Eterno resplandor de una mente sin recuerdos


Marián Ortiz
Marián Ortiz
Especialista en Medios Audiovisuales

¿Eliminarías a alguien de tus recuerdos si tuvieras la posibilidad? Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind) gira en torno a una expareja que decide someterse a un revolucionario tratamiento para olvidar los recuerdos de su tormentosa relación.

Esta cinta de drama romántico y ciencia ficción, dirigida por Michel Gondry y escrita por Charlie Kaufman, ha logrado convertirse en una película de culto dentro de su género desde su estreno en 2004.

Eterno resplandor, también traducido como ¡Olvídate de mí! en España, es un filme que imagina más allá de lo posible, ya que supone un viaje por el mundo de la memoria, presentado a través de una narrativa no lineal.

A continuación, te presentamos un resumen y análisis del filme que te facilitará su comprensión.

¡Atención, a partir de ahora puede haber spoilers!

Resumen de la película

La película arranca cuando Joel, un hombre cauteloso y suspicaz, se encuentra con Clementine, una mujer alegre y espontánea. A pesar de que ellos no lo sospechan, en realidad, son expareja. Ambos se han sometido a un tratamiento en una clínica llamada Lacuna para borrar los recuerdos que tienen el uno del otro de sus respectivas memorias.

Supresión de recuerdos

Desde entonces, la película se centra en los recuerdos de Joel, durante el proceso de borrado de memoria. Los recuerdos van desde el final de su relación, los cuales son los más dolorosos, hasta el inicio de la misma, donde los momentos son más felices. A medida que Joel experimenta estos momentos felices junto a Clementine, este desea no perder esos recuerdos.

En cambio, mientras el procedimiento avanza él está dormido y no puede transmitir su intención a nadie. Entonces, Joel decide esforzarse para evitar que Clementine desaparezca, lo hace intentando esconderla en otro lugar de su memoria, donde ella no pueda ser detectada, por ejemplo en los recuerdos de su infancia.

Joel se somete al experimento de la clínica Lacuna
Joel se somete al experimento. En este fotograma aparece con un dispositivo que borrara todos los recuerdos de su relación.

Unas cintas reveladoras

Paralelamente a la historia de Joel y Clementine, se da a conocer la de los empleados de Lacuna. Mary, la recepcionista de la clínica, descubre que mantuvo un romance con el Dr. Mierzwiak y que fue sometida al procedimiento para olvidarlo. Molesta, la mujer decide abandonar su puesto de trabajo y envía unas grabaciones que clientes hicieron antes de someterse al tratamiento a sus dueños. En esas cintas explican a quién desean eliminar de sus recuerdos y los motivos.

Asimismo, Patrick, uno de los trabajadores de Lacuna, aprovecha el proceso para alterar recuerdos y ganarse el afecto de Clementine.

Otra oportunidad

De nuevo en el presente, Joel y Clementine escuchan las grabaciones que Mary les ha enviado. De este modo, ambos descubren las razones por las cuales decidieron olvidarse el uno del otro.

A pesar de las malas cosas que dicen el uno del otro, parecen estar decididos a darse una nueva oportunidad.

Joel y Clementine hablan de sus diferencias
Joel y Clementine hablan de sus diferencias al final de la película.

Análisis

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, película enmarcada principalmente dentro del género de drama romántico, no deja de narrar una historia “clásica” de amor y desamor.

Entonces, ¿cuál es su particularidad? ¿Qué es lo que llamó la atención en el momento de su estreno y la hace tener el “estatus” de culto dentro del género?

Una de las peculiaridades de esta historia es cómo se cuenta, es decir, el relato. También su trasfondo pues, además de una historia de encuentros y desencuentros de una pareja, supone una reflexión sobre la identidad y la memoria.

Los aspectos narrativos y estéticos del lenguaje audiovisual son muy importantes en este filme, ya que consiguen recrear el mundo del inconsciente del protagonista. Veamos.

Narrativa no lineal y representación de la memoria

La memoria es un proceso complejo que nos permite recordar hechos, situaciones o experiencias del pasado.

