El arte de vencer se aprende en las derrotas


Fabián Coelho
Fabián Coelho
Licenciado en Letras

Qué significa El arte de vencer se aprende en las derrotas:

La frase “el arte de vencer se aprende en las derrotas” es atribuida a Simón Bolívar, mejor conocido como el Libertador, una de las figuras más sobresalientes del proceso de emancipación americano. Significa que los reveses constituyen una parte importante de la experiencia humana, y que gracias a ellos podremos aprender a salir victoriosos.

Simon Bolivar

Es una frase muy emblemática, considerando la cantidad de batallas que libró Bolívar a lo largo de su vida en todos los frentes (político, militar y personal), y teniendo en cuenta las innumerables derrotas que experimentó a lo largo de más de veinte años entregados a la lucha por la causa de la libertad en América.

De allí que se considere como una frase motivacional, que llama a la capacidad de resiliencia, de sobreponerse a las derrotas y continuar en la lucha por nuestro objetivo. Asimismo, es una afirmación sobre la importancia de la experiencia a la hora de trazar una estrategia militar exitosa. Además, es una frase con un profundo sentido histórico por lo que significó, pues otorgó a Bolívar la capacidad para conseguir la victoria final: la libertad de los pueblos americanos y el derecho a decidir por sí mismos su futuro.

Análisis de la frase

La frase “el arte de vencer se aprende en las derrotas” es una frase que refleja la profunda experiencia militar de Simón Bolívar, quien vivió algunos de los años más turbulentos de la historia americana en el siglo XIX, cuando las naciones americanas pugnaban por independizarse políticamente de la metrópoli española, hasta entonces dueña de un vasto imperio que cubría la mayor parte del continente, desde la parte suroeste de los Estados Unidos, en el norte, hasta la Tierra del Fuego, en el sur.

El Libertador no solo vivió, sino que fue actor esencial en la historia de las guerras por la independencia americana, libró cientos de batallas, se enfrentó a los más temibles adversarios locales y externos, fue traicionado y desterrado, perdió innumerables batallas en el terreno político y militar, y vio su proyecto de una gran unión de naciones americanas truncado.

Pero no solo eso. En el terreno personal, Bolívar tuvo que enfrentar otras dificultades: sus padres murieron siendo él aún un niño, su esposa fue víctima fatal de la fiebre amarilla a los ocho meses de casarse, y nunca pudo vivir plenamente su amor con la ecuatoriana Manuela Sáenz. Además, sufrió la traición de algunos de sus más cercanos aliados, vivió el dolor del exilio y la soledad, y fue testigo en distintas ocasiones de cómo sus conquistas políticas se desvanecían por la mezquindad de otros.

Pese a todo esto, Bolívar logró siempre levantarse y seguir adelante en sus propósitos libertarios. Se recuperó de las derrotas y de los dolores sufridos. Fue capaz siempre de reformular su proyecto a la luz de las circunstancias, sin nunca dejar de lado su objetivo fundamental: la libertad de los pueblos americanos del dominio del imperio español.

De modo que Bolívar lucharía durante más de veinte años por la independencia, recorrería más de 120 mil kilómetros a caballo (lo suficiente para darle tres veces la vuelta a la Tierra), más de lo navegado por Cristóbal Colón y Vasco da Gama, tres veces lo recorrido por Napoleón en sus campañas militares, y el doble que Alejandro Magno. En una gesta increíble tras su sueño de libertad, Bolívar fue siempre imparable a pesar de los reveses.

Por lo tanto, la frase “el arte de vencer se aprende en las derrotas”, no solo es una frase dicha desde una profunda experiencia con el fracaso en distintos ámbitos de la vida (personal, político, militar, etc.), sino desde la convicción de que la experiencia del fracaso, al ser asumida como lección de vida, va a conducir tarde o temprano a la victoria.

En este sentido, la frase no solo nos llama a ser capaces de sobreponernos a las adversidades, sino también de tener la lucidez para sacar provecho de esos momentos en que nuestros proyectos desembocaron en un fracaso. Solo con la experiencia y la constancia se perfecciona el arte de vencer.

Sobre Simón Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte Palacios y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar, nació en Caracas el 24 de julio de 1783, y murió en Santa Marta, Colombia, el 17 de diciembre de 1830. Fue un político y militar venezolano, y una de las figuras más destacadas del proceso independentista americano ante el Imperio Español. Jugó un rol decisivo en la independencia de Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia. El título honorífico por el cual se le conoce, el Libertador, le fue otorgado en 1813 en la ciudad de Mérida, Venezuela. El legado político de Bolívar es reconocido y venerado en diversos países de Latinoamérica, en algunos de los cuales se ha convertido, incluso, en objeto de veneración nacionalista.

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes. Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.