El existencialismo es un humanismo de Jean-Paul Sartre


Claudia Gómez Molina
Claudia Gómez Molina
Graduada en Literatura y Humanidades y traductora

"El existencialismo es un humanismo" (1945) es una conferencia (luego publicada como libro) en la que Jean-Paul Sartre explica las ideas esenciales de su existencialismo con ejemplos prácticos.

La conferencia tuvo lugar en el club Maintenant, creado al finalizar la Segunda Guerra Mundial y superó todas las expectativas de asistencia.

Resumen de la conferencia

En la conferencia, Sartre inicia señalando algunas críticas e ideas asociadas de manera equivocada al existencialismo, y continúa aclarando en qué consiste, y respondiendo a algunas interpretaciones erradas de su filosofía.

Según Sarte, los críticos del existencialismo sostenían que este:

  • Hace énfasis en el aspecto negativo y malo de la vida.
  • Invita a la quietud, es decir, no actuar ante las circunstancias.
  • Al estar basado en la subjetividad del yo pienso, ignora el carácter social y comunitario de la humanidad.
  • Invita a la anarquía, dado que descarta la posibilidad de que los valores sean dados a priori (sin fundamentos), etc.

Sartre continúa esclareciendo qué significa que la existencia preceda a la esencia. Esta consigna afirma al hombre como ser libre y como proyecto que se realiza y afirma en su experiencia.

A continuación, aclara algunos términos claves del existencialismo que a la luz de esta filosofía adquieren nuevos significados, como la angustia, la mala fe, la desesperación.

La conferencia finaliza explicando uno de los aspectos críticos de su filosofía, y, quizás, el más explorado en sus obras de teatro: la comprensión de sí mismo en relación con los otros. Este análisis tiene como centro la libertad individual en relación con la libertad de los otros.

Análisis de la conferencia

Según Sartre, el existencialismo tiene como base dos cuestiones fundamentales:

  • El "yo pienso" cartesiano, es decir, el momento en que el hombre se capta en su soledad.
  • El principio derivado de la subjetividad cartesiana que consiste en que "la existencia precede a la esencia".

¿Qué significa "la existencia precede a la esencia"?

"La existencia precede a la esencia" es el principio que tienen en común todas las formas de existencialismo. Descarta de plano la preexistencia de una naturaleza o esencia humana que pueda determinar de cualquier manera al hombre. Se descree la idea de algún Dios creador, demiurgo o artesano que haya creado al hombre y, por tanto, una naturaleza o esencia humana. En palabras de Sartre, un Dios que cuando crea sabe con precisión lo que crea.

El existencialismo parte, por lo tanto, de la subjetividad del hombre que se piensa y adquiere conciencia de sí mismo, y, como tal, es un hombre que empieza por ser nada y se hace en su existencia: "empieza por existir, se encuentra, surge en el mundo y después se define".

El hombre es, de esta manera, lo que él elige hacer de sí, lo que hace en su proyecto de vida.

También te puede interesar Existencialismo: características, autores y obras.

¿El hombre es libre?

Dado que la existencia precede a la esencia:

  • Se descarta por completo la existencia de una naturaleza humana que pueda determinar al hombre.
  • No existe una escala de valores determinados a priori, sin ningún fundamento, que permita guiar sus acciones.

El hombre "está abandonado: no encuentra ni en sí ni fuera de sí a qué aferrarse". Es decir, debe interpretar por sí mismo todos los signos y decidir hacia dónde encaminar su proyecto de vida, con plena conciencia de que no puede (o no debe) tomar decisiones basándose en excusas. Es cada hombre quien decide como interpretar los signos, circunstancias y vicisitudes del mundo.

Para explicar este punto Sartre nos da el ejemplo de Abraham en la Biblia. Abraham escucha una voz, pero es Abraham mismo quien decide si la voz que escucha corresponde a un ángel.

