Película Requiem for a Dream


Claudia Gómez Molina
Claudia Gómez Molina
Graduada en Literatura y Humanidades y traductora

Requiem for a Dream (2000) es una película de Darren Aronofsky sobre la adicción y la muerte de los sueños.

La película está basada en un libro del mismo título del escritor Hubert Selby Jr., publicado en 1978.

Sobresale en ella el tratamiento que hace el director del tema de la adicción, la pericia para recrear estados de alucinación, la vista distorsionada a partir de orificios y cámaras de vigilancia, y la maestría narrativa para mostrar diferentes planos de manera simultánea dividiendo la pantalla.

Cabe preguntarnos a qué se refiere su título, que en español podemos traducir como Réquiem por un sueño. Si un réquiem es el canto que se entona por un difunto, entonces ¿a qué honras fúnebres estamos asistiendo? ¿Qué ha muerto y por qué?

Requiem
Cartel de la película Requiem for a Dream (2000)

Resumen de la película

¡Atención a partir de aquí spoilers!

La película cuenta la historia de Sara, Harry, Tyrone y Marion. Sara Goldfarb, madre de Harry, recibe una llamada para aparecer en su concurso predilecto de televisión. Preocupada por su apariencia, se prueba un vestido rojo que usó en la graduación de su hijo, pero como no le queda bueno, decide hacer una dieta.

Por otra parte, Harry, el hijo de Sara, es un chico que se dedica al tráfico de drogas con su amigo Tyrone. El dinero que gana con este negocio lleva a Harry a proponerle a Marion, su novia, la posibilidad de abrir un almacén de ropa diseñada por ella misma.

Requiem 3
Marion Silver y Harry Goldfarb

La historia comienza en verano y reina una atmósfera de optimismo.

Sara encuentra dificultad siguiendo una dieta, por esto decide acudir a un médico para que le recete pastillas de dieta. Sara, aunque está contenta con el peso perdido, rastrilla los dientes y empieza a tener alucinaciones. Presintiendo que algo está mal, decide visitar al médico. Él asegura que mientras que pierda peso todo está bien.

peso
Sala Goldfarb en la balanza del consultorio médico.

Por otra parte, inicia una guerra de mafias, y como consecuencia el proveedor de estupefacientes de los muchachos es asesinado frente a Tyrone.

Los chicos entran en desesperación al no tener la dosis que necesitan para mantenerse en aparente estabilidad emocional y entran en conflicto. Marion culpa a Harry y se pelean. Marion decide prostituirse para conseguir dinero para las drogas, mientras que Harry y Tyrone toman la determinación de asegurarse el acceso a los narcóticos convirtiéndose, ellos mismos, en proveedores.

Harry´s arm

Tyrone y Harry emprenden un viaje para traer más drogas a la ciudad, pero no logran llegar a su destino, porque el brazo de Harry se ha infectado luego de una de las dosis y deben ir al hospital. Allí descubren que el brazo de Harry debe ser amputado.

En el hospital Tyrone es descubierto en posesión de drogas, por lo que es encarcelado, y se ve obligado a sufrir el abuso de un oficial racista y a trabajar para él.

Sara Goldfarb, quien se encuentra en un estado paranoico luego de consumir una dosis excesiva de pastillas, llega al set de su programa predilecto. Desesperada, pregunta por qué no la han llamado a concursar aún. El personal de seguridad, al notar su estado, llama a una ambulancia.

Sara queda internada en un manicomio. Dado que se rehusa a comer, la someten a terapia de electrochoques, pero luego de esto solo queda como un ente.

Sara Goldfarb
Sara Goldfarb recibe shocks eléctricos

Análisis de la película

El réquiem es el canto destinado para las ceremonias de los difuntos. En la tradición, cumple la función de honrar a los muertos y ofrecer paz y reposo al alma y a los seres queridos. El título, Requiem for a dream (Réquiem por un sueño), centra la atención en la intención tras la obra.

Se trata, entonces, de la representación de la "muerte" de los sueños. ¿A qué tipo de sueños se refiere? La película trata de dar una respuesta entretejida con la problemática de la adicción y enmarcada en el contexto del ambiente de la sociedad actual: los reality shows, la popularidad, las soluciones fáciles vendidas por el marketing, lo que es percibido como éxito.

Los sueños destruidos son tan complejos como los personajes que sueñan y sus historias personales.

Requiemlast
Cuadro final de los cuatro protagonistas de la película.

