Poema Sonatina de Rubén Darío


Qué significa el poema Sonatina de Rubén Darío:

“Sonatina” es un poema escrito por Rubén Darío, máximo exponente de la poesía modernista hispanoamericana. Habla sobre los anhelos de amor y libertad de una princesa encerrada en su palacio.

Como tal, “Sonatina” es un poema de gran belleza, que destaca por su rigurosidad formal, por la precisión y preciosismo del lenguaje, y por su agradable musicalidad, rasgos, todos ellos, que se adscriben a la corriente literaria del modernismo.

Se encuentra en el libro Prosas profanas y otros poemas (1896), uno de los más famosos poemarios de Rubén Darío.

Poema "Sonatina"

Sonatina

Análisis del poema

“Sonatina” es un poema que habla de los anhelos de una princesa encerrada en un palacio, presa en su jaula de oro, que sueña con otros mundos, otras latitudes, que desea que un príncipe venga a rescatarla de esa realidad que rechaza.

En este sentido, es un poema que aborda uno de los temas predilectos de los escritores modernistas: el de la evasión, del escape del mundo, que es pintado como banal, triste y opresor de los sueños, del anhelo de libertad.

De allí que sea un poema que convoque a la ensoñación, donde la imaginación funciona como herramienta para lograr ese escape de una realidad que oprime el alma.

En este afán de evasión, el poema, además, evoca ambientes y elementos exóticos, propios de cuentos de hadas medievales o de lugares distantes, pero sin nunca circunscribirse a un tiempo histórico preciso.

Rubén Darío explicaba que había escrito el poema con la intención de retratar la espera del amor por parte de una joven, y que, en este sentido, el poema era una alegoría de las ansias amorosas de las jóvenes.

El título, “Sonatina”, por su parte, alude a una forma musical parecida a la sonata, pero más breve y fácil de ejecutar, puesto que la musicalidad es un aspecto muy importante en la poesía de Rubén Darío y en la estética modernista.

Tipo de verso, rima y métrica

El poema está compuesto por versos de catorce sílabas, también conocidos como alejandrinos. Tiene ocho estrofas, de seis versos cada una, llamadas también sextinas. Emplea rima consonante en un patrón AABCCB.

Figuras literarias

Epítetos

Es un adjetivo que se antepone al sustantivo, resaltando cierta característica de este y otorgándole mayor expresividad. Por ejemplo:

  • “Vaga ilusión”.
  • “Caros diamantes”
  • “Pobre princesa”.
  • “Feliz caballero”.

Anáfora

Consiste en la repetición de un elemento al comienzo de varios versos seguidos, con el fin de otorgarle cierto ritmo característico al poema. Por ejemplo: “Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,/ ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,/ ni los cisnes unánimes en el lago de azur”.

Aliteración

Es un recurso expresivo que consiste en la repetición de los mismos sonidos, sobre todo los consonánticos, en una misma frase. Por ejemplo: “la princesa persigue por el cielo de Oriente”.

Metáfora

Es la relación sutil que se establece entre dos ideas, conceptos o imágenes. Por ejemplo:

  • “Boca de fresa, boca de rosa”.
  • “Encenderte los labios con su beso de amor”.
  • “Está presa en sus oros, está presa en sus tules,/ en la jaula de mármol del palacio real”.

Sinestesia

Consiste en mezclar diferentes tipos de sensaciones o percepciones (visuales, auditivas, táctiles, olfativas o gustativas) en una sola imagen. Por ejemplo:

  • “La dulzura de la luz”.
  • “El trueno del mar”.

Prosopopeya

Atribución de cualidades propias de los seres humanos a seres irracionales u objetos. Por ejemplo:

  • “Se desmaya una flor”.
  • “Está mudo el teclado de su clave sonoro”.

Pregunta retórica

La voz poética se interroga, aunque su pregunta no necesariamente será respondida. Por ejemplo:

  • “¿Qué tendrá la princesa?”
  • “¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China, / o en el que ha detenido su carroza argentina / para ver de sus ojos la dulzura de luz?

Hipérbaton

Figura retórica en que se altera el orden habitual de los elementos de la oración. Por ejemplo:

  • “Para ver de sus ojos la dulzura de luz”.
  • “En caballo, con alas, hacia acá se encamina,/ en el cinto la espada y en la mano el azor,/ el feliz caballero que te adora sin verte,/ y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,/ a encenderte los labios con un beso de amor”.

Sobre el autor

Félix Rubén García Sarmiento, mejor conocido por su pseudónimo literario Rubén Darío, nació en Nicaragua en 1867. Fue poeta, periodista y diplomático, considerado como el mayor exponente del modernismo literario hispanoamericano, y uno de los más importantes poetas de la literatura española en el último siglo. En su obra, destacan los poemarios Azul (1888), Prosas profanas y otros poemas (1896) y Cantos de vida y esperanza (1905). Murió en Nicaragua en 1916.