Libro Mujercitas


Marián Ortiz
Escrito por Marián Ortiz
Especialista en Medios Audiovisuales

Mujercitas es una novela escrita por la autora estadounidense Louisa May Alcott. La historia se centra en la vida de cuatro hermanas adolescentes con personalidades muy dispares que, pese a las dificultades, intentan superarse así mismas en el contexto de la Guerra de Secesión.

Tras el éxito de la primera parte, publicada en 1868, la autora escribió una segunda parte bajo el título Aquellas Mujercitas (1869). Posteriormente ambas partes se publicaron unidas.

La novela surge como un encargo del editor a Louisa May Alcott y recoge experiencias de la infancia de la propia autora, dando lugar a un libro que dista mucho de las novelas destinadas a adolescentes escritas en su tiempo. Su originalidad ha hecho que sobrepase la barrera del paso del tiempo pero, ¿qué tiene? ¿Qué podemos destacar de ella en el presente?

Veamos, a continuación, el resumen y análisis de una de las grandes novelas estadounidenses.

Resumen de Mujercitas

Una Navidad diferente

En el pueblo de Concord (Massachusetts), durante los días previos a la Navidad, las cuatro hijas de la familia March lamentan no tener regalos. Meg, Jo, Beth y Amy echan en falta a su padre, el señor March, quien está sirviendo al ejército durante la Guerra de Secesión. Las muchachas viven junto a su madre, Marmee, en un hogar humilde, aunque todas compensan sus carencias económicas con el cariño y amor que profesan entre sí.

En busca de una mejor versión

Un día, las hermanas reciben una carta de su padre. El señor March pide a sus hijas que se porten bien con su madre.

Entonces, las muchachas deciden iniciar un juego basado en la obra El progreso del peregrino, con el que se proponen cambiar alguna imperfección de su carácter: Meg promete ser menos vanidosa; Jo quiere ser menos tosca; Beth menos tímida y Amy menos egoísta. Cada día las muchachas leen un fragmento de este libro y tratan de cumplir con los preceptos que aprenden de él.

Uno de sus bondadosos gestos es el de sacrificar su desayuno navideño para cederselo los Hummel, familia vecina sumida en la pobreza.

Una nueva amistad

En Nochevieja Meg y Jo acuden a un evento en casa de los Gardiner, una familia de vecinos ricos. Allí Jo conoce a Theodore Laurence (Laurie), el nieto de James Laurence, un buen amigo de Marmee. Durante la fiesta, los jóvenes se hacen grandes amigos.

Tras el periodo vacacional, las hermanas regresan desmotivadas a sus respectivos trabajos para ayudar económicamente a la familia. Entretanto, la amistad entre Laurie y las hermanas crece.

Meg y Jo hacen planes con Laurie y Amy se siente molesta por no haber sido invitada. Toma entonces una actitud vengativa con su hermana Jo y le quema los cuentos que estaba escribiendo. En otra ocasión, Jo y Laurie van a patinar, Amy decide seguirlos y tiene un accidente en el hielo donde casi pierde la vida. Este hecho hace que Jo perdone a su hermana por lo sucedido.

Equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre

En el verano, las hermanas disfrutan de sus vacaciones y deciden hacer un experimento que consiste en no hacer nada durante una semana. De ello aprenden que es importante equilibrar el tiempo de trabajo y el de placer.

Sueños de futuro

En septiembre, durante un picnic, las hermanas acompañadas de Laurie describen sus sueños del futuro: Laurie afirma que quiere ser músico; Meg sueña con estar rodeada de lujos; Jo quiere ser escritora; Amy quiere ser una artista reconocida y Beth desea permanecer en su hogar.

Tiempos difíciles

En invierno las hermanas reciben la noticia de que su padre está muy enfermo. Pronto, Beth también enferma de escarlatina.
Después de unos meses duros, la Navidad trae buenas noticias. El señor March regresa a casa y percibe los cambios de sus hijas, todas ellas han conseguido superarse y alcanzar las metas que se propusieron. Beth se recupera y el Sr. Brooke, tutor de Laurie, quiere comprometerse con Meg.