Sara Goldfarb y la adicción

La vida de Sara Goldfarb, una viuda solitaria, cambia cuando recibe una invitación para aparecer como concursante en la televisión. Esto le da un nuevo propósito a su vida. Ahora sueña con aparecer ante un gran público. Sueña con verse tan hermosa como aparece en la fotografía del grado de su hijo, cuando era mucho más joven, su esposo aún vivía y su hijo había logrado graduarse de la secundaria.

Sara sueña con verse hermosa, pero tras esta imagen hay una asociación mucho más profunda. Ella sueña con volver a sentirse tan feliz y segura como en el momento de la fotografía. Sueña también con poderse sentir apreciada y amada. En ese momento su esposo la miraba como a la mujer más hermosa del mundo. Ella sentía que importaba, que tenía un propósito, mientras que hoy en día su hijo ni siquiera la visita: solo aparece para robar su televisor y obtener así algún dinero para las drogas, aunque no por esto se puede decir que él no la ame.

Como Sara misma dice, aparecer en la televisión le da una razón para vivir:

Sara Goldfarb: Es una razón para levantarse en la mañana. Es una razón para perder peso, para que el vestido rojo me quede bueno. Es una razón para sonreír. Hace que el mañana esté bien. ¿Qué más tengo Harry, ah? ¿Porque debería incluso tender la cama o lavar los platos? Los hago, pero ¿por qué debería hacerlos?

Pero también, aparecer en la televisión es para Sara una posibilidad de ser vista por muchos y ganar así popularidad. Existe una idea en la cultura que asocia la popularidad con ser importante y sentirse amada:

Sara Goldfarb: Ahora soy alguien, Harry. Todos me aprecian. Pronto, millones de personas me verán y todos me apreciarán. Les contaré de ti y de tu padre, cómo nos quería. ¿Recuerdas?

Además de llevar una vida vacía, solitaria y sin propósito, otro factor que contribuye a la adicción de Sara es su propia incapacidad para enfrentar sus problemas. El primer diálogo de Sara muestra su intención de negar por completo su realidad, esperando que al final todo funcione:

Sara Goldfarb: Esto no está pasando, y si estuviera pasando saldría bien. Entonces no te preocupes, Seymour. Todo saldrá bien. Ya lo verás. Al final todo es lindo.

Al igual que muchos, Sara sueña con recuperar su figura esbelta. Esta imagen es asociada de manera falsa con la belleza, la aprobación, el éxito y el amor. Perder peso es celebrado en la cultura y siempre es asociado con un mejor estado de salud. La delgadez como enfermedad es asociada incluso a otras cualidades sin ninguna justificación real, como ser especial y único.

Sara representa la creencia mágica frecuente de que al perder peso y cambiar de imagen, también otros aspecto de la vida cambiaran y lo que no funcionaba ahora resultará. El uso de pastillas para la dieta por parte de Sara, además de ser celebrado socialmente como un acto constructivo, tiene el aval de la autoridad del médico, quien las formula como un "medicamento". Por supuesto, en este caso se trata de un médico sin escrúpulos.

Por otra parte, tomar pastillas provee a Sara de una estructura que ordena su vida con una fórmula simple, de manera que ella puede conseguir un tipo de éxito:

Sara Goldfarb: Morado en la mañana, azul al mediodía, naranja en la noche. Ahí están mis tres comidas Mr. Smartypants. Y verde en la noche. Así nada más. Uno, dos, tres, cuatro.

Este video recrea de la historia de Sara, con las imágenes más importantes de la película:

Marion, Harry y Tyrone: otro tipo de adicción

No sabemos qué tipo de drogas consumen estos personajes. Sabemos que toman una combinación de todo: a veces son pastillas, fuman o se inyectan. Sin embargo, son personajes complejos que trascienden el estigma con el cual podríamos encasillarlos como adictos.

Por una parte, los vicios otorgan a los personajes de algo que no tienen. Marion dice a Harry mientras ambos están drogados que él la hace sentir como a una persona y como si fuera ella. Esto lo dice porque está acompañada por Harry, pero también por la influencia de las drogas.

Marion busca la aventura y la emoción en su vida, como demuestra al activar la alarma del edificio que invade, aunque había pasado desapercibida por los guardias. También, Marión tiene un vacío, tal vez afectivo, dado que su familia solo le ofrece dinero.

Harry y Tyrone sueñan con la prosperidad y el éxito. Buscan una solución fácil que los llene de dinero rápidamente, vendiendo drogas:

Harry Goldfarb: Podríamos doblar la plata fácil. (...) Espere, Ty, vea. Esta es nuestra oportunidad de ganar en grande. Hacemos lo correcto y podemos conseguir una libra pura. Pero si nos trabamos, la cagamos.

Marion además tiene talento para el diseño de modas: su casa está llena de los dibujos de figurines y prendas que quisiera confeccionar. En este sueño, se suma Harry, quien le propone poner su propio almacén con su ayuda.

