Platero y yo de Juan Ramón Jiménez


Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

Qué es Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez:

Platero y yo es una obra narrativa, escrita por el autor Juan Ramón Jiménez, en la cual se relatan las anécdotas, vida y muerte de Platero, un burrito singular.

El autor de la obra, Juan Ramón Jiménez, nació en Moguer, Huelva, el 23 de diciembre de 1881 y murió en San Juan, Puerto Rico, el 29 de mayo de 1958.

Fue un poeta español, ganador del Premio Nobel de Literatura en el año 1956, cuando tenía 76 años, por su trabajo literario, en el cual se reúnen varios textos, entre esos Platero y yo.

La importancia de las obras de Jiménez, en especial de Platero y yo, es que representan la transición de la narrativa del modernismo y de todas las corrientes posteriores, para realizar un texto que supere la tendencia romántica, modernista y superficial, para invocar las experiencias y emociones reales.

Análisis de Platero y yo

Platero y yo es un libro que consta de 138 capítulos bastante breves, que pueden no superar las dos páginas.

Dichos capítulos no comparten un orden cronológico o línea de tiempo. Más bien, son capítulos en los cuales se recopilan y exponen las experiencias y recuerdos vividos, que van y vienen, entre Platero y el narrador, que son los personajes principales.

La narrativa del autor, Juan Ramón Jiménez, en Platero y yo, se caracteriza, en principio, por la gran cantidad de detalles, descripciones y uso de recursos literarios empleados a lo largo del texto, lo cual invita al lector a ir más allá de la simple imaginación de cómo son los escenarios y de cómo ocurrieron los hechos.

Algunos especialistas opinan que el relato es una especie de diario en el cual Jiménez expone parte de su vida durante la infancia, forma de pensar y de actuar.

No obstante, el libro no es un diario, aunque sí puede que refleje muchas experiencias propias del autor a lo largo del texto.

Por tal razón, son muchos los lectores y especialistas en literatura que opinan que la obra no es un texto fácil o simple de digerir como lectura infantil, ya que trata sobre temas de la vida, la amistad, la muerte, la enfermedad, los miedos, e, incluso, las añoranzas de compartir con un ser querido que no está cerca.

A lo largo de la narración, el autor describe cómo es la relación del narrador (yo) con Platero, y cómo este singular burro se relaciona con otras personas y animales. También cabe destacar que los hechos relatados transcurren en primavera y culminan en invierno.

Otro aspecto a resaltar de la narración de Platero y yo es que el autor, Juan Ramón Jiménez, hace uso de un amplio y rico vocabulario, empleando, en algunos casos, palabras inventadas y expresiones típicas andaluzas.

Jiménez hace constante uso de los recursos literarios a fin de enriquecer la imaginación del lector descripción tras descripción, a través de diversos adjetivos.

Personajes de Platero y yo

Los personajes principales de la obra Platero y yo, son el narrador (yo) y Platero, el burro. “Yo” es el narrador de la historia, relata y describe todo lo que ocurre a lo largo del texto, así como expone cómo es y cuánto quiere a Platero.

Por su parte el narrador (yo) se presenta como un joven vestido de luto, de barba nazarena y un breve sombrero negro.

Platero es el nombre del burro, que deviene de una expresión generalmente utilizada, “burros de plata”, para señalar a ciertos tipos de asnos en la región de Andalucía, España.

En el texto se describe a Platero como:

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

No obstante, a lo largo del libro aparecen más personajes pero con poca participación. Entre ellos, el loro, la perra Diana, el perro sarnoso, los niños, el canario verde, la cabra, la novia, entre otros animales y personas.

Resumen de Platero y yo

La obra Platero y yo trata sobre la vida de un burro muy querido llamado Platero. Este burro es criado y cuidado por un jovencito, el cual lo quiere y lo trata como si fuese su mejor amigo, ya que por diversas razones, entre esas la muerte de sus familiares, no confiaba en las demás personas. Por tanto, Platero era el mejor amigo y confidente del niño.

Como este relato es muy particular y no se desarrolla como el resto de las novelas, no se puede ofrecer un resumen como tal. Sin embargo, sí se puede exponer que a lo largo de toda la historia y de los capítulos, además escritos en prosa, se deja plasmada la relación que existía entre el niño, Platero y los demás personajes.

El narrador, que se considera que es la voz del autor, relata constantemente todo lo que sucede, hace o piensa, bien sea que se encuentre al lado de Platero o no. Constantemente transmite su cariño y devoción por el tan encantador burro, al que todos los niños quieren.

Las breves historias narradas a lo largo del texto exponen diversas situaciones de la vida cotidiana que afectan a las personas de diferentes maneras. Finalmente, Platero muere y el narrador describe cómo fue enterrado y continúa hablando de él aunque no se encuentre a su lado.

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).