Película Relatos salvajes de Damián Szifron


Marián Ortiz
Marián Ortiz
Especialista en Medios Audiovisuales

Relatos salvajes es una película hispano-argentina escrita y dirigida por el cineasta Damián Szifron que se estrenó en el año 2014.

La película gira en torno a seis historias autoconclusivas, cuyo nexo entre ellas es siempre la violencia. Los personajes están sometidos a diferentes situaciones de la vida cotidiana y el destino los conduce a un final loco y absurdo. El filme está dividido en seis cortometrajes.

La cinta se hizo en 2015 con numerosos premios como el Goya y el Ariel a la mejor película iberoamericana. También consiguió la nominación en la categoría de mejor película de habla no inglesa en los premios Óscar.

Cartel de Relatos salvajes.
Cartel de la película.

Resumen de la película

Relatos salvajes es una película compuesta por seis cortometrajes. El primero, Pasternak, narra la historia de una modelo y un crítico musical que coinciden en un avión y pronto descubren que ambos conocen a Gabriel Pasternak. Poco a poco se revela que todos los pasajeros han tenido algo que ver con el pasado de Pasternak y que él es el comisario de a bordo de ese avión que, finalmente, acaba estrellando.

La segunda historia lleva por título Las ratas y está protagonizada por una camarera que descubre que uno de sus clientes es el hombre que provocó el suicidio de su padre. La cocinera le sugiere echar matarratas en su comida y, aunque la camarera se niega, al final la cocinera suscita un desenlace fatal.

El tercer cortometraje es El más fuerte, que gira en torno a la discusión de dos conductores. Uno representa el poder; otro la carencia. Tras un encontronazo de ambos en una carretera solitaria, la historia desemboca en un violento final.

Bombita, la cuarta historia del filme, relata la vida de un ingeniero indignado con la sociedad y sus reglas. Un día tiene un altercado con un trabajador de la compañía de grúas después de que retiraran su coche por estar mal estacionado. Este acontecimiento destroza su matrimonio y termina con su trabajo. Finalmente, el protagonista planea una cruel venganza contra la empresa de grúas y la intendencia.

La quinta historia es La propuesta. Habla sobre Santiago, hijo de un matrimonio adinerado, que una noche atropella a una mujer embarazada y se da a la fuga. Sus padres intentan tapar lo sucedido y sobornan a un trabajador de su casa para que se declare culpable a cambio de dinero. Al final, el padre de Santiago es chantajeado por su propio abogado y por el fiscal que lleva el caso.

El sexto y último cortometraje es Hasta que la muerte nos separe. La historia transcurre durante la boda de Romina y Ariel. Cuando comienza el banquete, la novia se entera de la infidelidad de su marido con una compañera de trabajo. A partir de ese momento, la joven lleva a cabo una venganza atroz y desencadena una serie de sucesos que convierten la fiesta en un campo de batalla.

Pasternak

Pasternak es el primer cortometraje del filme. Se desarrolla en un avión, en el cual coinciden Isabel, una modelo, y Salgado, un crítico de música clásica. Ambos comienzan una conversación que se inicia hablando de sus respectivas profesiones hasta que descubren que tienen un pasado en común: Gabriel Pasternak. Exnovio de la modelo y antiguo estudiante de música clásica en el conservatorio donde trabajaba Salgado, quien tumbó su tesis durante la presentación.

Isabel en Relatos Salvajes
Isabel, interpretada por la actriz María Marull, es una modelo que gana un viaje gracias a un sorteo que realizó su empresa.

Al escuchar la conversación, una mujer, la profesora Leguizamón, no puede evitar interrumpir para añadir que ella había sido maestra del susodicho y que causó su descontento al comunicarle que repetiría curso. Poco a poco, todas las personas que se encuentran allí descubren que están relacionadas con el pasado de Gabriel y que, de alguna forma, le hicieron sufrir.

Profesora Leguizamón.
La profesora Leguizamón, interpretada por Mónica Villa, también se gana el viaje en un sorteo.