En el fondo, Marion y Harry, como cualquier pareja, sueñan con un futuro en el que puedan compartir juntos, tener prosperidad y sumar logros, prestando un servicio a la sociedad, lejos del mundo de las drogas.

En este video podemos ver con profundidad la conexión emocional de los momentos de intimidad de la pareja:

Ruptura del estereotipo del adicto

La película muestra con maestría la situación de Sara Goldfarb. No es el tipo de persona que asociamos normalmente con la adicción, al contrarío, se mantiene siempre en el margen de la ley; va a un doctor quien le receta pastillas, y su ideal está dentro de lo que es asociado como una meta constructiva; perder peso cuando ella es una mujer mayor con sobrepeso.

La película muestra cómo su situación es completamente desesperada, desde mucho antes de empezar a tomar pastillas, no tiene ninguna razón para vivir y ningún propósito en su vida. Además, ya cumplió con la meta de formar un hogar que tuvo en su juventud. Viuda y con un hijo adicto que no la visita, no tiene ningún motor de vida. Solo sobrevive con la rutina de su programa de televisión y la compañía de las vecinas.

En el fondo, Sara, tras su meta de perder peso y aparecer en la televisión, mucho más allá de la fama o la aceptación de las masas, solo quiere lo mismo que todos queremos: el bienestar y la prosperidad de su hijo, con el cual quiere compartir su vida. Por esta razón en la escena final de la película aparece Sara, ya en el hospital, soñando despierta que abraza a su hijo, y le dice que lo ama. Harry aparece en su sueño con un traje de saco y corbata, y el presentador anuncia que Harry a puesto su negocio propio, y está comprometido para casarse en el verano. Harry, abrazando a su madre, responde que él también la ama.

También tras el sueño de dinero fácil y rápido de Harry y Tyrone, estos muchachos solo quieren estabilidad económica. Y Harry y Marion solo buscan su prosperidad como pareja y continuar juntos.

La cultura ha estigmatizado a los adictos. Continúa la creencia de qué solo "otros", quizás los que son considerados débiles o disfuncionales son susceptibles ante las adicciones. Pero Requiem for a Dream muestra que sus personajes también sueñan con un futuro mejor, también quieren luchar y compartir con sus seres queridos. En el fondo solo quieren lo mismo que todos queremos: seguridad, estabilidad, amor, compañía y que los seres que aman y que ellos mismos sean felices.

Como reflexión queda la pregunta que Sara Goldfarb hace a la audiencia de televisión que se burla de ella, en medio de su alucinación, y ella les responde si ellos estando en sus zapatos podrían vivir su situación y manejarla de una mejor manera.

Visualización de los estados de conciencia alterados

La película muestra con maestría los estados de conciencia asociados a la locura, la paranoia, la drogadicción y permite que el espectador pueda percibir la misma sensación visual que el personaje. Así, sabemos que Sara solo puede pensar en comida porque mira a su alrededor y convierte la decoración y los objetos de la casa en deliciosas hamburguesas y pasteles.

Como espectadores no sabemos y con frecuencia dudamos si Sara está alucinando, o si solo está imaginando. Así, cuando Sara está más afectada por las pastillas, la luz parpadea; hay un sonido permanente como si hubiera un teléfono descolgado; los colores aparecen distorsionados; en algunos lugares es como si todo estuviera iluminado por una luz roja, o por una luz verde, y Sara se asoma al ojo de la puerta temiendo que alguien más la aseche, no solo la nevera.

La película desdibuja los límites entre la imaginación y la alucinación, pero como espectadores retenemos el estado de confusión, y la sensación de alteración de los sentidos que están asociados a la enfermedad.

Crítica a la sociedad y al sueño americano

La película critica las tendencias de la sociedad actual que son asociadas al éxito; los reality shows, la popularidad, las soluciones fáciles vendidas por el marketing.

El programa de televisión predilecto de Sara es un infomercial en el que los concursantes, que no sabemos qué hacen para merecer estar en el programa, son aclamados por una audiencia que grita "Be excited" (mantente contento, motivado) y que les otorga el título de ganadores, mientras que todos aplauden y gritan con aprobación.

Son programas que venden fórmulas fáciles que otorgan el éxito. Así, el presentador del programa emociona a la masa anunciando: "3 cosas que puede hacer para cambiar su vida". O el libro que usa Sara para su dieta se llama: "Pierda 10 libras en 10 días".

La película denuncia un marketing sin escrúpulos, que solo le interesa vender prometiendo mucho más de lo que en realidad entrega a sus usuarios. Las fórmulas son tan sencillas y atractivas que todos caen en la tentación de creer que problemas complejos tienen soluciones inmediatas.