Tres años después

La segunda parte de la novela arranca tres años después, cuando el Sr. March ya vive en su hogar con su familia. Meg prepara su boda con John y pronto contraen matrimonio. Aunque al principio la vida en común no es como esperaban, pues tienen diferentes desencuentros, finalmente la pareja amplía la familia con la llegada de mellizos apodados como Daisy y Demi.

Por su parte, Jo se dedica a la escritura y pasa gran parte del tiempo encerrada, con el dinero que gana contribuye económicamente en su hogar. Pronto comienza a escribir narraciones sensacionalistas, a pesar de las discrepancias de su familia al respecto.

El viaje de Amy y el cambio de Beth

Amy avanza en su deseo de ser artista y lo intenta de diferentes formas. Pronto, la muchacha viaja con su Tía Carrol a Europa, esto provoca el enfado de Jo, al no ser ella la elegida por su tía para el periplo. Durante su aventura, Amy escribe cartas a su familia. Allí también pasa tiempo con Fred, con quien promete encontrarse en Roma.

Marmee y Jo perciben que Beth está muy cambiada y por un momento sospechan que puede estar enamorada de Laurie. Aunque este ha demostrado en varias ocasiones sus sentimientos hacia Jo.

Experiencia en Nueva York

Jo toma la determinación de pasar un tiempo en Nueva York como institutriz. Allí se dedica a escribir historias sensacionalistas, también conoce al Sr. Bhaer, profesor de alemán.

A su regreso, Laurie le confiesa su amor a Jo, pero esta no le corresponde y el joven se molesta. Después, Jo y Beth hacen un viaje juntas a la playa. Beth le dice a su hermana que le queda poco tiempo de vida y le hace prometer que consolará a sus padres.

El secreto de Beth

En su hogar, la familia March hace lo posible para que Beth sea feliz el tiempo que le queda de vida. Jo acepta la petición de su hermana de ocupar su lugar en el hogar cuando ella no esté y deja a un lado su deseo de ser escritora.

En primavera, Beth muere. Con el tiempo, Jo se siente cansada de su vida cuidando del hogar y, a petición de su madre, retoma la escritura.

El compromisos inesperados

Laurie y Amy pasan cada vez más tiempo juntos y terminan comprometidos. Pronto, Jo se reencuentra con el Sr. Bhaer, quien le declara su amor.

Familia y felicidad

Al final, la Tía March fallece y deja una gran casa a Jo como herencia. La muchacha decide convertir el lugar en un colegio para niños huérfanos.

Cinco años después, la familia se reúne en Plumfield para celebrar el cumpleaños de Marmee. Allí las hermanas hablan de si han cumplido sus sueños. Aunque ninguno es como imaginaban, todos son felices porque tienen el amor de sus seres queridos.

Análisis

Mujercitas no deja de ser un reflejo de la situación social, cultural e histórica de su tiempo. En cambio, hay en ella rasgos que la diferenciaron de otras novelas de carácter moralista publicadas en aquel momento, destinadas también a un público adolescente principalmente femenino.

A diferencia de otras, la construcción de los personajes en Mujercitas es mucho menos plana y unidireccional, la personalidad de las hermanas es más profunda y transcendental.

Mirando la obra con los ojos de este tiempo, podemos reflexionar sobre cuestiones como el rol de la mujer, a través del personaje de Jo, y otros temas presentes como el amor, la bondad, el esfuerzo y el trabajo, valores que transmite la obra, atendiendo al contexto en que se escribió.

Contexto histórico

La novela Mujercitas se enmarca en el contexto de Guerra Civil que tuvo lugar Estados Unidos entre 1861 y 1865.

Las vivencias de la familia March, en gran medida, calaron en los hogares estadounidenses cuyos lectores pasaban por una situación muy parecida. Las mujeres e hijos despedían a los hombres, sin saber si volverían a verlos. En este contexto, muchas mujeres tomaron las riendas económicas de su hogar, algo que no ocurría frecuentemente.