De repente, una azafata anuncia a los pasajeros que Pasternak es el comisario de a bordo del avión y que lleva un rato encerrado en la cabina del piloto sin dar respuesta. El avión comienza a hacer turbulencias y los pasajeros sospechan que todo forma parte de un plan ideado por Gabriel para vengarse de ellos por el daño que le hicieron en el pasado. Mientras tanto, su antiguo psicoanalista, también allí presente, intenta convencer a su paciente para que abandone su plan.

La azafata anuncia una mala noticia a los pasajeros.
La azafata anuncia que el comisario de abordo del vuelo es Gabriel Pasternak.

Finalmente Pasternak, sucumbido por las humillaciones y traición de los pasajeros del vuelo, no aborta su misión y el relato termina con el avión a punto de estrellarse en el jardín de la casa de una pareja de ancianos.

Análisis de Pasternak: entre el rencor y la venganza

El rencor del Gabriel Pasternak es lo que mueve este relato hacia un final abrupto y "salvaje". Como espectadores no podemos poner cara al personaje de Pasternak, en torno al cual gira toda la historia. Sin embargo, es interesante la utilización de la técnica del "personaje ausente": aunque no aparece en la pantalla lo conocemos gracias al resto de personajes.

Este relato representa el rencor y la incapacidad de perdonar. Lo hace a través de Gabriel, un hombre que ha sufrido en el pasado por culpa de una ex que lo engañó, un juez que le impidió desarrollar su carrera como crítico, una profesora que le hizo repetir curso, un ex compañero de clase que le hizo bullying y un psicólogo que no lo supo entender.

A través de todas estas situaciones, descritas por los pasajeros del vuelo y que pueden resultar familiares para el espectador, conocemos a Pasternak. En un tono que se mueve entre lo trágico y lo cómico, descubrimos un final que nadie se podría esperar: la venganza del protagonista que estrella el avión en el jardín de sus padres.

Las ratas

Las ratas es el segundo relato que aparece en la película. La historia tiene lugar en un restaurante, situado en mitad de la carretera, en el que una camarera descubre que uno de los clientes, un político llamado Cuenca, es el causante de la muerte de su padre y, por consiguiente, el responsable de sus posteriores tragedias familiares.

Personaje de Camarera en Relatos salvajes.
La actriz Julieta Zylberberg encarna a la camarera en Las ratas.

Pronto la muchacha le comunica lo sucedido a la cocinera, una expresidiaria, y ésta le propone envenenar al hombre añadiendo matarratas en su comida.

Personaje de La cocinera en Relatos Salvajes.
La cocinera, interpretada por Rita Cortese.

Sin tener en cuenta la opinión de la joven, la cocinera decide echar veneno a la comida de Cuenca.

La camarera reconoce a Cuenca.
Momento en que la camarera reconoce a Cuenca.

Sin embargo, el producto no genera efecto en el hombre y la camarera, arrepentida, intenta retirarle el plato sin éxito.

Después aparece Alex, hijo del político, que prueba la comida y comienza a descomponerse. La camarera insiste en hacer algo para impedir la muerte de ambos pero la cocinera se empeña en dejarlos morir.

La situación continúa con un forcejeo entre la muchacha y el político con la intención de evitar su intoxicación. Pero el hombre la agrede y la insulta.

Personaje de Cuenca en Relatos salvajes.
Personaje de Cuenca.

Finalmente, la cocinera, que está contemplando la escena, aparece por detrás y apuñala a Cuenca por la espalda con un cuchillo de concina. La muchacha termina tumbada en el suelo bañada en la sangre del político y la cocinera es arrestada por la policía.

Análisis de Las ratas: la indiferencia y la venganza

El resentimiento, la indiferencia y el abuso de poder son los ingredientes principales de esta historia. La camarera se muestra inquina al conocer la presencia de Cuenca, que representa el despotismo, y muestra su deseo por vengar la muerte de su padre.

Sin embargo, la personalidad bondadosa de la joven y el cargo de conciencia le impiden tomar una decisión para efectuar el crimen. Es entonces cuando aparece representada la indiferencia de la mano del personaje de la cocinera, una mujer que ha cumplido condena y que se muestra fría a la hora de vengar una situación injusta. En este caso, este personaje simboliza el "animal irracional" que todos llevamos dentro ante circunstancias abusivas.