Hay una fuerte crítica a las nociones de popularidad asociadas al éxito que es más relevante hoy en día debido a la influencia de las redes sociales y de los reality shows. Sara tiene la creencia de la sociedad americana de que alcanzar la fama equivale a "ser alguien", a ser amada y a alcanzar el éxito. También la figura esbelta está ligada al mundo de la televisión, la fama y Hollywood.

En el fondo son formulas de éxito que la sociedad prefiere no cuestionar. Es más fácil pensar como dice Sara al comienzo de la película: "que lo que es malo no está pasando y al final todo sale bien".

Personajes

Sara Goldfarb (Ellen Burstyn)

saragoldfarb

Es una mujer viuda, solitaria y de edad cuya única compañía son las vecinas. Sueña con aparecer en la televisión para ganar popularidad, y lucir el hermoso vestido rojo que uso en la graduación de su hijo, cuando su esposo aún vivía. Este es el primer diálogo de Sara en la película:

Sara Goldfarb: Esto no está pasando, y si estuviera pasando saldría bien. Entonces no te preocupes, Seymour. Todo saldrá bien. Ya lo verás. Al final todo es lindo.

Harry Goldfarb (Jared Leto)

Harry GoldfarbHijo de Sara Goldfarb. Es un joven adicto que tiende a soñar despierto. Para costear su adicción, frecuentemente roba el televisor de su madre para venderlo. Vive de la venta de drogas, junto con su novia, Marion Silver, y su mejor amigo y cómplice, Tyrone C. Love.

Marion Silver (Jennifer Connelly)

marion

Novia de Harry Goldfarb. Proviene de una familia adinerada, quienes la mantienen y le costean un apartamento. Ella los rechaza porque solo le ofrecen dinero y no lo que ella quisiera. Es adicta a las drogas y frecuenta a un siquiatra quien la invita a salir y a cambio, el siquiatra mantiene la apariencia de armonía en la relación de Marion con su familia. Sueña con ser diseñadora de modas. Esta cita pertenece a uno de los diálogos de Marion, mientras usa drogas con Harry:

Marion Silver: Te amo, Harry. Me haces sentir como una persona. Como si fuera yo... y yo fuera hermosa.

Tyrone C. Love (Marlon Wayans)

tyrone c love

Amigo y cómplice de Harry Goldfarb. Tiene contactos y conoce el bajo mundo del tráfico de drogas. Es un joven adicto y vendedor. Sueña con su madre, quien le ofreció cariño, cuidado y seguridad cuando apenas era un niño.

Darren Aronofsky

Aronofsky

Director de origen estadounidense, nacido en New York en 1969. Estudió Cine y Antropología Social en Harvard y después Dirección en el American Film Institute. Darren Aronofsky es reconocido por dirigir películas surreales, dramáticas y perturbadoras. Fue nominado en la categoría de Mejor Director en el 2011 en los premios de la academia Oscar, Golden Globe y Bafta. Sus películas más conocidas son Réquiem por un sueño (2000), El cisne negro (2010) y El luchador (2008).

Otras películas dirigidas por Darren Aronofsky

  • Protozoa, 1992
  • Pi: El orden del caos, 1998
  • Réquiem por un sueño, 2000
  • La fuente de la vida, 2006
  • El luchador, 2008
  • Black Swan, 2010
  • Noé, 2014
  • Mother!, 2017

Ficha técnica de Requiem for a Dream

Título Réquiem por un sueño
Título original Requiem for a dream
Dirección Darren Aronofsky
País Estados Unidos
Año 2000
Fecha de estreno 23 de marzo de 2001
Duración 102 min
Género Drama
Reparto Ellen Burstyn, Jared Leto, Jennifer Connelly, Marlon Wayans, Christopher McDonald, Louise Lasser, Marcia Jean Kurtz, Janet Sarno, Suzanne Shepherd, Joanne Gordon.
Guion Darren Aronofsky, Hubert Selby Jr.
Distribuidora Laurenfilm
Productora Artisan Entertainment, Industry Entertainment, Thousand Words, Bandeira Entertainment, Protozoa Pictures, Requiem for a Dream, Sibling Productions, Truth and Soul Pictures.

Tráiler de la película

Claudia Gómez Molina
Claudia Gómez Molina
Graduada en Literatura y Humanidades de la Universidad de los Andes (2009), realizó cursos de traducción literaria con las asociaciones de traductores colombiana y mexicana, ACTTI y AMMETLI, y de traducción oficial en la Universidad Javeriana (2017).