El fin justifica los medios


Qué significa El fin justifica los medios:

El fin justifica los medios es una frase atribuida erróneamente al escritor y personaje relevante de la Italia renacentista, Nicolás Maquiavelo. La misma expresa que cuando el objetivo o la causa son importantes, cualquier medio utilizado para lograrlo es válido.

Habitualmente, muchos han atribuido esta frase como postulado a Nicolás Maquiavelo incluido en su obra El Príncipe, escrita en el año 1513 y publicada en 1532 en la que el autor defiende la imposición de cualquier teoría o plan político por parte del gobernante para permanecer en el poder ante cualquier incidencia.

En consideración a lo anterior, lo más parecido a esta frase se encuentra en la obra El Príncipe, en el capítulo XVIII:

En las acciones de los hombres, y particularmente de los príncipes, donde no hay apelación posible, se atiende a los resultados. Trate, pues, un príncipe de vencer y conservar el Estado, que los medios siempre serán honorables y loados por todos; porque el vulgo se deja engañar por las apariencias y por el éxito; y en el mundo sólo hay vulgo, ya que las minorías no cuentan sino cuando las mayorías no tienen donde apoyarse.

Así, el postulado “el fin justifica a los medios” no aparece textualmente en las palabras de Maquiavelo pero se atribuye como conclusión a la idea dada por el escritor en sus narraciones. Sin embargo, existen historiadores que atribuyen la frase al teólogo alemán Hermmann Busenbaum, extraída del libro en latín “Medulla theologiae moralis”, bajo la frase:

“Cum finis est licitus, etiam media sunt licita”, que traducido al español es “Cuando el fin es lícito, también lo son los medios”.

Según otras teorías, indican que Napoleón Bonaparte, en el libro de El Príncipe, anotó una frase con un significado parecido “Triunfad siempre, no importa cómo, y siempre tendréis razón” que lleva al individuo a la misma conclusión.

Vea también El príncipe de Nicolás Maquiavelo.

Explicación de la frase “El fin justifica los medios”

El fin justifica los medios es una frase que señala al individuo dispuesto a realizar cualquier cosa que desea para conseguir o cumplir un objetivo. Dicha frase en un principio se aplicaba únicamente en el ámbito de la política, o los negocios, pero actualmente aborda a otros contextos de la vida del individuo.

Esta frase se emplea para evadir cualquier acto o vía que son contrarias a la ética y buenas costumbres pero que acarrean un fin presumiblemente bueno. Con esta frase el individuo coloca en un segundo plano la moral y la ética, y justifica todos sus medios engañosos siempre que le permita alcanzar un fin determinado.

En conclusión, según esta frase y su supuesto autor los actos de los hombres deben de ser juzgado por los resultados, por lo que si al final el individuo logra sus objetivos, los medios deben de ser aceptados.

Sin embargo, según el famoso escritor inglés Aldous Huxley los fines no pueden justificar los medios, porque los medios usados determinan la naturaleza del fin que es alcanzado.

Por último y para una mejor comprensión, citaré un ejemplo de una persona que considera que el fin justifica los medios. En una empresa, dos grandes directivos deben de presentar cada uno un interesante proyecto para aumentar las ventas y reconocimientos de los productos y/o servicios presentados por la empresa, y ser premiados con el aumento de sueldo y puesto de trabajo.

Ambos querían impresionar al jefe, pero especialmente aquel que tiene una familia para sustentar y el deseo de brindarle una mejor vida a sus hijos. En el día de la presentación de proyecto, el candidato A llega más temprano a la oficina con el objetivo de destruir el proyecto del candidato B, imposibilitándolo a asistir al evento de hoy.

En virtud de lo anterior, se puede concluir que el fin justifica los medios, ya que el candidato A buscaba dar una mejor vida a su familia, por lo que era necesario impresionar con su proyecto para lograr aumento de sueldo, sin importar los daños ocasionados al su colega.