En estos años el movimiento feminista se reforzó en Norteamérica, el cual tuvo gran influencia en la autora Louisa May Alcott.

El rol de la mujer: deber familiar vs realización personal

La novela refleja cual era el papel de la mujer en el siglo XIX: responsabilizarse de su hogar y ocuparse de las labores domésticas. De las hijas se esperaba que fueran formadas en dichas tareas para sus hogares futuros. Entonces, ¿donde queda la realización personal?

En cierta medida, la autora se atrevió a retar este ideal femenino a través de las hermanas March, quienes, a pesar de tener que amoldarse a lo que la época pretendía para su género, demuestran sus pequeñas revoluciones. Todas ellas desean ser independientes, trabajan para contribuir en la economía familiar. Tienen aspiraciones que van más allá del matrimonio y el hogar. Esto se ve especialmente en Amy, quien desea ser artista, y mucho más en Jo, quien no desea casarse y sueña con vivir independiente como escritora.

Sin embargo, los personajes de Meg y Beth se amoldan a lo que la sociedad espera de ellas. Mientras la primera desea casarse y formar una familia, la segunda se mantiene en el hogar familiar con un rol servicial.

Es evidente que la autora no pretende revelarse explícitamente contra los roles tradicionales de su época. Pero, ¿abrió una puerta a la reflexión sobre si la libertad y la realización personal de las mujeres también podía se una forma de vida?

Arquetipos femeninos: Jo como referente

Winona Ryder en el papel de Jo
Winona Ryder en el papel de Jo March (Little Women,1994)

En la novela se pueden vislumbrar cuatro personajes que representan diferentes arquetipos . En Meg quedan representados los valores y aspiraciones que se asignan a la mujer de la época es, de alguna manera, la mujer “tradicional”. En Beth se ven la inocencia y la generosidad. En Amy, la vanidad y el egoísmo. El personaje de Jo rompe esquemas al ser rebelde y manifestar sus deseos independencia.

La propia Simone de Beauvoir aseguró haberse sentido identificada con Jo. La creación de este personaje está directamente relacionada con la vida real de la autora, es su alter ego, y se convirtió en un referente para las lectoras, especialmente, para aquella que no sentían encajar en los ideales de feminidad establecidos.

Jo quiere ser independiente, trabajar y contribuir económicamente en su hogar. Además también manifiesta que desearía haber contribuido en el frente, al igual que su padre.

Si bien es cierto que, al final de la novela, Jo termina renunciando a sus sueños y casada, la muchacha ha conseguido aunar el matrimonio con su propia independencia y contribuye económicamente en su hogar trabajando en el orfanato que ella misma ha creado.

En cierto modo, el personaje de Jo podría estar dando un mensaje esperanzador sobre la existencia de otra forma de vida más "independiente" para las mujeres de la época, aunque en la actualidad se perciba como algo normal.

Además del rol femenino, existen otros temas presentes en la obra de Louisa May Alcott y que están relacionados con la forma en que son educadas las hermanas, una pedagogía que se centra más en la realización más espiritual que materialista a través de valores como el amor, la bondad y el esfuerzo. Todos ellos son inculcados por su madre, convertida en el eje familiar cuando su marido marcha a la guerra.

El amor romántico y familiar

El amor está presente en el libro de dos formas. Por un lado, el amor romántico y, por otro lado, el amor familiar.

En la primera parte de la obra el amor es idealizado, propio de la época romántica en que se enmarca el libro. Después, con la madurez que demuestran las hermanas en la segunda entrega, se percibe una idea más compleja del amor.

Al final, la novela concluye con la idea de que el amor más incondicional es el familiar, ya que las hermanas siempre permanecen ahí las unas para las otras. Así, el amor familiar es el que da la mayor felicidad.

