Serie El cuento de la criada


Marián Ortiz
Marián Ortiz
Especialista en Medios Audiovisuales

El cuento de la criada (The handmaid´s tale) es una serie estadounidense estrenada en 2017 y basada en el libro homónimo publicado por la escritora Margaret Atwood en 1985.

¿Qué ocurría si de un momento a otro un sistema democrático se ve derrocado por uno represivo, dictatorial y ultrareligioso? ¿Y si además las mujeres quedaran divididas en roles según su capacidad o no para concebir?

La serie, al igual que la novela, plantea un futuro distópico en el que las personas han perdido todos sus derechos individuales, en especial las mujeres fértiles (las criadas) que están sometidas a un sistema de esclavitud.

El cuento de la criada sinopsis

Después de una guerra civil en Estados Unidos, se implanta un nuevo sistema totalitario y fundamentalista que acata las órdenes del versículo bíblico bajo el nombre de República de Gilead.

Así, se forma una nueva sociedad que agrupa a los ciudadanos y los divide por clases.

Debido a la baja tasa de natalidad, las mujeres fértiles son consideradas como criadas y son enviadas a las casas de los comandantes, altos cargos del gobierno. Allí son sometidas a violaciones hasta quedar embarazadas, ya que su misión es la de engendrar hijos.

Entre las criadas se encuentra June, la protagonista de esta historia, una mujer corriente que ha sido despojada de su identidad y que intenta sobrevivir en un nuevo mundo en el que las mujeres han perdido todos sus derechos.

Resumen por temporada

El cuento de la criada tiene tres temporadas fraccionadas en un total de 36 episodios, 10 componen la primera temporada, y 13 capítulos completan la segunda y la tercera temporada.

A lo largo de las tres entregas, la serie ha presentado una enorme evolución, en especial de su protagonista. ¿Cómo ha sido esta transformación? ¿Cuáles son los acontecimientos más importantes de cada una de las temporadas?

¡Atención, a partir de ahora puede haber spoilers!

Primera temporada: la implantación de Gilead

Antes de la implantación de este nuevo sistema June era madre de una niña y tenía un esposo. También una mejor amiga llamada Moira. Con la imposición de la República de Gilead, la joven pierde su nombre y pasa a llamarse Defred.

Por otro lado, tiene que formarse como criada en el Centro Rojo, un lugar donde las mujeres son entrenadas y torturadas. Un día, Defred y Moira intentan escapar de allí, pero la protagonista no lo consigue.

Después, Defred es enviada a la casa del comandante Waterford y su esposa Serena Joy, quien no puede engendrar hijos. Pronto el comandante empieza a invitar a Defred a su oficina para pasar tiempo a solas y jugar al “scrabble”.

Tras algunas ceremonias, Defred no consigue quedarse embarazada del comandante y Serena le propone que mantenga relaciones con Nick para poder concebir. Pronto, estos encuentros se hacen frecuentes y Defred empieza a sospechar que Nick es un espía del gobierno.

Deglen, la compañera de paseos de Defred, es descubierta manteniendo una relación con otra mujer. Después, es sometida a un castigo de mutilación genital.

Un día el comandante le pide a la protagonista que lo acompañe a un burdel para pasar la noche. Ella accede y allí vuelve a encontrarse con Moira, quien ha sido obligada a prostituirse.

Dewarren, otra criada, logra tener un hijo e intenta escapar con él. Las tías tratan de castigarla obligando a las otras criadas a apedrearla. Sin embargo,estas se niegan a hacerlo y desobedecen.

Al final de la temporada, Defred descubre que su esposo está vivo y que reside en Canadá. Por otro lado, también se entera de que está embarazada.

Por su parte, Moira logra escapar con éxito hacia Toronto. Allí se encuentra con el esposo de su amiga y planean rescatarla. Entretanto, un furgón negro viene a llevarse a las criadas, entre ellas se encuentra Defred.

Defred está embarazada
Defred está embarazada de Nick. Fuente: Giphy.

Segunda temporada: la huida

Las criadas piensan que van a ser ahorcadas por desobedecer. Son llevadas a un lugar donde las torturan y les hacen temer por su vida. Aunque, finalmente no les ocurre nada.

Defred acude a una revisión por su embarazo y allí recibe la visita del comandante y su esposa. Después logra huir de allí escondida en un camión de reparto y llega a una casa donde más tarde se reúne con Nick. Por su parte, el comandante organiza la búsqueda de Defred.

Deglen y Dewarren aparecen durante un tiempo en las colonias. Allí trabajan con sustancias radiactivas y muchas mueren a causa de las enfermedades que estas les provocan.

