Película El hoyo


Carolina Marcello
Carolina Marcello
Magíster en Estudios Literarios, Culturales e Interartes

El hoyo es una película española de terror y ficción científica, dirigida por Galder Gaztelu-Urrutia. Este largometraje de 2019 es una producción original de Netflix que ha alcanzado un enorme éxito en la audiencia internacional.

Extremamente angustiante, con pasajes violentos que rayan en el género gore, la película es una distopía que provoca múltiples reflexiones sobre nuestra realidad. Tildado tanto de genial como de perturbador por el público, El hoyo tiene un final sorprendente y deja muchas interrogantes en el aire.

Explicación y análisis de la película

el hoyo

Atención: ¡contiene spoilers!

Pesado, denso y de difícil comprensión, El hoyo va dejando algunos indicios e interrogantes que el espectador necesita atender cuidadosamente.

La premisa es simple y aterradora: el protagonista, Goreng, está en una prisión vertical con dos reclusos por nivel y un enorme hoyo rectangular en el centro. Todos los días desciende una plataforma que contiene un lujoso banquete colmado de las mejores delicateses.

Los que están en el primer nivel son los primeros en comer. Cada tantos minutos, la plataforma baja al nivel siguiente para que todos coman. El ritual se repite a lo largo de incontables niveles y los individuos se ven forzados a comer las sobras de sus predecesores. En este lugar, la comida es lo único que importa, ya que de ella depende la sobrevivencia de cada uno.

Goreng e Trimagasi comendo.

Es curioso notar que algunos nombres de los personajes remiten a la culinaria. Por ejemplo, Goreng es el nombre de una receta de Indonesia, Malaya y Singapur, y Barahat es el nombre de una mezcla de especias de origen árabe.

Mientras acompañamos a los protagonistas en su lucha por la supervivencia, también podemos percibir una serie de símbolos y críticas sociopolíticas.

Una metáfora extrema sobre la división de clases

"Comer o ser comido"

El primer compañero de Goreng es Trimagasi, un hombre de edad avanzada que lleva mucho tiempo en el hoyo y le explica cómo funciona. Él no permite que se aproximen demasiado, dejando claro que cada uno debe valerse por sí mismo: se trata de "comer o ser comido".

Trimagasi comendo.

El hombre, que enloqueció como consecuencia de la sociedad de consumo, enfrenta la situación con absoluta normalidad (para él todo es "obvio").

Trimagasi escogió un objeto para llevar consigo en aquel lugar: un cuchilllo que se afila por sí mismo, listo para atacar y defenderse a toda costa. Por la forma en que trata a los de abajo, Trimagasi deja en evidencia que todos están solos y unos contra otros.

Comer puede ser muy fácil o muy difícil, depende de tu clase...

Debido a la jerarquía que se establece, está implícito que los niveles no se comunican ni colaboran entre sí: ellos no hablan con los de abajo y los de arriba les responden. Así, el sistema parece haber sido concebido para aislar a los individuos al impedir acciones organizadas o colectivas.

Desde el inicio de la película, el espectador va notando el choque de realidades gracias escenas que pasan de una cocina extremadamente limpia y suntuosa hasta la vida miserable del hoyo.

La escena en la cual vemos, lentamente, cómo el banquete es consumido y devorado en la medida en que desciende, es una imagen de la falta de recursos generada por los excesos de quien está en el tope de la jerarquía.

Frame: mesa no começo, cheia de comida.

El desespero es tal que las personas se transforman en asesinas, ya que los de abajo se ven obligados a matar y a convertirse en caníbales como último recurso de supervivencia.

Solidaridad espontánea

Después de casi ser devorado por Trimagasi, cuando despiertan en el nivel 171, Goreng se ve obligado a comer la carne de su antiguo compañero. Es Imogiri, su nueva compañera, quien le da un giro al relato.

La mujer, que trabajó para la administración y se postuló como voluntaria para participar de la "experiencia", intenta alterar el funcionamiento del lugar, dividiendo la comida en porciones. Aunque ella cree en la "solidaridad espontánea", sus esfuerzos son recibidos con risas e insultos por días.

Irritado, Goreng obliga a los niveles inferiores a obedecer la orden, amenazándoles con esparcir heces en la comida siempre que la plataforma pase por su nivel: "¡Solidaridad o mierda!".

Descender para después subir

Frame: Baharat e Goreng.