En definitiva, esta historia pretende dar a conocer el lado más prehistórico del ser humano, al demostrar que, por muy racionales que nos mostremos, ante la venganza no diferimos mucho de los animales.

El más fuerte

El más fuerte es el tercer relato que presenta la película y se desarrolla en una carretera. Dos personajes, Diego y Mario, comienzan una disputa que desemboca en la lucha de ambos por la supervivencia después de haberse declarado la guerra.

Diego Iturralde de Relatos Salvajes.
Personaje de Diego, interpretado por Leonardo Sbaraglia.

Diego, un hombre adinerado y apasionado automovilista, disfruta de la conducción por una carretera solitaria con un coche Audi. Inesperadamente se cruza con un coche viejo y desgastado, el de Mario, que va más lento que él e impide el adelantamiento. Finalmente Diego consigue hacer la maniobra e insulta al otro conductor llamándolo "negro resentido".

Diego insulta a Mario.
Diego insulta a Mario cuando consigue adelantarlo.

Poco después, Diego percibe el pinchazo de una de las ruedas de su coche y tiene que parar en mitad de la ruta. Mientras espera a la grúa, vuelve a encontrarse con Mario, un hombre de clase baja, a quien había insultado anteriormente, que decide estacionar su coche delante del Audi.

Mario en Relatos Salvajes
Personaje de Mario en Relatos Salvajes.

Diego resuelve meterse en su coche para protegerse mientras Mario planea una cruel venganza y destroza a golpes el coche de alta gama. El conductor del Audi decide arrancar el coche y tirar a Mario por un río próximo. Después intenta cambiar el neumático para poder escapar, pero Mario logra salir del río.

A partir de ese momento, la historia se convierte en una batalla entre ambos conductores resumida en golpes, gritos e insultos.

Mario destroza el coche de Diego.
Mario destroza el coche de Diego.

Finalmente, Mario trata de incendiar el coche de Diego con el conductor dentro pero ambos terminan calcinados dentro del automóvil.

Explosión del coche.
Explosión del coche de alta gama con los dos personajes dentro.

Análisis de El más fuerte: la lucha de clases

Los personajes de Diego y Mario representan un conflicto movido por la lucha de clases. Por un lado Diego, representa la soberbia cuando se encuentra por la carretera con un coche "peor" que el suyo y su instinto de superioridad le obliga a adelantarlo. Por otro lado, Mario representa a la clase más baja y, de algún modo, intenta no ser pisoteado.

La actitud altiva de Diego se ve mermada por el pinchazo de un neumático de su coche, esto demuestra que, a pesar de llevar un coche de alta gama, también está expuesto a daños como cualquier otro.

Con independencia de la clase social a la que pertenecen los protagonistas, ambos presentan su lado más "salvaje" en situaciones extremas. Ambos comparten la ira y la perdida de control, no importa la educación recibida o el nivel social que tienen.

Bombita

La cuarta historia de la película, Bombita, se desarrolla en torno al personaje de Simón. Un ingeniero experto en explosivos cansado de las injusticias sociales que se ve inmerso en un problema con la administración desde el momento en el que la grúa retira su coche, supuestamente mal estacionado.

Personaje de Simón Ficher.
Ricardo Darín interpreta a Simón Fisher en el relato Bombita.

Enfadado por la situación, decide ir a la oficina de reclamaciones pero no obtiene un buen trato por parte del empleado, quien le obliga a pagar la multa.

Cuando recupera su coche y va a su casa para llegar a tiempo al cumpleaños de su hija queda atrapado en un atasco. Finalmente, consigue llegar al domicilio y su mujer, enojada por su actitud indiferente ante las situaciones familiares, le propone poner fin a su matrimonio.

Victoria Relatos salvajes.
Nancy Dupáa encarna a Victoria, la esposa de Simón.

Al día siguiente, el ingeniero vuelve a la oficina de tránsito con la intención de que la municipalidad le pida disculpas por lo sucedido y lo indemnice. Sin éxito, discute con el empleado y golpea la cristalera que los separa hasta conseguir que vengan los agentes de seguridad.