Una de las criadas provoca una explosión que le cuesta la vida a 30 criadas y a algunos comandantes. Waterford resulta gravemente herido. Este acontecimiento hace que Deglen y Dewarren regresen desde las colonias debido a la escasez de sirvientas.

Más adelante, los Waterford visitan Canadá. Allí Nick se reúne con Luke y le informa sobre dónde se encuentra June, también le habla de su embarazo y le entrega unas cartas escritas por ella.

Defred le pide a Fred poder ver a su hija Hannah. Tras la negativa de Fred finalmente consigue encontrarse con ella en una casa abandonada. Más tarde, da a luz a una niña mientras se encuentra sola a la que pone el nombre de Holly, aunque después Serena la llamará Nichole.

Tía Lydia visita a Emily, al finalizar el encuentro la sirvienta apuñala de forma violenta a tía Lydia.

Al final de esta temporada ocurre un incendio y Rita le sugiere a June que escape de Gilead con su hija. El comandante intenta impedirlo pero Nick lo frena cuando lo amenaza con un arma.

Serena descubre a June mientras se fuga, sin embargo, lejos de impedir su huida, se despide de su bebé y le permite seguir adelante con su plan. Finalmente, June decide quedarse en Gilead y le entrega su bebé a Emily.

Emily consigue escapar.
Emily consigue salir de Gilead. Fuente: Giphy.

Tercera temporada: atrapada en Gilead

Emily huye con la hija de June a Canadá y, tras superar diferentes adversidades durante el trayecto que casi le cuestan la vida a la pequeña, consigue entregar la niña a Luke y a Moira para que ellos se hagan responsables.

Después la protagonista consigue volver a ver a su hija Hannah. Entretanto, Serena está preocupada por el paradero de Nichole y trata de suicidarse.

Defred es reasignada a una nueva casa, la del Comandante Lawrence, bajo el nombre de Dejoseph. Durante la estancia en la nueva casa, June se une a un grupo de resistencia que forman algunas marthas.

Serena y el comandante se enteran del paradero de Nichole y le piden a June que llame a Luke para organizar una reunión con ellos. Ella al principio se niega, pero finalmente Serena consigue ver a la niña. A partir de ese momento, los Waterford harán hasta lo imposible por traer al bebé de vuelta a casa.

La protagonista planea una nueva huida junto a su hija Hannah pero es delatada por una de las marthas.

Al final de la temporada, June planea sacar a 52 niños de Gilead y trata de huir con ellos y un buen número de criadas por el bosque.

Finalmente, los niños consiguen llegar a Canadá en avión, pero el destino de June es incierto ya que ella ha quedado malherida en Gilead.

June se queda atrapada en Gilead.
Fotograma del final de la temporada, en el que June es rescatada por otras criadas.

Análisis: El cuento de la criada o una reflexión permanente

¿Por qué esta serie ha conseguido ser tan relevante en la actualidad?

Lo cierto es que la producción creada por Bruce Miller ha sido tan venerada como criticada. Pero, lo que no se puede negar es que despierta en el espectador diferentes cuestiones que, incluso, podría haber pasado por alto antes de su visionado. Pero ¿cómo consigue despertar esta serie de preguntas?

Por un lado, lo hace a través de un argumento que ya supone una reflexión en sí mismo, ya que visibiliza temas como los derechos individuales, el feminismo o la libertad sexual.

Por otro lado, gracias a los elementos audiovisuales, como la iluminación, el color, los decorados o la música, que permiten recrear una atmósfera casi repulsiva, que el espectador jamás desearía conocer en sus propias carnes.

Cuál es nuestro lugar en la sociedad

El nuevo estado de Gilead ha sido proclamado, en parte, por el déficit de natalidad. Para solucionar este problema, lejos de solventarlo con políticas o leyes democráticas, los líderes de la República de Gilead han optado por imponer un sistema basado en creencias religiosas que dinamitan los derechos individuales, especialmente los derechos de la mujer.

Con estas medidas creen estar implantando lo mejor para el futuro de la sociedad, pero ¿dónde queda aquí el derecho a decidir de manera individual? ¿Cuál es nuestro sitio en la sociedad? ¿Dónde está el límite entre la decisión y la imposición?

Un despertador de conciencias

Esta serie, al igual que la novela homónima en la que se basa, ha supuesto un despertar de conciencias. Esta división “violenta” en roles que se hace sobre la mujer según sus capacidades reproductivas y que la coartan del derecho a decidir sobre su propio cuerpo nos devuelven a temas de actualidad.

