Escultura la Piedad de Miguel Ángel


Qué significa la escultura la Piedad de Miguel Ángel:

Piedad o Piedad del Vaticano es un conjunto escultórico del renacimiento italiano creado por el pintor y escultor florentino Miguel Ángel Buonarroti en el año 1499, cuando tenía 24 años de edad.

La Piedad de Miguel Ángel

El tema de la Piedad, tanto en pintura como en escultura, representa el dolor de la Virgen María al sostener en sus brazos el cadáver de su hijo Jesucristo cuando este desciende de la cruz.

Piedad fue un encargo del Cardenal de Saint-Denis para ser colocada en la basílica de San Pedro en Roma. El contrato, firmado en el año 1498, especificaba el material, el tema, el tamaño, los plazos y el precio del encargo:

Una Piedad de mármol, hecha con una Virgen María vestida sosteniendo en sus brazos a su hijo Jesucristo muerto, a escala natural.

La obra se encuentra actualmente en la capilla del Crucifijo, de la basílica de San Pedro del Vaticano, en Roma, Italia.

Análisis de Piedad de Miguel Ángel

Material

Piedad es un conjunto escultórico hecho de un solo bloque de mármol blanco extraído de las montañas de Carrara, famosa por la gran cualidad de su mármol.

La obra escultórica Piedad mide 195 centímetros de ancho y 174 centímetros de alto.

Composición

La composición de Piedad es de la época medieval del cristianismo clásico por lo tanto forma un triángulo equilátero sobre una base elíptica con la intención de dar la sensación de equilibrio y estabilidad.

Piedad es un conjunto escultórico porque alberga más de una figura principal.

La obra, a pesar de ser un bulto redondo, o sea, que permite un desplazamiento visual alrededor de la obra, fue diseñada especialmente para una contemplación frontal.

Figuras

En la escultura Piedad de Miguel Ángel, la influencia neoplatónica hace que la belleza representada tanto en la Virgen María como en Jesucristo sea serena, ausente del dolor y del sufrimiento que se solía representar en este tema religioso.

Jesucristo

Detalle Jesucristo

La figura de Jesucristo, con cabeza y brazo inclinado hacia el lado derecho, se armoniza con la figura de la Virgen María, envuelta en telas gruesas llenas de pliegues inclinados hacia la izquierda.

La cara de Jesucristo, según el propio Miguel Ángel, representa un hombre incorporado a nuestra naturaleza humana, por lo tanto común en sus despojos mortales.

Virgen María

Detalle Virgen María

La monumentalidad de la Virgen María con respecto a su hijo Jesucristo sirve como elemento de corrección óptica balanceando el conjunto escultórico.

La cara inmaculada y extremadamente joven de la Virgen María fue justificada por Miguel Ángel como una forma de representar a María eternamente virgen, porque las personas que se enamoran de Dios son, según él, eternamente jóvenes.

Modelado

El mármol en Piedad ha sido modelado de diferentes formas. Los pliegues de las telas en la parte inferior de la obra tienen mayor volumen, dando estabilidad.

El tratamiento del ropaje y sus pliegues en la parte superior es comparativamente mucho más suave y pulido que la parte inferior, dejando que la luz resbale por la superficie, creando más delicadeza.

Llama especialmente la atención las diferentes texturas creadas a través del modelado diferente y minucioso en cada zona.

Piedad es la primera y única obra firmada por Miguel Ángel. Se dice que decidió grabar su nombre en la escultura la misma noche en que escuchó a alguien afirmar que dicha obra no era de su autoría.

Vea también otras obras de Miguel Ángel: