Película Her


Marián Ortiz
Marián Ortiz
Especialista en Medios Audiovisuales

Her, también conocida como Ella, es una película escrita y dirigida por Spike Jonze.

La cinta mezcla la ciencia ficción con el género romántico y se estrenó en año 2013. Está protagonizada por Joaquin Phoenix, quien interpreta a un hombre que está a punto de divorciarse y encuentra de nuevo el amor en un sistema operativo.

Esta película explora, entre otros temas, la complejidad de las relaciones y la soledad en un tiempo futuro en el que las máquinas están cada vez más humanizadas. El aislamiento en tiempos de hiperconexión.

Veamos, a continuación, las diferentes reflexiones que nos deja este filme a través de un análisis.

Póster de la película Her en el que aparece Joaquin Phoenix

Resumen de la película

Theodore es un hombre que se dedica a escribir cartas de amor encomendadas por personas desconocidas para enviar a sus seres queridos. Es un individuo solitario que se encuentra en mitad de un proceso de divorcio.

Pronto, con el fin de erradicar su situación, adquiere un sistema operativo que parece ser la solución a su triste vida. Theodore decide que esta inteligencia artificial sea con voz femenina, la cual tiene atiende al nombre de Samantha.

Poco a poco el protagonista entabla una relación de amistad con su sistema operativo y comienza una relación parecida a la de dos humanos.

Esta amistad acelera el proceso de divorcio del protagonista, quien recuerda con nostalgia el tiempo pasado con Catherine y cómo ayudó a esta a desarrollar su carrera como escritora.

El día que Catherine y Theodore deciden firmar los papeles del divorcio, este admite que tiene una relación con un sistema operativo. Catherine lo acusa de no saber manejar los sentimientos y el protagonista queda triste y reflexivo.

A partir de este momento, Theodore se cuestiona su relación con Samantha pero Amy, una amiga que mantiene otra relación con un sistema operativo, lo invita a ser feliz de la manera que él elija. Después de unos días, Theodore decide darle otra oportunidad a la relación con su sistema operativo y pasa con Samantha unas vacaciones.

Durante su estancia, Samantha admite haber conocido a otro sistema operativo. Pero su relación con el protagonista se tuerce más tarde cuando, al regreso de su viaje, Samantha admite que está enamorada de más personas y también que su relación con otro sistema operativo ha evolucionado a más.

Finalmente, Samantha termina abandonando a Theodore y este le escribe una carta de agradecimiento a su exesposa Catherine.

Análisis de la película

La película plantea un mundo futurista, en el que las relaciones entre personas están rotas.

Las individuos, como el protagonista, no son capaces de resolver sus dificultades o manifestar sus sentimientos con los otros, por lo que recurren a los sistemas operativos, en los cuales plasman un ideal inexistente. Como resultado, el filme muestra personas solas y aisladas del mundo que les rodea como Theodore.

Uno de los motivos que hace grande a este filme no es solo la historia que narra sino también cómo, a través de los elementos del lenguaje audiovisual, adquiere un significado completo.

La fragilidad de las relaciones humanas

El tema principal de la película gira en torno a las relaciones con los demás y cómo los personajes que aparecen son incapaces de establecer vínculos con los otros.

Theodore es un escritor de cartas de amor se dedica a escribir por aquellos que no se atreven o no saben expresar sus sentimientos hacia sus familiares, amigos o enamorados.

En la sociedad que plantea Her, Theodore es un escritor de cartas de amor que se dedica a escribir por aquellas personas que no son capaces de expresar sus sentimientos hacia sus familiares, amigos o enamorados y necesitan que otros lo hagan por ellos.

Este hecho no solo está presente en los clientes del protagonista. Theodore tampoco se enfrenta a su proceso de divorcio. A menudo, recuerda con nostalgia la relación vivida con su esposa.

Vemos a un hombre que no afronta sus problemas, ni sus emociones y que encuentra en Samantha, en la máquina, una forma de proyectar lo que él espera o necesita de una persona.

Al final, sus sentimientos hacia el sistema operativo se producen porque se lleva a cabo, como en el amor, un proceso de idealización del otro. Este “enamoramiento” también resulta frustrado al final de la película ya que Samantha aspira a evolucionar, como ocurre con las personas.

Como tema de fondo, la cinta ofrece la oportunidad de reflexionar sobre la capacidad que tiene la tecnología para aislarnos. Un hecho que surge como consecuencia de no relacionarnos con el otro cara a cara o, simplemente, a través de una carta. Las personas acceden a un sistema operativo, el cual pueden configurar a su gusto. Este hecho provoca el aislamiento del mundo real.

Theodore se siente solo y es uno más aislado del mundo y de las personas que lo rodean. Esto no solo aparece reflejado en la historia sino que está presente en la cinematografía a través de la fotografía y la composición.

La fotografía y la composición: de la felicidad a la melancolía

Si atendemos a la cuestión fotográfica y al género de la película, Her resulta bastante atípica. De un filme futurista generalmente se espera un patrón cromático en el que abunden los tonos fríos frente a los cálidos, también que el azul esté presente en gran parte de las escenas.

Esta cinta se aleja de toda la tradición para presentar un mundo lleno de tonos cálidos, pasteles y rojos. Estos últimos predominan en cualquier escena y nos adentran en una atmósfera más romántica que futurista.

Los colores cálidos en la película están presentes especialmente en las escenas en las que Theodore recuerda el pasado con su esposa, esta paleta cromática nos evoca un tiempo feliz.

Fotograma de la película Her, el la que aparecen Theodore y su esposa, en la que predominan los tonos cálidos
Flashback de la película en el que predomina una paleta cromática de tonos cálidos que adivina un tiempo próspero.

Los colores apagados en el vestuario del protagonista aparecen antes de adquirir el sistema operativo, en las escenas en las que Theodore se siente solo.

Desde el momento en que aparece Samantha, el protagonista viste de rojo, el cual surge con un significado más pasional. Esto puede indicar que Theodore ha encontrado a "alguien" en medio de su crisis personal y, de repente, aparecen sus ganas de dar o recibir amor.

Imagen en la que se muestran las diferencias del vestuario de Theodore
Diferencias de color en el vestuario. Theodore antes de conocer a Samantha (izquierda) y después (derecha).

En las escenas más tristes o melancólicas, también están presente los colores fríos alrededor del personaje. El cual queda aislado del mundo que le rodea gracias a la utilización del rojo en su vestuario.

Fotograma en el que aparece Theodore entre la multitud, destaca por su vestuario rojo frente a tonos azulados
El color rojo centra la mirada en el personaje, también contrasta entre los colores grises y azulados de la ciudad.

El uso predominante de primeros planos en Her contribuye a crear una distancia íntima con el intérprete y facilitan la empatía del espectador con el personaje.

También cobra gran importancia la poca profundidad de campo. De esta manera, el personaje queda distante del mundo que lo rodea, evoca esta sensación de soledad y aislamiento.

La interpretación de Joaquin Phoenix

¿Cómo nos puede resultar creíble una relación amorosa, entre Samantha y Theodore, si lo único que vemos es a un hombre solo en cada escena?

En este sentido, a parte de la técnica cinematográfica que contribuye a esa evocación descrita anteriormente, la interpretación de Joaquin Phoenix podría considerarse como una de las claves del éxito de esta historia.

En este papel, Phoenix destaca por su capacidad de recrear esta atmósfera llena de melancolía, la cual posiblemente surge a través de las imágenes que él mismo crea en su cabeza. Gracias a ellas consigue trasladar al espectador a este "escenario emocional".

Sin esta atmósfera, sus acciones y sus palabras, especialmente sus monólogos cuando habla con Samantha, carecerían de sentido.

La banda sonora: música, palabra y silencio

La sensación de soledad del personaje, la melancolía que acecha al filme casi en su totalidad, se ve completada gracias a la banda sonora.

En este sentido, dentro de los elementos propios de la banda sonora, de esta película podemos destacar la importancia de la música, la palabra y, especialmente, de los silencios.

En la música predominan piezas a cuerda y piano que reconstruyen perfectamente las sensaciones que Jonze pretende transmitir con la película. La música no es un elemento de fondo, sino que crea el estado de ánimo. Destacan temas como “Song on The Beach”de la banda Arcade Fire y Owen Pallet.

La palabra contribuye al ritmo lento de los movimientos de cámara para introducirnos en esta soledad y melancolía de Theodore. En este sentido es importante destacar la voz en off del personaje. También es fundamental para conocer a un personaje que nunca aparece en pantalla físicamente, Samantha.