Con ficciones como El cuento de la criada queda claro que aún hay mucho que hacer en un mundo en el que se sigue creyendo que el antónimo de “feminismo” es “machismo”.

En la serie, es importante el papel que desempeña Holly, la madre de June. Ella educó a su hija tratando de inculcar valores feministas, sin embargo June no entendió la importancia de dichos valores hasta que sus derechos no fueron vulnerados con la implantación del nuevo régimen. ¿Es necesario que se produzca algo parecido a Gilead para despertar conciencias?

Quizá no sea imprescindible llegar a ese extremo, sin embargo El cuento de la criada se ha convertido en una especie de “despertador” que ha desvelado a muchos espectadores de ese sueño permanente en el que parecía que “no pasaba nada”.

La libertad sexual

En Gilead la homosexualidad no está permitida. Vemos como el personaje de Degled sufre torturas por ser lesbiana.

En la actualidad, aún existen muchos países que condenan la homosexualidad con penas de prisión o, incluso, con la pena de muerte. En otros, aunque no está condenado, el matrimonio entre personas del mismo sexo no está permitido. Lo que nos reitera que esta distopía vuelve a traernos tintes de realidad.

La opresión a través de la iluminación

Iluminación en El cuento de la criada
Silueta de Defred.

En Gilead las mujeres están reprimidas, como pájaros en una jaula. Es muy interesante como se consigue transmitir esa sensación en el espectador gracias a un buen uso de la iluminación.

Generalmente, cuando las criadas se encuentran en el interior de las casas de los comandantes, se emplea una iluminación dura, en la que prevalece la sombra. Casi siempre que un punto de luz natural que incide a través de alguna ventana.


Gracias a la técnica en la dirección de fotografía se consigue transmitir al espectador la opresión que sufren las mujeres en Gilead.

Un ambiente retrógrado en un futuro cercano

El azul, el rojo y el blanco están muy presentes en la serie.
El color azul, de las esposas y el rojo de las criadas, en contraste con el fondo blanco.

Aunque la serie está ambientada en un futuro cercano, a menudo, su estética nos retrae a épocas pasadas. ¿Cómo se consigue esto? ¿Cuál es la intención?

Por un lado, en la paleta cromática de la serie abundan los colores neutros en contraste con la tonalidad roja, la más representativa de la serie, y azul.

El rojo, representa a las criadas y normalmente aparece en el color del vestuario de las mismas. En contraste con el azul, más sobrio, que aparece en los trajes que llevan las esposas.

Por otro lado, a este esquema de colores hay que añadir los decorados y el mobiliario que rodea a los personajes, que parece inspirados en los principios de siglo pasado.

Si sumamos estos dos elementos, color y decorados, el resultado se convierte en diferentes fotogramas más propios de una serie de época que “futurista”.

¿Y si la línea entre el pasado y el futuro es más delgada de lo que imaginamos? El color y la puesta en escena de la serie nos transmiten esa idea.

La música y su significado

La música en esta serie viene a completar este espectáculo casi cinematográfico. ¿Cómo lo hace?

De manera extraordinaria, las canciones incluidas en los episodios ofrecen pistas sobre lo que acontece en Gilead, sirviendo como un plus añadido a las imágenes que vemos a través de nuestros ojos.

Casi siempre, al principio y al final de cada capítulo aparece una canción (preexistente). A lo largo de las tres temporadas, la serie abarca diferentes géneros musicales, que van desde el pop, rock, jazz o música alternativa, entre otros.

Uno de los temas que aparece en uno de los episodios de la segunda temporada es “Piel” canción del intérprete venezolano Arca, que supone único tema musical en español incluido en la serie.

Es un tema intimista en el que predomina la voz, casi a capela, a la que se van añadiendo instrumentos poco a poco, para crear un sonido estrepitoso y sobrecogedor que logra erizar la piel. La letra dice: "quítame la piel de ayer".

En la imagen aparece el rostro de Defred, mientras se encuentra huyendo en un camión de carne. En ese momento no lleva la ropa de criada. Al mismo tiempo, se escucha una voz en off de la protagonista:

¿Así es la libertad? Hasta esta pizca me marea. Es como un ascensor con los laterales abiertos. En las capas más altas de la atmósfera te desintegrarías. Te vaporizarías. No habría presión que te mantuviese entera. Enseguida nos acostumbramos a los muros. Tampoco se tarda mucho.

Ponte el vestido rojo, ponte la toca, cierra la boca, pórtate bien. Date la vuelta y ábrete de piernas (…)

¿Qué pasará cuando salga? No creo que deba preocuparme, porque es probable que no salga.