Simón y empleado.
Simón reclama sus derechos a un empleado de la oficina de tránsito.

El suceso aparece en numerosos medios de comunicación y es despedido de su trabajo. Mientras tanto, su esposa inicia los trámites del divorcio y hace que su abogada retire la custodia compartida de su hija, al apelar que es un violento y está desempleado.

Tras esta situación, Simón busca trabajo en una empresa de ingenieros, aunque sin resultados. Cuando sale de la oficina descubre que su coche no está y que la grúa se lo ha vuelto a llevar por estar mal estacionado. Lo que supone una nueva infracción y desata el enfado del protagonista.

Este hecho produce la venganza de Simón, que pone explosivos en su coche y lo estaciona, intencionadamente, en un lugar prohibido. Después observa desde la ventana de una cafetería cómo explota su coche en el depósito.

Finalmente, aunque el protagonista es encarcelado, el suceso es portada de todos los periódicos del país. Desde ese momento pasa a ser un héroe y a denominarse "Bombita", entre todos aquellos que luchan contra la burocracia y las reglas injustas de la administración.

Análisis de Bombita: la lucha contra la injusticia

En un contexto urbano, este cortometraje protagonizado por Diego hace empatizar al espectador desde el primer minuto. A menudo, estamos sometidos a las normas que rigen las administraciones y, en algunas ocasiones, somos víctimas del sistema burocrático.

Este personaje simboliza esta lucha por las injusticias y la impotencia ante un sistema desgastado que lo envuelve en un drama personal y profesional. El relato supone un canto a la lucha contra el sistema social imperante en la sociedad argentina.

La propuesta

El penúltimo relato de la película presenta a Santiago, un joven de familia acomodada que sufre un percance con el coche de sus padres y atropella a una mujer embarazada.

Santiago en Relatos salvajes
Santiago, interpretado por Alan Daicz.

Desesperado por lo sucedido, Santiago despierta a sus padres, Helena y Mauricio, para contarles entre lágrimas lo ocurrido.

Helena y Mauricio en Relatos Salvajes.
Personajes de Helena y Mauricio, padres de Santiago.

Mauricio y Helena intentan frenar la angustia de su hijo y llaman al abogado de la familia, que los atiende inmediatamente.

El letrado revela a sus clientes que condenarán a su hijo. Mientras tanto, los medios de comunicación informan por televisión de lo acontecido y hacen eco del estado crítico de la víctima.

El abogado familiar propone que otra persona se responsabilice del accidente para evitar que Santiago vaya a la cárcel. Entonces, Mauricio llama a José, el jardinero de la casa, para que asuma el delito como propio a cambio de dinero.

José en Relatos Salvajes
Germán de Silva encarna a José en el relato La propuesta.

José acepta el plan e intenta engañar al fiscal de turno; sin embargo, éste descubre que el empleado de la casa no es el culpable. Después el abogado propone a Mauricio sobornar al fiscal para que no confiese lo ocurrido.

Abogado y Fiscal en Relatos Salvajes
Personajes del fiscal (primero a la izquierda) y el abogado (primero a la derecha).

Finalmente, Mauricio termina siendo víctima de un chantaje por parte del abogado y el fiscal, que pretenden sacarle más dinero a cambio de su silencio. Por otro lado, el jardinero es arrestado por la policía y protagoniza un fatal desenlace cuando el marido de la víctima lo mata mientras es trasladado a prisión.

Análisis de La propuesta: el dinero no lo es todo

En esta historia, vuelve a aparecer la alta sociedad como telón de fondo. Mauricio representa el poder y cree que con el dinero va a poder subsanar el delito que ha cometido su hijo. Sin embargo, este relato demuestra que el dinero no lo es todo en el momento en el que el plan del protagonista se vuelve en su contra cuando su abogado y el fiscal lo chantajean a cambio de más dinero.

Es por ello que este relato pretende reflejar que la riqueza, elemento que traería la paz en la familia, sumerge a Mario en una trama de corrupción y soborno.

Hasta que la muerte nos separe

El sexto y último relato tiene lugar en un banquete, el de la boda de Romina y Ariel.

Romina en Relatos Salvajes.
La actriz Érica Ribas interpreta a Romina.