Eterno resplandor se sumerge en esta complicada capacidad mental, como es la memoria, haciendo uso de una estructura narrativa que rompe con la cronología para explorar cómo y por qué recordamos.

Esta película tiene la capacidad de sumir al público en un auténtico laberinto que le devuelve una y otra vez al mismo punto, mediante un baile complejo que oscila entre recuerdos de amor y desamor.

En el fondo, romper con la lógica de los acontecimientos sirve para que el espectador comprenda y experimente lo que está ocurriendo en el subconsciente de Joel mientras se somete al experimento.

El lugar de la memoria en la identidad

¿Es posible separar identidad y memoria? Una de las premisas de las que parte esta película podría ser: “somos porque recordamos que fuimos”.

La cinta sumerge al espectador en una continua reflexión sobre qué sería de nosotros si borramos por completo nuestras experiencias personales, ¿volveríamos a repetir las mismas acciones? ¿Caeríamos en los mismos errores?

Los protagonistas parecen destinados a recurrir a una relación que no funcionó, en cambio, ellos siguen siendo los mismos. De alguna manera, con la supresión de recuerdos se pierde la posibilidad de aprender de sus buenas o malas vivencias juntos.

Amor y desamor: cómo detener el olvido

La cinta inicia con muy próxima al día de San Valentín, la clínica Lacuna tiene muchas solicitudes de personas que desean someterse al procedimiento de borrado de memoria y así eliminar a exparejas. Con ello, la película plantea inmediatamente el siguiente dilema: ¿borrarías a alguien de tu memoria para “empezar una nueva vida” sin el rastro de esa relación?

Eterno resplandor supone, no solo una reflexión sobre la memoria y la identidad, también sobre las relaciones amorosas y sus distintas etapas. No solo los buenos momentos, al inicio, también durante el ocaso.

Joel decide someterse al tratamiento por resentimiento, al enterarse que Clementine lo ha borrado de su memoria.

El procedimiento consiste en remover de la memoria de los pacientes todos los recuerdos que tengan de esa persona que desean eliminar. Para ello, los técnicos de la clínica utilizan objetos vinculados a la relación que logran activar el cerebro del paciente y permite a los médicos trazar un “mapa cerebral” para identificar dónde residen los eventos que desean eliminar.

Desde el momento en que se somete al experimento, Joel parece adentrarse en un sueño lúcido. Es capaz de pasar por sus recuerdos más recientes hasta los más remotos.

Borrar a su expareja de sus recuerdos parece una buena idea. En cambio, a medida que avanza la película, el protagonista inicia una carrera por evitar el olvido, para impedir que algunos de sus recuerdos con Clementine se desvanezcan.

Desde aproximadamente el minuto veinte, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos se convierte en una película onírica, donde lo importante es transportar al espectador a la sensación de volatilidad de los recuerdos. Pero, ¿cómo se consigue transmitir esto?

Todo ello se consigue gracias a los efectos visuales y sonoros. Elementos como planos, iluminación, colores y sonido sumergen al espectador en este laberíntico “periplo” en contra del olvido, que se produce dentro de la mente del protagonista.

Desenfoque, juego de perspectiva y distorsión del sonido

En los recuerdos, Joel es el centro de la escena. En ocasiones, cuando un recuerdo es suprimido, su figura queda aislada del fondo haciendo uso del desenfoque. Gracias a ello, todo lo de alrededor se omite, al igual que en su mente, todo se difumina total o parcialmente hasta desaparecer.

Gif en el que aparece la técnica de desenfoque en la película
Uso de desenfoque e iluminación dura cuando un recuerdo está a punto de desaparecer.

La película también se adentran en la infancia del protagonista, a sus recuerdos más primarios, cuando decide llevar a Clementine a un lugar de su memoria donde nunca existió y así evitar que la eliminen de sus recuerdos.

Para recrear ese mundo infantil, se hace uso incluso del la perspectiva forzada, para que Joel, con apariencia de adulto, se vea mucho más pequeño que Clementine en pantalla.

Fotograma en el que aparece la perspectiva forzada en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos
Fotograma de la película en el que se hace uso de la técnica de perspectiva forzada.

El uso de la técnica de cámara en mano en algunas de las escenas, también permite introducirnos en ese trepidante mundo de los recuerdos. Esto transmite la sensación de imprecisión y confusión en el espectador.

También se consigue con el uso del sonido, el cual es distorsionado en algunas escenas de modo que nos sitúa plenamente como espectadores en el subconsciente de Joel.

Iluminación y color como guías narrativos

La iluminación y el color también juegan un papel fundamental para recrear este mundo subconsciente que se pretende. La iluminación dura predomina, por ejemplo, en los momentos en que los recuerdos van a desvanecerse, aislando a Joel de su entorno.

No menos importante es el color, el cual tiene un rol fundamental en esta película. Predominan los colores fríos en las escenas tristes, los cálidos en las más felices.

Existe un elemento determinante que permite orientar al espectador, y que da pistas a la hora de organizar el rompecabezas de forma cronológica: el color de pelo de Clementine.

Fotogramas de Eterno resplandor donde aparecen los distintos colores de pelo de Clementine
Evolución del cambio de color de pelo de Clementine a lo largo de la película.

De forma lineal, la protagonista pasa por cuatro colores distintos de pelo a lo largo de la cinta: verde, rojo, naranja y azul.

  • Verde: se utiliza para los primeros recuerdos con Joel, cuando esta lo conoce en una fiesta en la playa.
  • Rojo: se emplea en los recuerdos que tienen que ver con los inicios de su relación. En gran medida coinciden con los momentos más felices.
  • Naranja: implica desgaste de la relación, los recuerdos más recientes de Joel y Clementine.
  • Azul: es el presente de la cinta, cuando la expareja tiene una vida nueva por separado y se reencuentran sin saber que algún día estuvieron juntos.

El origen de la película en un poema de Alexander Pope

En el siglo XVIII, Alexander Pope escribió estos versos, pertenecientes al poema Eloísa a Abelardo:

How happy is the blameless Vestal’s lot!
The world forgetting, by the world forgot
Eternal sunshine of the spotless mind!
Each pray’r accepted, and each wish resign’d.

***

¡Qué feliz es la suerte de la vestal inmaculada!
Olvidarse del mundo y por el mundo olvidada.
¡Eterno resplandor de una mente inmaculada!
Cada rezo aceptado, cada deseo vencido.

Estos versos basados en una historia de desamor real, dan origen al título original de la película, ¿es esto una reflexión sobre la posibilidad de desprendernos los unos de los otros a través del olvido? ¿Qué somos sin memoria?

Personajes

  • Joel Barish (Jim Carrey): es un hombre tímido, solitario y prudente. Tuvo una relación con Naomi, y después conoció a Clementine, quien también se convierte en su exnovia. Cuando descubre que Clementine ha decidido borrarlo de su memoria, Joel accede a someterse al tratamiento que eliminará todos los recuerdos de su tormentosa relación.
  • Clementine Kruczynski (Kate Winslet): es una mujer impulsiva, espontánea y algo impredecible. Cambia constantemente de color de pelo en función de su estado de ánimo. Es sincera y su personalidad dista mucho de la de Joel. Tras su mala experiencia decide borrar los recuerdos vividos con Joel.
  • Mary Svevo (Kirsten Dunst): recepcionista de la clínica Lacuna. Un día descubre que ella también fue paciente de la clínica, tras tener una relación con su jefe, y decide enviar las cintas a todos los clientes para que se enteren del experimento al que fueron sometidos.
  • Patrick (Elijah Wood ): es un trabajador de Lacuna, encargado de borrar recuerdos de las mentes. Patrick aprovecha la situación para ganarse el afecto de Clementine.
  • Howard Mierzwiak (Tom Wilkinson): es el doctor jefe de la clínica Lacuna. Engaña a su esposa con Mary, su recepcionista, y después somete a esta al experimento sin su consentimiento para que lo olvide.

También te puede interesar:

Actualizado en
Marián Ortiz
Marián Ortiz
Graduada en Comunicación Audiovisual (2016) por la Universidad de Granada, con máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual (2017) de la Universidad de Sevilla.