Cuadro El nacimiento de Venus


Qué es el cuadro El nacimiento de Venus:

El cuadro El nacimiento de Venus o La nascita di Venere fue pintado en el Alto Renacimiento entre los años 1482 y 1485 por el italiano Sandro Botticelli (1445-1510) con témpera sobre tela, siendo el primer cuadro pintado en tela en Tuscania, Italia.

El nacimiento de Venus

El cuadro El nacimiento de Venus es famoso porque rompió las barreras de la censura política y social de la época con el primer desnudo de cuerpo completo en más de mil años (desde el arte clásico grecorromano cerca de los 450 d. de C.)

El nacimiento de Venus también es una analogía al renacimiento del arte donde los desnudos representan a los dioses olvidados y no a la futilidad humana. Gracias al poder social de la familia Médici no fueron censurados cuando encargaron a Botticelli el renacer de los dioses que extrañaban.

El nacimiento de Venus mide aproximadamente 1,80 metros de alto y 2,75 metros de largo y se encuentra actualmente en el Museo Uffizi en Florencia, Italia.

Análisis del cuadro El nacimiento de Venus

Las obras y los autores que inspiraron a Sandro Botticelli en El nacimiento de Venus son variadas pero discutidas. Algunas de ellas son:

  • poema de Angelo Poliziano (1454 - 1494) poeta protegido de Lorenzo de Medici.
  • himno de Homero (1488) publicadas por Demetrio Calcocondilas (1423 - 1511).
  • obra La metamorfosis (8 d.C.) escrita por el poeta romano Ovidio (43 a.C. - 17/18 d.C.): describe los mitos griegos de la creación del mundo desde los elementos hasta la mutación de los dioses a mortales.

En el cuadro El nacimiento de Venus podemos ver claramente una Venus Pudica, casi de tamaño real, desnuda en el centro del cuadro.

La disposición de los personajes son una inspiración de la mitología griega que describe el nacimiento de Venus. Cuenta el mito que Cronos, el dios del tiempo, desgarra y lanza los genitales de su padre Urano fertilizando el mar. El roce de la espuma engendra y transporta a Venus hasta las orillas de la isla de Chipre donde es llevada por ‘las Horas’ al lugar de los ‘Inmortales’.

Otros poemas describen literalmente a Céfiro, el dios del viento, a soplar sobre Venus hasta una costa segura donde las 3 diosas de las estaciones, las Horas, son representadas como una sola con un vestido blanco soplada al viento lista para abrigar a Venus con su manto de flores.

Diosa Venus o diosa Afrodita

La diosa Venus ha sido el símbolo, desde tiempos inmemoriales, de la diosa pagana de la fertilidad y el amor.

Afrodita para los griegos, diosa Isis para los egipcios o Iemanjá en Umbanda siempre representó la belleza pero con mucha personalidad. Una mujer que manda y comanda con manos firmes e inteligencia. Una reina que no tolera que la desobedezcan o que le falten el respeto. Pero también es conocida por un amor arrasador que emana sobre y por los otros. Una belleza que no olvida que tiene deseos y planes personales.