Vea también El hombre está condenado a ser libre de Jean-Paul Sartre.

Libertad implica responsabilidad

Si la existencia precede a la esencia y el hombre es el proyecto de lo que elige ser, entonces debe asumir también su propia responsabilidad por lo que hace de sí mismo.

No hay un orden superior que lo determine, coarte o ate de ninguna manera. El hombre debe asumir responsabilidad de su propia conciencia, escoger sus valores y tomar sus propias decisiones. El existencialismo busca:

(...) poner a todo hombre en posesión de lo que es, y asentar sobre él la responsabilidad total de su existencia (Sartre).

Pero esto implica también que el hombre toma sus decisiones de manera responsable respecto a toda la humanidad.

Por ello, Sartre invita a tomar decisiones ejemplares: elijo qué tipo de persona quiero ser, y, al hacerlo, debo elegir de manera responsable respecto al resto de la humanidad.

De manera muy práctica, Sartre invita a preguntarnos ¿qué pasaría si todos hicieran lo mismo que yo? Por lo tanto:

(...) no hay ninguno de nuestros actos que, al crear al hombre que queremos ser, no cree al mismo tiempo una imagen del hombre tal como consideramos que debe ser (Sartre).

Enseñanzas prácticas del existencialismo de Sartre

  • Se puede elegir luchar contra los poderes establecidos, salir de la propia condición, romper la tradición, y tomar "tentativas no basadas en la experiencia".
  • Soy yo mismo quien decide cómo interpretar los signos del mundo y cuál es su sentido.
  • Debo considerar mis posibilidades, sólo si están dentro de mi campo de acción: si me permiten tomar alguna acción y por lo tanto el rumbo de mi destino. De lo contrario, debo desinteresarme porque no puedo pretender que el mundo se adapte a mi voluntad.
  • El hombre es la realidad de la acciones realizadas en su proyecto de vida. No sus sueños, esperanzas, afectos, contradicciones. En realidad debe ser juzgado en concordancia con las acciones tomadas en su vida.

Lectura de la conferencia "El existencialismo es un humanismo"

Si te interesa conocer más sobre la conferencia puedes escuchar su lectura a continuación.

Primera parte de la conferencia

Segunda parte de la conferencia

Sobre Jean-Paul Sartre

Nace en París (1905). Estudió en la prestigiosa École Normale Supérieure de donde se graduó con honores de su doctorado en Filosofía (1929).

Fue filósofo, escritor, crítico literario y activista político. Como filósofo es uno de los mayores exponentes del existencialismo. Es muy conocido también por su relación con la filósofa y pionera del feminismo, Simone de Beauvoir.

Su obra filosófica más destacada es El ser y la nada, y sus obras literarias más conocidas son La náusea, y la obra de teatro A puerta cerrada.

Rechazó el Premio Nobel de Literatura porque consideraba que ninguna institución debía mediar entre el hombre y la cultura.

Obras principales

A continuación, te dejamos una lista de las principales obras de Jean-Paul Sartre.

Filosofía

  • El ser y la nada
  • El existencialismo es un humanismo
  • Crítica de la razón dialéctica

Novelas

  • La náusea
  • Los caminos de la libertad
  • La suerte está echada

Teatro

  • Las moscas
  • A puerta cerrada
  • Muertos sin sepultura
  • La puta respetuosa
  • Las manos sucias
  • El diablo y Dios

Crítica literaria

  • Baudelaire
  • San Genet: comediante y mártir
  • El idiota de la familia (sobre Flaubert)

También te puede interesar 7 obras esenciales de Jean-Paul Sartre.

Claudia Gómez Molina
Claudia Gómez Molina
Graduada en Literatura y Humanidades de la Universidad de los Andes (2009), realizó cursos de traducción literaria con las asociaciones de traductores colombiana y mexicana, ACTTI y AMMETLI, y de traducción oficial en la Universidad Javeriana (2017).