Gilead no tiene fronteras, decía tia Lydia, Gilead está dentro de ti (…)

La suma de imagen más música en esta escena, da como resultado un momento impactante en el que el personaje pide, de forma desesperada, salir de esta situación, pero al mismo tiempo no ve posibilidades.

Reparto de la serie

Defred/ June Osborne

Defred

Elisabeth Moss interpreta a la protagonista de esta serie. Defred es una mujer que ha perdido su verdadera identidad (June) y a su familia para convertirse en una criada en el nuevo régimen establecido. Ella ha sido asignada a la casa del comandante Fred Waterford con el fin de concebir los hijos que su esposa Serena Joy no ha podido tener.

Fred Waterford

Fred Waterford

Interpretado por Joseph Fiennes. Fred es el amo de Defred y comandante dentro del nuevo régimen de Gilead. Está casado con Serena Joy y, junto a ella, es uno de los responsables del sistema establecido.

Serena Joy

Serena Joy

La actriz Yvonne Strahhovski encarna a la esposa de Fred Waterford. Es una mujer de ideas conservadoras y es considerada estéril. Su mayor deseo es el de convertirse en madre y se comporta de forma cruel con Defred.

Tía Lydia

Tía Lydia

Ann Dowd interpreta a la instructora de las criadas. A menudo somete a las mujeres a castigos crueles si estas desobedecen con el fin de reeducarlas en el nuevo sistema conservador.

Deglen/ Emily

Deglen

Alexis Bledel encarga a Deglen. Forma parte de las criadas y es la compañera de compras de Defred. Antes de la implantación del sistema era profesora universitaria. Es homosexual y tiene una relación con una martha, por lo que es castigada. También, pertenece al grupo de resistencia “Mayday”, que pretende acabar con el régimen impuesto.

Moira Strand/ Ruby

Moira

Samira Wiley da vida a Moira, la mejor amiga de June desde que estudiaban en la universidad. En el Centro Rojo es uno de los pilares de apoyo de la protagonista. Después logra escapar de su vida como criada y acaba trabajando en un burdel.

Dewarren/ Janine

Janine

La actriz Madeline Brewer interpreta a esta criada. Durante su estancia en el Centro Rojo le amputaron el ojo por su mala conducta, a partir de ese momento tiene una salud mental delicada y presenta comportamientos extraños. Cree que su amo está enamorado de ella.

Rita

Rita

Amanda Brugel es Rita, una martha que se encarga de las tareas domésticas en la casa del comandante Waterford. También se encarga de vigilar a Defred.

Nick

Nick

Max Minghella encarna al chófer del comandante Fred, también es un espía de Gilead. Pronto comienza una relación con Defred mientras ella está en la casa como criada.

Luke

Luke

O.T Fagbenle es el marido de June en la serie y logra huir a Canadá. Estaba casado antes de conocer a June por lo que, debido a la implantación de Gilead, su matrimonio no es válido. June es considerada como una adúltera y su hija Hannah es ilegítima.

El cuento de la criada libro vs serie

Libro el cuento de la criada

La serie El cuento de la criada (The handmaid´s tale) está basada en la novela homónima de Margaret Atwood publicada en 1985. El libro ya fue adaptado al cine principios de los 90 bajo el título El cuento de la doncella.

¿Libro o serie? Para meterse de lleno en el mundo, narrativo y audiovisual, que se ha creado a partir de la historia, es necesario comprender el origen de la misma. La lectura de la novela, por lo tanto se convierte en algo fundamental para los verdaderos interesados en comprender el mundo de Gilead. Si bien, la ficción audiovisual trata de ser una adaptación fiel a la novela, solo lo consigue en su primera temporada. Aunque muestra diferencias considerables, algunas de estas son:

  • En el libro no se conoce el verdadero nombre de la protagonista, aunque podemos intuir que se llama June.
  • El punto de vista. Si en el libro conocemos los acontecimientos a través de la narración en primera persona de la protagonista. En la serie se trata de una focalización cero u omnisciente.
  • El epílogo que aparece al final del libro no se muestra en la adaptación televisiva.
  • Personajes. La edad de algunos personajes varía entre el libro y la serie, siendo más viejos en el primero. El personaje de Luke no tiene tanta importancia en la novela, no se conoce su paradero. Defred está aún más reprimida en el libro que en la serie, en esta última se muestra más valiente.

Si te gustó este artículo, también puedes leer Libro El cuento de la criada de Margaret Atwood

Marián Ortiz
Marián Ortiz
Graduada en Comunicación Audiovisual (2016) por la Universidad de Granada, con máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual (2017) de la Universidad de Sevilla.