Escultura Venus de Milo


Andrea Imaginario
Revisado por Andrea Imaginario • Especialista en Artes, Literatura Comparada e Historia

La escultura Venus de Milo es una obra fechada en el período helenístico, aunque su estilo se corresponde con la estética predominante del período clásico griego. Fue descubierta en el año 1820 en la isla de Melos o Milo (según el griego moderno), de donde proviene su nombre.

Venus de milo
Venus de Milo, aproximadamente siglo II a.C., mármol blanco, 211 cm de alto, Museo del Louvre, París.

No se sabe a ciencia cierta quién fue el autor de la famosa escultura Venus de Milo. Algunos expertos atribuyen la obra al artista Alejandro de Antioquía, pero no existe un consenso.

La obra se encuentra actualmente en el mismo lugar donde fue dada a conocer por primera vez al público: el Museo del Louvre, en París.

Características y análisis

La Venus de Milo es una escultura hecha de mármol blanco. Mide 211 centímetros de alto y pesa 900 kilos, lo que subraya su monumentalidad. Fue concebida para apreciarse por todos sus lados.

La pieza representa a una de las diosas más veneradas, tanto por los griegos como por los romanos. Los griegos la designaban Afrodita y los romanos Venus. Para ambas culturas, se trataba de la diosa de la fertilidad, la belleza y el amor.

venus de milo
Vista posterior de la Venus de Milo

Se piensa que la escultura corresponde a Venus debido a que es representada con el torso al desnudo, cosa poco habitual en una época en que el cuerpo femenino siempre se cubría. De hecho, esta como otras Venus antiguas, esconde su zona púdica.

La Venus de Milo muestra la maestría del artista que la creó, lo que ha debido tener lugar entre los años 130 y 100 a.C., años correspondientes al período helenístico. Sin embargo, deliberadamente el artista ha asumido los rasgos del estilo clásico del siglo V a.C.

En ella pueden verse los elementos compositivos de artistas como Praxíteles y Fidias. Por ejemplo, la flexibilidad de la línea, la postura de la figura representada, el drapeado del vestido, entre otros recursos. Así, la obra está en una posición que muestra movimientos serpenteados con gran naturalidad y "realismo".

Probablemente la obra formaba parte de un conjunto escultórico. Al respecto, el historiador del arte Ernst Gombrich señala, en su famoso libro Historia del arte, lo siguiente:

Probablemente perteneció a un grupo de Venus y Cupido realizado en un período algo posterior, pero en el cual se utilizaban los recursos y procedimientos de Praxíteles. Esta escultura también fue proyectada para ser vista de lado (Venus extendía sus brazos hacia Cupido)...

No se sabe la razón de la ausencia de brazos de Venus de Milo aunque se han generado varias teorías basadas en la mitología griega y romana. Mientras Gombrich pensaba que podía extender sus brazos a Cupido, otros han pensado que su mano derecha sostenía la túnica y en la mano izquierda llevaba una manzana. También se ha sugerido que iba apoyada sobre algún tipo de base.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY
Via GIPHY

La cabeza es visiblemente muy pequeña en relación al cuerpo. Aún así, el artista que la ha creado, ha respetado el canon de las proporciones de ocho cabezas, de manera que predomina la sensación de armonía entre sus partes.

En su página oficial, el Museo del Louvre informa que existe la misma distancia entre los senos y la que existe entre el pecho y el ombligo. Asimismo, el rostro se alarga a la medida de tres narices.

La rodilla doblada, mientras está en pie, refuerza el contorno de sus formas. Se trata una vez más de la famosa disposición de contraposto, en la que el cuerpo distribuye su peso sobre una pierna que funciona como punto de apoyo, lo que permite que el conjunto adquiera una forma sinuosa.

rostro de venus
Detalle del rostro de la Venus de Milo, perfil derecho.

Con esta posición, hombros y pelvis se inclinan inversamente, y crean una línea compositiva en forma de X.

El manto drapeado que cubre a Venus, desde su zona púbica hasta los pies, está tallado con gran maestría creando relieves y movimientos que imprimen nuevamente un naturalismo sorprendente. Sobresale del manto la pierna izquierda de la diosa.

En cualquier caso, la Venus emerge desde el suelo contornándose para darle el mayor protagonismo al rostro.

Puedes ver el vídeo completo de la reconstrucción hipotética en el siguiente enlace:

Andrea Imaginario
Revisado por Andrea Imaginario
Profesora universitaria, cantante, licenciada en Artes (mención Promoción Cultural), con maestría en Literatura Comparada por la Universidad Central de Venezuela, y doctoranda en Historia en la Universidad Autónoma de Lisboa.