La bondad y la modestia

Al principio de la novela se presenta la novela alegórica El Progreso del peregrino de John Bunyan, que está presente en varios capítulos. Este libro sirve a las muchachas como transformación moral para superar sus imperfecciones, las jóvenes son educadas en el camino de la bondad y la modestia. Este fragmento la Señora March advierte a Amy sobre ello:

La vanidad echa a perder las mejores cualidades. El talento y la bondad nunca pasan inadvertidos y, aunque así fuera, la conciencia de tenerlos y hacer un buen uso de ellos debería bastar. Las virtudes quedan ensalzadas por la modestia.

El trabajo y el esfuerzo

La novela refleja cómo la familia March había pasado de tener dinero a no tenerlo. Cuando el padre de familia, entonces eje del hogar, marcha a la guerra, la Señora March queda encargada de sus hogar en todos los aspectos, también de la educación de sus hijas.

Esta ocasión, aparentemente adversa, permite a las mujeres de este hogar salirse de los roles tradicionales femeninos. De una u otra forma, cada una de ellas aprende a realizarse en trabajos fuera del hogar familiar a fin de sustentar a la familia.

Personajes principales

  • Margaret (Meg): hermana mayor de las hermanas. Tiene 16 años, es una muchacha vanidosa y su carácter choca a menudo con Jo. En la segunda parte se casa con John Brooke y tiene dos hijos.
  • Josephine (Jo): la segunda de las hermanas March. Tiene 15 años y su sueño es convertirse en escritora. Detesta seguir el prototipo femenino de la época. Su mejor amigo es Laurie, quien está enamorado de ella.
  • Elisabeth (Beth): la tercera de las hermanas. Tiene 13 años, tiene un gran gusto musical y le encanta tocar el piano. Enferma de escarlatina y fallece.
  • Amy: es la menor de las hermanas. Tiene 12 años y ama el arte. Es interesada y desea casarse con alguien adinerado para tener una vida llena de lujos. Terminan casándose con Laurie.
  • Señora Margaret March (Marmee): es la madre de las muchachas. Se encarga de cuidarlas cuando su marido marcha al frente.
  • Señor Robert March: es el padre de las chicas y el esposo de Marmee. Antes tuvo una vida acomodada pero quedó en la ruina.
  • Theodore Lawrence (Laurie): es el nieto del Sr. Laurence. Es muy amigo de las muchachas, especialmente de Jo. En la segunda parte es rechazado por Jo, pero finalmente se casa con Amy.
  • Sr. Laurence: abuelo de Laurie. Es el vecino de clase acomodada de las muchachas y amigo del padre de la Sra. March.
  • Hannah Mullet: es la mujer encargada de las tareas del hogar de los March. Es una mujer leal que es prácticamente un miembro más de la familia.
  • Familia Hummel: es una familia alemana que vive cerca de los March. Marmee y sus hijas los ayudan ya que no tienen muchos recursos económicos.
  • Sr. Brooke (John Brooke): es el tutor de Laurie y termina enamorado de Meg, con quien contrae matrimonio.
  • Familia Vuaghn: es una familia adinerada cuyos hijos son amigos de Laurie. Kate, Fred, Frank y Grace son los integrantes. Con el tiempo Fred le propone matrimonio a Amy.

Louisa May Alcott

Imagen de Louisa May Alcott

Louisa May Alcott nació en 1832 en Estados Unidos en el seno de una familia de escasos recursos económicos. Este hecho hizo que la autora tuviera que empezar a trabajar desde muy joven para contribuir en la economía familiar. Por eso, comenzó a escribir en distintos diarios, algo similar a lo ocurrido con el personaje de Jo en Mujercitas.

Comenzó a escribir cuentos desde muy joven, aunque el reconocimiento llegó con la publicación de Mujercitas en 1868.

Louisa May Alcott se mostró muy activa el movimiento abolicionista y sufragista.

Publicado en
Marián Ortiz
Escrito por Marián Ortiz
Graduada en Comunicación Audiovisual (2016) por la Universidad de Granada, con máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual (2017) de la Universidad de Sevilla.