En el salón de bodas los invitados esperan la llegada de los novios mientras visualizan un vídeo de los mismos. Seguidamente, Romina y Ariel, recién casados, irrumpen en el salón y comienzan a celebrar el enlace con sus amigos entre bailes y risas.

Ariel en Relatos salvajes
Diego Gentile como Ariel.

En mitad de la noche, Romina ve a su marido hablar muy cariñoso con una compañera de trabajo. Más tarde, durante el vals, la novia interroga a su marido y éste le confiesa su infidelidad.

Después Romina llora y sale desesperada del salón de bodas. En las inmediaciones del salón, la joven conoce a uno de los cocineros y poseída por la rabia decide mantener relaciones sexuales con el empleado. Ariel, que había corrido tras ella, los pilla en mitad del acto.

Tras este hecho, Romina amenaza a su marido, jura que le hará la vida imposible y le advierte que no le dará el divorcio hasta que la muerte los separe. Luego abandona el lugar y vuelve a la fiesta para atender a los invitados.

Una vez en el salón, la novia saca a bailar a la amante de Ariel y la termina lanzando contra una ventana. Después Ariel llora desconsolado por lo sucedido y su madre amenaza y agrede a Romina.

Al final, en mitad del desastre, el matrimonio empieza a bailar en la pista de baile y se reconcilian ante los ojos de los invitados, afligidos por lo ocurrido.

Análisis de Hasta que la muerte nos separe: traición y venganza

El sexto cortometraje pone la guinda al pastel ya que supone uno de los relatos más descabellados que el espectador podría imaginar.

En un tono de comedia negra y en un contexto en el que nadie esperaría lo sucedido aparecen representadas la traición, por parte de Ariel, y la venganza a través de Romina.

Una boda, situación cotidiana, que hace que nos planteemos como espectadores cómo actuaríamos ante esa circunstancia.

Esta historia pretende poner fin a la película dejando constancia y recapitulando la idea que permanece implícita a lo largo de todo el largometraje: la violencia como motor común de todos los seres irracionales.

Análisis e interpretación de la película

Relatos salvajes es una película que podemos analizar a diferentes niveles: estructura, contexto y los personajes o fusión de géneros. A continuación, comentamos cada uno de estos aspectos.

Estructura

Lejos de tener una estructura convencional, la película está formada por seis historias, cada una de ellas con una estructura narrativa clara: planteamiento, nudo y desenlace. Sin embargo, todas ellas están condicionadas por un concepto que mueve a todos sus protagonistas: la venganza.

Contexto y personajes: lo cotidiano llevado al límite

Las situaciones que se presentan en el filme así como el contexto en el que se desarrollan: el interior de un avión, un bar de carretera o la rutina de una ciudad, podrían extrapolarse perfectamente a la vida cotidiana de cualquier espectador.

Los personajes, que representan a diferentes clases sociales, comparten la ira y el estrés. En su comportamiento despiertan la naturaleza animal del ser humano, con independencia de la categoría social, al enfrentarse a situaciones injustas o abusivas.

Ante dichas circunstancias, los protagonistas de los seis relatos pierden el control y se dejan llevar por sus deseos de venganza.

Fusión de géneros

Una de los detalles más destacados de la película es la combinación de diferentes géneros cinematográficos. La presencia de una estructura lineal que incluye diferentes relatos permite introducir diferentes géneros. Es por ello que, a lo largo del largometraje, aparecen: el drama, la comedia negra, la tragicomedia y el suspense.

Conclusión: catarsis y diversión

Sin duda, este filme hispano-argentino invita a la reflexión a través de cuentos frescos que conducen a sus protagonistas a una catarsis personal.

En clave de diversión, la película enreda y atrapa al espectador de principio a fin como sí, por un momento, fuera el personaje principal de cada historia. En definitiva, Relatos salvajes es una película liviana y entretenida que no deja indiferente a nadie.

Tráiler

También te puede interesar:

Marián Ortiz
Marián Ortiz
Graduada en Comunicación Audiovisual (2016) por la Universidad de Granada, con máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual (2017) de la Universidad de Sevilla.