Entretanto, la llegada de un tercer compañero de celda, Baharat, cambia todo el escenario. El hombre, creyente en Dios y lleno de esperanza, acepta el plan de Goreng para dominar la plataforma y redistribuir la comida.

Es a través de la unión, de la acción conjunta, que los prisioneros logran alterar el orden y transmitir un mensaje para los que están en la cima. Ese mensaje será retornar la pannacotta al nivel cero.

Temática y simbología religiosa

No es solo Baharat quien habla de religión durante la película y afirma que aquel lugar es un infierno. Si prestamos atención, existen varias referencias bíblicas que atraviesan el relato. En realidad, casi en el desenlace del filme podemos ver la representación de los pecados capitales en los reclusos, como el hombre que lanza billetes al aire.

De hecho, desde el inicio, Trimagasi cuestiona al protagonista: "¿Crees en Dios?". Más adelante, Imogiri insinúa que puede estar allí con una misión. Después de que esta se suicida, Goreng ve (o alucina con) su espíritu, que lo apunta como "el mesías" o "el salvador" que los liberará.

Goreng

El personaje también hace una referencia al sacrificio de Jesús, al pedirle a su compañero que coma su carne y beba su sangre. Baharat, que se embarca con el protagonista en una misión suicida, también está buscando su salvación.

Los números de los niveles no son casuales. Por ejemplo, el número 333, donde los dos héroes se detienen al encontrar a la niña, puede ser una referencia a la edad de Jesús cuando murió. Por otro lado, con ese número de niveles, El hoyo tendría 666 reclusos, número asociado con el Diablo.

Relación con el libro Don Quijote de la Mancha

Cuando tuvo la oportunidad de escoger un objeto para llevar al hoyo, Goreng optó por un ejemplar del libro Don Quijote de la Mancha, una de las obras más importantes de la lengua española.

Encantado por las novelas de caballería, este famoso personaje vivía obsesionado con derrotar villanos y hacer justicia. Sus delirios por cambiar el mundo, hicieron que Don Quijote se convirtiera en un símbolo de los soñadores y los locos, lo que, de alguna forma, parece inspirar al protagonista.

Cuando Goreng revela su plan a Baharat por primera vez, él le responde: "sólo un loco haría eso". La desesperación, tal vez aliñada con una dosis de locura, fue lo que los llevó a lograr lo que nunca nadie había logrado.

Final de la película El hoyo explicado

Para entender esta película, es necesario analizar el final, ya que su desenlace despierta gran confusión entre los espectadores. Encerrado en esta prisión distópica, donde a cada cual le corresponde un nivel, Goreng conoce a una figura que quiebra las reglas: Miharu.

La mujer es una especie de asesina salvaje que utiliza la plataforma para trasladarse en la prisión en búsqueda de su hija, que presume que está dentro del edificio. Goreng intenta ayudarla y ella corresponde el gesto salvando su vida de las manos sedientas de Trimagasi.

Frame: Miharu na plataforma.

Durante mucho tiempo, el espectador es inducido a pensar que la mujer está loca y que no existe ninguna niña en el recinto, ya que sería imposible que pudiera sobrevivir allí.

Sin embargo, cuando el protagonista y su compañero Baharat logran acercarse al final del hoyo en su plan de revuelta, ven a la niña escondida y se detienen para ayudarla. Tras la muerte de su compañero, Goreng continua el viaje con la hija de Miharu.

Frame: final do filme.

Cuando la plataforma llega hasta el fondo, finalmente comprende que el mensaje que necesitaba enviar al tope no eran ni la panna cotta intacta ni las palabras sobre lo que vio en el hoyo.

El verdadero mensaje, el que realmente lo cambiaría todo, era la existencia de la niña que acaba de salvar. Una vida capaz de nacer y desarrollarse en aquel lugar de muerte es un símbolo de esperanza y una posible semilla de transformación.

Al ver que ya no necesita ser portador del mensaje, pues la existencia de la niña habla por sí misma, Goreng ve el espíritu de Trimagasi, quien le anuncia que su misión acabó. Los dos parten juntos tan pronto la plataforma se eleva, cargando con la niña hasta el nivel cero.

Podríamos concluir que el héroe murió al haber cumplido su misión, pero nunca podríamos saber si la llegada de la niña a la cima cambió o no alguna cosa.

Tráiler

Carolina Marcello
Carolina Marcello
Magíster en Estudios Literarios, Culturales e Interartes (2014) y licenciada en Estudios Portugueses y Lusófonos (2011) por la Universidad de Oporto (Portugal).