Poema Hombres necios que acusáis de sor Juana Inés de la Cruz


Qué es poema Hombres necios que acusáis de sor Juana Inés de la Cruz:

El poema Hombres necios que acusáis, de sor Juana Inés de la Cruz, expone los temas de la desigualdad y la injusticia de los cuales es víctima la mujer a través del machismo y la discriminación femenina.

Sor Juana Inés de la Cruz fue una religiosa de la Orden de San Jerónimo y destacada escritora del género de la lírica y prosa durante el Siglo de Oro español.

Poema Hombres necios que acusáis

Hombres necios que acusáis

Vea también Poema Detente sombra de mi bien esquivo de sor Juana Inés de la Cruz.

Argumento del poema

El tema principal del poema es la crítica sobre la postura que toma el hombre ante la mujer actuando de manera hipócrita, egoísta e impulsiva, y del cual sor Juana Inés de la Cruz deja muy claro su postura de desacuerdo.

Cabe recordar que ella fue una religiosa que defendía la figura femenina y su valor, de ahí su llamado de atención al trato y lugar que los hombres daban a las mujeres de su época.

En el poema se menciona la queja de que los hombres rechacen tanto a las mujeres que cometen pecado carnal como aquellas que son recatadas y no se entregan al acto sexual. Por ejemplo,

Si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Sor Juana Inés de la Cruz considera al hombre como el culpable de seducir a la mujer y de sus actos consecuentes que llevan al acto carnal.

Sin embargo, también deja claro que esto es culpa de ambas partes, del hombre que seduce y de la mujer que se deja seducir. Por tanto, también se resalta el valor moral que ambos deberían tener y diferenciar lo bueno y lo malo.

Análisis del poema

El poema Hombres necios que acusáis, es una redondilla en el cual se emplea una gran cantidad de figuras literarias. El poema está compuesto por 16 estrofas, cada una con cuatro versos de ocho sílabas y, una rima asonante ABBA.

Por otro lado, el uso de figuras literarias es constante a lo largo del poema, entre las que se pueden mencionar, por ejemplo, en esta estrofa se observa el recurso literario antítesis, ya que se origina una contraposición de afirmaciones.

"Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas".

A continuación se presenta el uso de la figura literaria de la aliteración, que consiste en la repetición notoria de un sonido.

"Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis".

No obstante, a lo largo del poema hay más ejemplos del uso de las figuras literarias y de cómo pueden enriquecer los versos de un poema.