Finalmente, el silencio está muy presente en algunas escenas en las que el rostro del intérprete lo dice todo y ayuda también a mantener este ritmo pausado en la narración.

Personajes

Theodore Twombly (Joaquin Phoenix)

Fotograma de la película en el que aparece Theodore, interpretado por Joaquin Phoenix

Es un hombre corriente que se siente solo en un mundo lleno de gente. Está afrontando una separación y se encuentra inmerso en lo que parece una crisis existencial. Pronto adquiere a Samantha, un sistema operativo con voz femenina, que lo hará afrontar su día a día y de la cual se termina enamorando.

Samantha (voz de Scarlett Johansson)

Fotograma de la película en el que aparece el dispositivo por el que se comunica Samantha

Samantha es un revolucionario sistema operativo (OS1), el cual solo aparece en la película identificado mediante la voz. Es un sistema intuitivo que tiene cualidades humanas y se convierte en una gran consejera para el protagonista.

Catherine (Rooney Mara)

Fotograma de la película en el que aparece Catherine, interpretado por Rooney Mara

Es escritora y la esposa de Theodore, con la que compartió una vida en el pasado. Sin embargo, Catherine quiere divorciarse de su marido, aunque este intenta evitarlo.

Amy (Amy Adams)

Fotograma de la película en el que aparece Amy, interpretado por Amy Adams

Amy tuvo una relación con Theodore durante los años de universidad, después se hicieron buenos amigos. Está casada con Charles, del que finalmente se separa. Después, la joven mantiene una relación con un sistema operativo.

Paul (Chris Pratt)

Fotograma de la película en el que aparece Paul, interpretado por Chris Pratt

Trabaja con Theodore como redactor de cartas de amor. Un día le propone a su compañero salir con sus respectivas parejas.

Referencias audiovisuales que recuerdan a Her

Esta historia de ciencia-ficción expone la relación entre el hombre y la máquina, un vínculo de tipo amoroso. Algo nada nuevo y que ya ha sido explorado en otros filmes y series. Estos son algunos ejemplos de estas historias:

  • 2001: una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968): un recorrido por la historia de la humanidad a través de una misión espacial liderada por la inteligencia artificial.
  • Blade Runner (Ridley Scott, 1982): en un futuro próximo, un detective tiene la misión de rastrear a unos peligrosos androides que se hacen pasar por humanos para destrozar a su creador.
  • Terminator (James Cameron, 1984): la evolución de las máquinas plantea una situación apocalíptica que amenaza la continuidad del ser humano sobre el planeta.
  • Robocop (Paul Verhoeven, 1987): un policía herido es transformado en un robot indestructible que aun conserva su memoria y tiene planes de venganza.
  • El hombre bicentenario (Chris Colums,1999): un robot es adquirido por una familia para tareas básicas pero poco a poco experimenta emociones.
  • A.I. Inteligencia Artificial (Steven Spielberg, 2001): plantea la posibilidad de que las máquinas estén preparadas para amar y tener sentimientos. Algo que las diferenciaba de los humanos.
  • Yo, robot (Alex Proyas, 2004): en el año 2035 los robots y los humanos conviven en armonía gracias a las leyes de los robots, las cuales no permiten dañar a las personas. Un día, uno de los androides es acusado de asesinato.
  • Ex- Machina (Alex Garland, 2015): la creación de una inteligencia artificial capaz de razonar plantea cual es el límite entre la máquina y el ser humano, qué nos diferencia, qué nos define.
  • Serie Black Mirror ( Charlie Brooker, 2011-): en alguno de sus episodios abarca el poder que tienen las tecnologías sobre el mundo.
  • Serie Real Humans (Lars Lundström, 2014-): los hubots son androides con aspecto humano que son adquiridos por las familias para realizar diferentes tareas. Algunos los señalan de usurpadores pero los robots están dispuestos a luchar por sus derechos. En ella se plantean temas como la identidad.
  • Serie Westworld (Jonathan Nolan y Lisa Joy, 2016- ): androides forman parte de un parque temático, donde los visitantes están dispuestos a asumir cualquier riesgo.

Tráiler

Actualizado en
Marián Ortiz
Marián Ortiz
Graduada en Comunicación Audiovisual (2016) por la Universidad de Granada, con máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual (2017) de la Universidad de Sevilla.