ortigas, plantas ordinarias, silvestres, la última de ellas venenosa, que la voz poética se niega a ofrecer a aquellos que le arrancan el corazón, es decir, al desleal, al traicionero. Estas plantas serían, pues, una metáfora del rencor, como lo es la rosa blanca de la amistad pura y franca.

Hipérbole

Se incurre en la exageración de una situación o circunstancia: “Y para el cruel que me arranca/ el corazón con que vivo”. Arrancar el corazón, en este sentido, no debe interpretarse literalmente; es una forma de referirse a aquel que traiciona, a aquel que actúa de mala manera.

Hipérbaton

Alteración en el orden de los elementos en la oración: “Y para el cruel que me arranca/ el corazón con que vivo,/ cardo ni ortiga cultivo;/ cultivo la rosa blanca”.

Sobre José Martí

José Julián Martí Pérez, mejor conocido como José Martí, fue un escritor y político cubano nacido en La Habana en 1853, y fallecido en combate en Dos Ríos, el año de 1895.

Su obra política fue clave en el proceso de independencia cubano; fue promotor de la guerra de independencia y fundador del Partido Revolucionario Cubano.

También es autor de una destacada obra literaria, inscrita, junto con la de figuras como Rubén Darío o Amado Nervo, dentro del movimiento modernista hispanoamericano.

Entre sus obras sobresalen Ismaelillo (1882), Versos sencillos (1891), Versos libres (1913, póstumo) y Flores del destierro (1933, póstumo), mientras que en su obra ensayística destaca Nuestra América (1891).